• Hoy 21 - Zárate - 16.1° / 16.3°
    • Lluvia
    • Presión 1030.8 hpa
    • Humedad 91%
  • “Para crecer, se necesitan reglas claras y políticas industriales a largo plazo”

    30/6/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La región va consolidando aceleradamente un polo industrial, portuario, logístico y comercial muy atractivo para alentar nuevas inversiones
    de capital en parques industriales y logísticos, grandes emprendimientos industriales, comerciales, desarrollos inmobiliarios y hoteleros.
    A pesar del potencial de la región, de su crecimiento exponencial en las últimas dos décadas, las comunidades no se han desarrollado
    de acuerdo a esta realidad. Son notables los desequilibrios. Sus ciudades muestran carencias evidentes en materia de vivienda, servicios, salud, educación, desarrollo hotelero, áreas de esparcimiento, proyectos comerciales de envergadura, entre otros.
    En una primera aproximación a interpretar esas contradicciones, surge una serie de entrevistas periodísticas
    a empresas y desarrolladores de la región. Hoy continuamos con JuSa SA y Avila Argentina SA.

    JuSa y Avila Argentina son dos de las Pymes más importantes del corredor de la Panamericana, en Campana, por sus años de experiencia en el montaje de cañerías y estructuras para industrias. Su cartera de clientes habla por sí sola, y hoy ambas firmas recorren el país en diferentes obras. JuSa también se especializó en construir las estructuras metálicas para las paradas de colectivos que hoy vemos en Vicente López, Capital Federal y también en Zárate.

    Juan Sajnín, Fundador de JuSa SA y Avila Argentina SA :“Para crecer, se necesitan reglas claras y políticas industriales a largo plazo”

    Juan Sajnín es el fundador de ambas empresas. Campanense, egresado del Colegio Industrial de Zárate y con una amplia experiencia; no solamente en el rubro sino también en cuanto a las actividades de las PyMe como presidente de la Unión Industrial de Campana.

    ¿Cómo fueron sus comienzos en esta actividad que lo llevó a consolidar una PyMe de estas dimensiones?
    Yo soy Técnico Mecánico, egresado del Colegio Industrial de Zárate, y la verdad es que no pude seguir estudiando a nivel terciario por la situación económica de mi familia. Recuerdo con mucho cariño aquellos años del colegio, cuando había profesores con verdadera vocación y había un nivel extraordinario. En aquella época dedicaba medio día a estudiar y el resto a realizar prácticas en un taller.
    Luego, en el año 79 arrancamos con la empresa JuSa, con el objetivo de realizar montajes industriales. Trabajamos mucho con Ciba-Geigy en los inicios, luego en el incipiente Polo Industrial de Bahía Blanca y en otros proyectos por todo el país. También para Toyota, Loma Negra, montamos una empresa en Cañuelas, un laboratorio, realizamos proyectos con Cabot y Pasa. Al rubro de cañerías y estructuras metálicas para industrias le agregamos el montaje de plantas, luego de que mi hijo Fernando se recibiera de arquitecto. Hoy tenemos un taller de casi 5 mil metros cuadrados en el kilómetro 69,500 de la Ruta Panamericana. En el 2006 inauguramos la primera planta de granallado (método que se utiliza para limpiar, fortalecer, llamado `peening´, o pulir el metal). Certificamos las normas ISO 9001 y 14001 y seguimos creciendo. Tuvimos un gran desarrollo junto a Toyota Argentina y siempre decimos que a nuestros clientes los llamamos socios. Tenemos esa filosofía de trabajar y aprender con todas las empresas con las que trabajamos.

    ¿Cómo surge, luego, Avila Argentina?
    En el año 2008 decido hacer un traspaso generacional de la empresa JuSa a mi hijo y comenzar a dedicarme a una empresa de fabricación. Así surge Avila Argentina, que lleva el nombre de mis tres primeras nietas Avril, Violeta y Lara. Hoy con esta empresa continuamos con la fabricación seriada de los módulos de embalaje para la exportación y el traslado de autopartes; y también en la construcción de rejillas industriales. Ahora tenemos un encargo de 8 toneladas de rejillas metálicas para una obra en Salta. La planta de Avila Argentina funciona al lado de la de JuSa, nosotros con unos 4 mil metros cuadrados y JuSa con 5 mil metros cuadrados.

