• Hoy 17 - Zárate - 5.3° / 7.8°
    • Despejado
    • Presión 1031.91 hpa
    • Humedad 81%
  • Los jardines y la glicina del Museo Quinta Jovita

    1/7/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La antigua casona ubicada en la calle Ituzaingó 278 que perteneció a Manuel José de la Torre y que fuera construida en el último tercio del siglo XIX es uno de los pocos ejemplos arquitectónicos de aquella época que aún se conservan en nuestra ciudad. Por sus características singulares y por el papel que desempeñó la familia propietaria en la historia de la ciudad y de la provincia, fue declarada monumento histórico provincial.
    Desde 1995 es la sede del Museo y Archivo Histórico Municipal “Quinta Jovita” y conserva para los generaciones presentes y futuras un fragmento invalorable de nuestro pasado. Este lugar cuenta, además, un valor adicional, los jardines circundantes que contienen una interesante variedad de especies vegetales, entre ellas, una añosa glicina que data de las últimas décadas del siglo XIX y que ha dado el nombre al patio trasero donde se suelen realizar actividades en época estival. En razón de ello, el prof. Sergio Robles, responsable del Museo, ha informado que se han llevado adelante una serie de tareas destinadas a preservar de la mejor manera posible esta especie centenaria, contando con el asesoramiento ad-honorem del ing. Jorge Pelloli. Asimismo se ha colocado un cartel referencial que da cuenta de la antiguedad de la especie y de los acontecimientos de la que fuera testigo, como las visitas del prócer Domingo Faustino Sarmiento, en las tardes de verano de 1885, las celebraciones familiares, algunas que contaron con la animación del payador Gabino Ezeiza, o el abrazo que le diera a su enorme tronco, en 1967, aquel pariente lejano de la familia que fue el escritor Jorge Luis Borges. El texto dice: “ GLICINA HISTÓRICA. Esta glicina ha sido testigo de las visitas del prócer Domingo F. Sarmiento, de los recitados del payador Gabino Ezeiza, en 1901, y del abrazo que diera a su añoso tronco el escritor Jorge Luis Borges cuando visitó la casona en 1967”.
    Por otro lado, un sector del jardín lateral izquierdo ha sido identificado con el nombre “El Rincón de Josefa”, en recuerdo de Josefa Cristando de Andrade, quien fuera por muchos años servidora y jardinera de la familia Pérez de la Torre y, luego, una activa colaboradora del Museo.

    jovita

    Nuestras oficinas