• Hoy 17 - Zárate - 24.1° / 25.4°
    • Nublado
    • Presión 1024.4 hpa
    • Humedad 63%
  • “Estar a cargo del hospital es un desafío muy grande”

    7/5/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    A principios de marzo, se llevó a cabo en el Hospital Zonal Virgen del Carmen un cambio de autoridades, por el cual el Dr. Miguel Ángel Lotti pasó a desempeñar actividades dentro del Ministerio de Salud, mientras que en su lugar asumió la Dra. Rosana Núñez.
    Esta renovación se produjo en medio de un tenso clima en torno a los servicios que presta el establecimiento, donde las controversias radicaron en reclamos acerca de la falta de insumos, y coberturas en las guardias y deficiencias en la atención.
    En medio de esa vorágine que ponía en jaque al sistema sanitario local, Rosana Núñez tomó el mando a través de la Dirección Ejecutiva del hospital, luego de la designación del Ministro de Salud Bonaerense, Alejandro Collia. Previamente, Rosana había cumplido funciones dentro de la Secretaría de Salud del partido de Escobar pero, desde hace cuatro años, se encuentra de licencia tras pasar a ocupar un cargo dentro del Ministerio de Salud.
    “Estar a cargo del hospital es un desafío muy grande, una responsabilidad enorme, pero con muchas ganas. Me he encontrado con una gran cantidad de trabajadores que realmente tienen puesta la camiseta del hospital público”, explica la flamante Directora.
    Actualmente, el establecimiento cuenta con una plantilla de alrededor de 500 trabajadores y, al tratarse de un grupo de trabajo tan grande, según explica Rosana, en un comienzo existió cierto cuestionamiento a su designación, al no tratarse de un profesional residente en Zárate, ya que se encuentra radicada en Escobar: “Les expliqué que quien tiene la patria potestad de elegir a sus directores es el Ministro, y que a veces, una mirada de afuera puede resultar más objetiva”.
    Estado del Hospital
    Desde fines del año pasado, la mirada mediática y social se posó sobre el Hospital Zonal Virgen del Carmen, tras una serie de casos en los cuales la Justicia continúa trabajando, a fin de establecer la existencia o no de irregularidades en el servicio. Consultada sobre la situación del nosocomio local al momento de su asunción, Rosana explicó: “Soy una persona muy exigente en mi modo de trabajar, en salud no se puede esperar hasta mañana. Tal vez estaban acostumbrados a trabajar a otro ritmo y no me conocían. Hoy por hoy estoy muy contenta con todos los trabajadores y siento un apoyo muy grande”.
    Hace algunas semanas, el ministro Collia visitó la ciudad en el marco de la firma de un convenio de trabajo conjunto con la Municipalidad, para colaborar y articular la gestión de la atención primaria con el segundo nivel. Por otra parte, se iniciaron trabajos mancomunados en lo que refiere al área administrativa del establecimiento, tras la designación de un grupo de trabajo por integrantes de la gestión municipal que, junto a la Directora, acompaña en la dirección y realiza tareas organizativas y de recursos humanos. Uno de los mayores cuestionamientos al funcionamiento del hospital, recaía sobre la ausencia de diferentes profesionales y empleados en sus funciones laborales.
    “Desde el primer momento hice un control estricto sobre el ausentismo, y como marca la ley, después de varios ausentes los intimé por carta documento y se logró la reincorporación de la mayoría, algunos se jubilaron y otros renunciaron. No puedo decir por qué no asistían porque yo no estaba, para el Ministerio figuraba que venía todo el mundo”.
    Otro de los temas tratados por Rosana Núñez, fue la situación de los insumos que despertaron fuertes críticas, tras una serie de entredichos acerca del robo y la falta de los mismos: “Hoy por hoy estamos muy bien con los insumos, era todo falta de gestión. Además, se pudieron completar todas las guardias de todas las especialidades, había un faltante muy grande de médicos, sobre todo de ginecólogos y pediatras, eso es una alegría enorme”.
    Según explica, la regularización de los aspectos críticos del establecimiento despertó en la sociedad una renovada confianza en la atención pública, lo cual se refleja en la concurrencia recibida: “Hoy están casi todas las camas ocupadas, lo cual no pasaba hace un mes atrás”.
    No hay intervención
    Con su arribo al nosocomio, la Directora explica que una de sus fuertes convicciones radica en la apertura de puertas del hospital para todos los sectores que quieran colaborar, pregonando el concepto de que “el hospital es público y de la gente, queremos que se acerquen con ideas y con proyectos”.
    “No vine a intervenir el Hospital, vine a cumplir la función de Directora Ejecutiva. No me pienso ir, vine para quedarme”, sostuvo.
    En este sentido, Rosana explicó que entre sus máximas aspiraciones se encuentra elevar el nivel del hospital a la altura del Hospital El Cruce-Néstor Kirchner, de Florencio Varela, elegido como uno de los cuatro mejores centros de atención pública de alta complejidad de América Latina: “Quiero transformar el hospital, con el Ministerio de Salud de la Provincia y de Nación se puede. Entre todos, se puede.”, concluyó.

    hospital

    Nuestras oficinas