    Usted hizo referencia a su vinculación con Toyota Argentina: ¿Cómo comenzó este vínculo?
    En el 2002 tuvimos la visita de japoneses para encargarnos la construcción de unos módulos de embalaje para transportar las autopartes de Toyota a Venezuela. Justo en plena crisis del año 2002. Se trataba de un proyecto de siete años; del cual nos llevó un año confeccionar la propuesta técnica y económica; otro año para que Toyota seleccione proveedor y, luego de elegirnos, tuvimos otro año más para desarrollar el proyecto en sí. Recién comenzamos a producir en el año 2005 y fue una experiencia muy enriquecedora. Aprendimos mucho con Toyota porque tuvimos la voluntad de aprender y la visión de trabajar a largo plazo con una empresa que lleva a cabo este tipo de políticas. Luego ampliamos el abanico y hoy trabajamos con Honda, Ferrozider, Sullair y Grupo Carraro. De hecho desarrollamos mucho los racks en donde se trasladan las autopartes; mejorando la capacidad de trasporte y redundando así; en la optimización de los costos.

    Como empresario ha sido un activo presidente de la UIC ¿Cómo evalúa esa experiencia?
    En el año 2009 asumí como presidente de la Unión Industrial de Campana y fue una experiencia muy enriquecedora. De 30 empresas socias llevamos ese número a 130. Muchas de ellas vieron movimiento y comenzaron a acercarse. A raíz de esto, tuvimos mucho trabajo junto a quien era el presidente de la Unión Industrial de Zárate, Eduardo Campos. Fue con él, precisamente, con quien comenzamos a organizar los seminarios y las exposiciones industriales en Sofitel; buscando algo clave para el sector industrial, reunir a las pymes y a las empresas grandes para su complemento y vínculo laboral. Muchos me decían que esto era negativo porque las grandes industrias conocían a Pequeñas y Medianas Empresas nuevas que podían llegar y sacar el trabajo a otras locales. Y yo les comentaba que había que perder el miedo a la competencia; porque si uno es eficiente y apuesta al desarrollo siempre va a terminar ganando.
    Hoy sigo en la comisión directiva de la Unión Industrial de Campana, aunque en un lugar secundario, dado que creo que las dirigencias institucionales deben renovarse continuamente.

    Educación
    Creo que se ha degradado mucho la educación en los últimos años. Cuando planteo esto en algunos foros me responden hablando del Neoliberalismo; pero siempre les recuerdo que muchos de los que están hoy en cargos gubernamentales estuvieron en aquella época. De hecho Scioli estaba con Menem cuando se modificó la Ley de Educación en el año 97, con la transferencia de la Nación a la Provincia y la aplicación del Polimodal, un modelo que había fracasado en España. Y los que levantaron la mano para aprobar esa ley siguen gobernando en la actualidad.
    Entonces el problema que tienen hoy el 80% de las empresas- tanto las grandes como las pequeñas y medianas- es que no hay educación para la industria. Se terminaron las escuelas de oficios y los planes para poder hacer las prácticas de los estudiantes; dado que las leyes laborales actuales no brindan la cobertura para enseñarles los oficios a los jóvenes in situ. Yo a los 14 años iba a aprender a un taller de mecanizado, no cobraba nada, pero aprendía cómo eran las cosas. Aquel rol de aprendiz es lo que se perdió; y quiero aclarar que esto no es trabajo sino formación.
    A esto se suma una cultura del trabajo con escasa responsabilidad para cumplir horarios, problemas de presentismo y de respeto por lo que se hace. No lo digo de todos sino de una gran parte de la sociedad que aspira a involucrarse en el mercado del trabajo o que ya está trabajando. Nosotros tenemos cada vez más requerimientos para tomar gente y cuando contratamos a alguien para que aprenda el oficio, de buena fe y cumpliendo con todas las leyes, sucede que la persona comienza a faltar o, en el peor de los casos, se lastima. Y allí es cuando entran los abogados, los juicios laborales y todos los reclamos. Este mecanismo, muy visto en la industria, desalienta al empresario que hoy ya es reticente a tomar gente para formar. Y entramos en un círculo donde es muy difícil la formación y la educación en un marco donde tampoco la educación formal brinda respuestas.
    Por otro lado, en materia de planes sustentables es todo espasmódico. Cuando a alguien se le ocurre instalar escuelas de oficio se dispone de un lugar, se instalan dos máquinas de soldar y quizás ese edificio aún no tenga energía eléctrica; pero ya hicieron toda la presentación y el circo habitual de la inauguración y en definitiva no terminan formando a nadie. En la actualidad hay muchos profesores que tienen voluntad, como en la Escuela Técnica Nº1 de Campana; sin embargo carecen de un acompañamiento concreto de parte del Estado.
    Asimismo, existe un descreimiento de empresarios Pymes en poder colaborar para que las cosas se realicen. Porque, en definitiva, tributamos como corresponde y marca la ley pero ese dinero no retorna en educación. Entonces debemos apoyar a la educación por afuera, complementarla con otras iniciativas.

