• Hoy 21 - Zárate - 11.8° / 12.1°
    • Lluvia
    • Presión 1035.35 hpa
    • Humedad 100%
  • Dictaron sentencia para los asesinos de Lucas Franco

    4/5/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Luego de haber sido liberado, en la medianoche del 25 de abril del 2013, Lucas Franco se hizo presente en la casa de un efectivo de la Policía Bonaerense de apellido Gutiérrez, recriminando haber sido detenido horas antes por un delito que no cometió y por el cual recibió diferentes agresiones físicas dentro de la dependencia policial. Allí se produjo un fuerte intercambio de palabras, donde abundaron los insultos y las amenazas.
    Minutos más tarde, según estableció la investigación llevada a cabo por la Fiscalía Nro. 1, Alba Gutiérrez, Sargento de la División Caballería de Campana e hija de Gutiérrez, se dirigió con sus dos hermanos –Franco y Jonathan Gutiérrez-, al domicilio de Lucas Franco. Al llegar, irrumpieron en la vivienda revolviendo y rompiendo todo a su paso y, como si no hubiera sido suficiente, le acertaron ocho puñaladas a Lucas, dejándolo desangrar y terminando con su vida. Según fuentes allegadas a la investigación, Gutiérrez, padre de quienes llevaron a cabo el asesinato, también se encontraba presente en la zona, cubriendo el accionar de sus hijos aunque no se encontraron elementos probatorios al respecto.
    En la causa figuran como imputados los tres hermanos: según pudieron establecer, tras la irrupción en la casa de Lucas, Alba Gutiérrez amenazó con su arma reglamentaria a un hermano del joven y a un amigo, que se encontraban en el lugar en ese momento, dejando al joven sin ningún tipo de defensa y configurándose como partícipe necesario del crimen. Jonathan, quien hasta el momento se encuentra prófugo, sería quien habría propinado las puñaladas que pusieron fin a la vida de Lucas, mientras que Franco, el tercer hermano, efectuó una serie de golpes con una cadena sobre el cuerpo de Lucas, dejándolo inmóvil.
    Luego del hecho, los atacantes abandonaron la vivienda. El joven perdió mucha sangre y los vecinos señalaron que la ambulancia tardó más de una hora en arribar al lugar. Lucas murió antes de llegar al hospital.
    La causa fue caratulada como “Homicidio agravado por alevosía” y, días atrás, el Tribunal en lo Criminal de Zarate-Campana que llevaba a cabo el juicio dictó sentencia para Alba y Franco Gutiérrez, con penas de 11 y 10 años respectivamente. Franco Gutiérrez, se encuentra en prisión, pero su hermana, goza del beneficio de prisión domiciliaria hasta que, la sentencia quede firme y la condena se haga efectiva.
    “Diez y once años no son suficientes, pero más de eso no les van a dar”, expresaron desde la familia.

    Nuestras oficinas