• Hoy 17 - Zárate - 5.3° / 7.8°
    • Despejado
    • Presión 1031.91 hpa
    • Humedad 81%
  • “El sacerdocio es algo que uno lleva de por vida”

    1/6/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Ayer por la tarde la comunidad parroquial de Villa Massoni le preparó al sacerdote Osvaldo Montferrand una despedida, en agradecimiento a los últimos cinco años al frente del templo.
    El obispo le propuso a “Monfe” dejar la parte administrativa y organizativa de la parroquia de Villa Massoni tras cumplir los 75 años de edad. Si bien Montferrand es muy activo existe un límite dentro de la Iglesia para la jubilación de los sacerdotes.
    En resumidas palabras, no estará más a cargo de una parroquia pero seguirá vinculado a temas como Doctrina Social de la Iglesia, visitando enfermos en el hospital, con sus colaboraciones en medios de comunicación locales y difundiendo, sobre todo, las palabras del Papa Francisco, alguien a quien Montferrand admira mucho.
    El obispo había adelantado que para fines de mayo estaría designado el nuevo sacerdote en Villa Massoni, sin embargo aún no hay nadie para reemplazar al Padre Osvaldo.
    “Parece que se ha demorado este nombramiento. Sé que muchos vinieron a despedirse pero no se van a poder librar tan fácil de mí”, bromeó Montferrand al finalizar la misa.
    Luego, todos los fieles no dudaron en cantar al unísono “el padre no se va, el padre no se va”.
    “Todo esto tiene algo muy lindo también. En principio todos crecemos, podemos seguir haciendo cosas pero uno no puede seguir haciéndolo de la misma manera. Por eso la etapa de relacionada a la parte administrativa y organizativa de esta parroquia se terminó. La otra parte, la de ser sacerdote, sigue igual; porque el sacerdocio es algo que uno lleva de por vida. Entonces esa parte seguirá igual. Otra de las cosas que no cambiará es la ciudad, me preguntaron si tenía algún tipo de predilección y yo les dije que me quería quedar en Zárate por el hospital”, expresó el Padre Osvaldo.
    Cabe recordar que él es capellán del hospital, y realizar visitas diarias al hospital todos los días, dando la unción a los enfermos y manteniendo una asidua relación con los pacientes internados y sus familias. De hecho ya es costumbre la visita matutina, bien temprano en la mañana, del Padre Osvaldo al hospital.
    “Agradezco a Dios estos últimos cinco años por haber podido estar acá y ayudar. Yo vi poner la piedra fundamental de esta parroquia y luego me tocó hacer todo el recorrido, hoy como sacerdote de aquí. Qué bueno que estos últimos los haya compartido con esta comunidad parroquial y en lo que podamos nos seguiremos ayudando”, compartió.
    Como cierre de la jornada, se hizo un brindis en homenaje a “Monfe” y los fieles le entregaron un obsequio.

    46 años predicando la Palabra de Dios
    El pasado 22 de diciembre el sacerdote Osvaldo Montferrand cumplió 46 años predicando la Palabra de Dios.
    El Padre Osvaldo hizo historia en la parroquia María de Nazareth de Villa Fox, donde fue párroco por muchos años y en dos etapas, la última de 18 años ocupando el lugar del Padre José María Jaime. Se ordenó como sacerdote en el año 1968 en Medellín, Colombia, y desde aquel entonces comenzó a trabajar.
    El 20 de marzo del 2010 fue nombrado como sacerdote de la Parroquia Nuestra Señora de Luján de Villa Massoni, por expreso pedido de él para continuar su labor al frente de otra sede parroquial.
    “Monfe” desde muy joven se acopló al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, que se trató de un movimiento carismático dentro de la Iglesia Católica argentina que intentó articular la idea de renovación de la Iglesia subsiguiente al Concilio Vaticano II con una fuerte participación política y social. Este movimiento estuvo formado, principalmente, por sacerdotes activos en villas miseria y barrios obreros, entre 1967 y 1976 referenciados en Carlos Mugica, en Capital Federal. Y “Monfe” fue uno de ellos en esta zona.
    A partir de 1976 fue enviado a Francia y al comenzar la década del ochenta regresó.
    Estando al frente de Villa Fox realizó trabajos de albañilería en diferentes capillas de barrios aledaños que eran parte de la jurisdicción de María de Nazareth. De hecho la parroquia de Villa Massoni tuvo una remodelación total del frente del templo y otras parroquias del barrio tuvieron un mejor mantenimiento. Todo este trabajo lo hizo con los propios vecinos del barrio y no descuidando sus labores eclesiásticos.
    A principios del año 2008 el por entonces Papa Benedicto XVI, lo nombró “Capellán de su Santidad”, y por ende miembro de la Familia y de la Capilla Pontificia.
    Actualmente también se encuentra desempeñando el rol de asesor latinoamericano y nacional de “Vida Ascendente”. Es más, recientemente estuvo en un encuentro que reunió a todos los países andinos de América Latina en octubre del año pasado en Machala, Ecuador. Esta labor es desarrollada por Osvaldo desde hace más de treinta años, acompañando a todos los grupos del movimiento “Vida Ascendente” en Argentina y en Latinoamérica.
    Tras su alejamiento de Villa Massoni, Osvaldo Montferrand vivirá en la iglesia céntrica de Nuestra Señora del Carmen y desde allí continuará trabajando en todas sus actividades sacerdotales.

    El padre Osvaldo Montferrand.

    El padre Osvaldo Montferrand.

    Nuestras oficinas