    Las PyMes y el crecimiento regional

    Con las Pymes hay mucha generación de empleo y mucho compromiso del empresario con sus propios empleados y con la sociedad. Para ello es necesario un Parque PyMe. Más allá de esto, mucha gente piensa que en Zárate y Campana hay trabajo y así se forman los asentamientos. Ahora me pregunto: ¿El hecho de tener tantas empresas multinacionales se tradujo en mejor calidad de vida de ambas ciudades? Creo que la respuesta es no, porque no hay planificación ni políticas a largo plazo.
    Otra iniciativa a desarrollar es el traslado de muchas empresas al Interior del país. Uno camina por el Conurbano y ve tallercitos, empresas chiquitas, a la deriva, como si se instalasen kioscos por falta de políticas en el sector industrial y apuntadas a las PyMes. Se necesita reunirlas, darle entidad, acercar negocios e integrarlas con las grandes empresas.

    Responsabilidad Social Empresaria

    Juan Sajnin, tanto con JuSa como con Avila Argentina, aporta mucho a las comunidades de Zárate y Campana. Su política de Responsabilidad Social Empresaria generó vínculos con clubes deportivos, parroquias, entidades intermedias y diferentes instituciones de Zárate y Campana. “Yo estoy muy comprometido con la sociedad dado que quiero un cambio para Zárate y Campana”, agregó Sajnin.

    Parque PyMe: un proyecto “utópico”

    Es necesario un Parque Pyme. Lo mío es algo utópico pero quiero demostrar que se puede hacer. Para ello adquirimos un predio de 30 hectáreas en la Ruta 6, a pocos metros de la Panamericana, con el objetivo de instalar un parque que reúna a pequeñas y medianas empresas de la región en función de su desarrollo. Allí estas empresas podrán tener una mayor superficie, más tecnología y lograr mayor productividad, con los servicios esenciales de un parque industrial Pero para eso se necesita un proyecto de país y la decisión política de funcionarios y de los propios empresarios Pymes. Cuando hablamos de falencias en recursos humanos también hablo de la falencia que existe en los propios empresarios. El empresario es un emprendedor por excelencia y hoy veo que muchos empresarios PyMes se miran el ombligo porque tienen una o dos empresas y están bien, cómodos. Creo, en cambio, que hay que buscar permanentemente el crecimiento y la generación de nuevas alternativas. Hay que tener voluntad de crecimiento, no hay que esperar un viento de cola.
    Por otro lado, hay muchos otros empresarios que tienen las ganas pero le faltan las posibilidades. Y para ellos debe haber políticas estatales que fomenten su desarrollo en el marco de un plan maestro a treinta años que reúna a todas las Pymes y le otorgue un lugar para instalarse y todos los beneficios para su crecimiento.

    Parada de colectivos

    En el 2005 nos contactó una persona para hablarnos del mobiliario urbano de la Ciudad de Buenos Aires. Nos interesó la idea y nos involucramos, también guiados por la idea del desarrollo como empresa. Finalmente en el 2012 comenzamos a construir un tercio de las paradas de colectivos de Buenos Aires. Con JuSa hicimos el centro de transbordo de Retiro y de Ciudad Universitaria, recientemente inaugurada. También colocamos el mobiliario urbano de Vicente López, en el año 2008, y actualmente estamos haciendo lo propio con el municipio de Zárate en la avenida Lavalle y Antártida Argentina.

    Juan Sajnín.

    Juan Sajnín.

    La planta de Avila.

    La planta de Avila.

    JuSa, entre otras tareas, construye paradas de colectivos.

    JuSa, entre otras tareas, construye paradas de colectivos.

     

    Nuestras oficinas