• Hoy 19 - Zárate - 14.7° / 16.5°
    • Lluvia
    • Presión 1024.31 hpa
    • Humedad 96%
  • Granja Renaciendo: Un lugar de inclusión y oportunidades

    9/5/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Desde hace casi un año, un grupo de jóvenes y profesionales de distintas ramas llevan adelante diferentes tareas para la creación de una granja de rehabilitación de adicciones.
    El proyecto, llamado Granja Renaciendo Zarate, tuvo su incipiente inicio en un predio cercano al parque industrial, y la idea busca brindar un espacio de internación para quienes sufran algún tipo de adicción.
    “El programa trata de varias actividades, apoyadas en tres pilares: el primer pilar es terapéutico, donde se trabajará de manera individual, grupal y familiar, basándonos en la psicología social y terapias alternativas. El segundo pilar estará apuntado a la educación para el autoconocimiento de los jóvenes a través del aula que funcionará dentro de la granja, con materiales audiovisuales, clases y distintas filosofías como el budismo o la cabalá. Como tercer pilar, los jóvenes tendrán una capacitación a través de diferentes talleres, como soldadura, carpintería o mecánica, con una verdadera salida laboral que les permita la reinserción laboral y social a través de un proyecto propio”, explica Juan Ignacio Pastore, presidente de la asociación civil.
    Tomando como modelo distintas instituciones que trabajan en el tratamiento de las adicciones, el grupo de jóvenes se compone por profesiones, gente con oficios y pacientes en recuperación.
    Para poder financiar el proyecto, el grupo, que ya cuenta con personaría jurídica, gestionó el acceso al programa nacional Recuperar Inclusión, pero para poder iniciar los trabajos de construcción y así brindar un mejor servicio, la organización debe contar con un terreno, el cual será cedido por la municipalidad, por lo cual solo restan los tramites de cesión para dar el inicio formal a la iniciativa.
    El programa Recuperar Inclusión, fue originalmente pensado desde el SEDRONAR y articulado con los Ministerios de Desarrollo Social, Educación, Salud, Justicia y Planificación Federal. La iniciativa busca la recuperación, tratamiento y prevención de adicciones, a través de una inversión de 1.993 millones de pesos en la construcción de Centros Preventivos y Casas Educativas, y que incluirá a su vez a más de 25.000 personas dentro de su estructura.
    “La cesión del terreno nos va a permitir tener lugar fijo y acorde para el tratamiento”, explican los impulsores del proyecto. El lugar, hospedaría en la metodología de internación, alrededor de 30 personas en su inicio, con posibilidades de ampliación a futuro. En este sentido, el programa funcionaria a puertas abiertas, es decir, que cada paciente podrá retirarse cuando lo desee.
    El grupo de trabajo está compuesto por un Licenciado en Administración, una Psiquiatra, una Psicóloga, una Psicóloga Social, un Licenciado en Educación Física, una Licenciada en Nutrición, cuatro Operadores Terapéuticos y cinco Talleristas. En la granja, los profesionales trabajarán en la contención del paciente y de la familia, a través de la información sobre la enfermedad, con una asesoría que continuará aun durante la reinserción.
    El predio gestionado con la municipalidad, y por el cual ya existe un compromiso de colaboración entre la ONG y las autoridades, está ubicado en el Paraje Ortiz, en la zona de Escalada. Se trata de un terreno lindero al que actualmente utiliza la organización y allí, se construirá un taller de 600m2, un salón de usos múltiples de 200m2 y seis habitaciones con baños. Si bien tanto la construcción como el equipamiento se encuentran contemplados bajo la financiación del programa, Mariano Carles, secretario de la organización, explica que “la idea es que haya unidades productivas dentro del proyecto, para que a mediano y largo plazo sea autosustentable con los propios recursos”.
    “La problemática con las adicciones es clara, hay una vacante en la ciudad. Cuando busqué ayuda fui al CPA y me ofrecieron una charla de 20 minutos semanales, y cuando la adicción esta avanzada eso no es efectivo”, sostiene Mariano, quien tiene el oficio de soldador y también ejerce como Operador Terapéutico.
    Según estimaron, una vez adquirido el terreno, en un plazo de diez meses el establecimiento ya podría funcionar de manera plena, en lo que respecta a la primera etapa, ya que esperan poder continuar con ampliaciones en su capacidad. En este sentido, aseguraron que también realizaran capacitaciones y charlas en colegios y distintas instituciones en la ciudad, compartiendo experiencias de vida, utilizando el testimonio como herramienta fundamental para la prevención.

     

    Nuestras oficinas