• Hoy 21 - Zárate - 17.8° / 18.6°
    • Despejado
    • Presión 1030.83 hpa
    • Humedad 50%
  • “Buscamos asegurar la formación técnica-tecnológica y del ciudadano”  

    11/7/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Entrevista con Mabel Formigoni, Directora de la Escuela de Educación Técnica Nº 4 de Zárate.

    La Escuela Técnica Nro. 4 tiene como antecedentes históricos a la Escuela de Aprendices Operarios del Arsenal fundada en 1928 y la “Escuela Técnica Básica” creada en 1979 la cual cerró sus puertas en 1998, con su última promoción.
    Durante todo este tiempo los egresados de la escuela eran reconocidos tanto por su desempeño laboral como por su continuidad en estudios superiores. En esos tiempos el decir: “soy de la Escuela Técnica Básica del Arsenal Naval”, era una carta de presentación que le aseguraba al egresado un puesto de trabajo. Motivo por el cual constantemente la comunidad local manifestó la necesidad de la reapertura.
    En el año 2004 se aprobó el Proyecto de Declaración, solicitando la reapertura de la escuela en su nivel Polimodal. Un año más tarde, y por Convenio entre la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia y el Estado Nacional- Armada Argentina, reinició sus actividades la “Escuela de Educación Técnica N° 4 de Zárate” en el predio de la Base Naval de la Armada Argentina, cuya directora es desde 2006 la ingeniera Mabel Formigoni, responsable que la escuela haya recuperado su valor e importancia en el último tiempo.

    La escuela
    Actualmente cuenta con un plan de estudios de siete años, con jornada de doble escolaridad. Al igual que toda escuela técnica tiene un ciclo básico de 3 años y otros 4 de nivel superior. En el último año trabajan las relaciones con las empresas y las denominadas “prácticas profesionalizantes”; tanto internas- en la escuela- como externas, en las plantas industriales. El título que entrega es Técnico Electromecánico, acompañado de diferentes certificaciones que los alumnos logran en base a las prácticas profesionalizantes que realizan en el último año.
    Hoy el establecimiento tiene una matrícula de 550 alumnos, que se dividen en tres cursos durante los tres primeros años. Un promedio de entre 35 y 39 alumnos en cada curso. Luego hay dos cuartos, dos quintos, dos sextos y dos séptimos en los años superiores. A la par de ellos, la escuela tiene un plantel de 108 docentes. Además de las actividades curriculares también priorizan el deporte, preferentemente hockey, donde se trabaja el compañerismo y el trabajo en grupo. Realizan deportes náuticos mediante convenios con clubes locales, visitas a lugares históricos y a distintos tipos de buques, tanto de la Armada como pesqueros o de transporte.
    En el último año de la carrera los alumnos ingresan al programa de prácticas profesionalizantes o lo que antes se denominaba “pasantías
    Ingresos y vacantes
    La Escuela tiene 100 vacantes anuales las cuales están predefinidas por prioridades. Primero ingresan los hermanos de los alumnos que están cursando; luego hijos del personal de la Base Naval, los recursantes y recién allí se obtiene un número de vacantes para los aspirantes que desean ingresar. Aunque normalmente cuentan con un promedio de 32 vacantes destinadas para los alumnos que provienen de otras escuelas. En caso de que el número de postulantes sea mayor al de las vacantes se realiza un sorteo público en el mes de diciembre. Luego, para todos y de forma obligatoria se desarrolla en el mes de febrero un curso de nivelación y una evaluación con el fin de obtener un diagnóstico en prácticas de lenguaje y matemática.
    Voluntariado y Olimpíadas
    A la par de las prácticas profesionalizantes, los alumnos de 7mo. Año colaboran como “team leaders” en un proyecto denominado “Voluntariado” con los alumnos de 6to. Año. Se trata de un proyecto con características innovadoras, tecnológicas, solidarias y que promueve el trabajo en equipo.
    En el marco del primer “voluntariado” se construyeron hamacas que luego fueron donadas a jardines de la ciudad y a una escuela especial. En cambio, el segundo voluntariado fue superador en el aspecto tecnológico construyéndose una “Conference Bike”, una bicicleta con múltiples asientos, principalmente utilizada para el turismo y como herramienta de creación de equipos en empresas y campus universitarios. En la actualidad están planificando lo que será el voluntariado de este año.
    También la escuela intervendrá, por primera vez, en las olimpiadas de Electromecánica con los alumnos de 6º y 7mo Año y en las Olimpiadas de Matemática “Ñandú”, con alumnos del Ciclo Básico.
    ¿Cuántos alumnos están haciendo las prácticas profesionalizantes?
    Tenemos 11 alumnos que estarían ingresando a Toyota y 4 alumnos ya trabajando en la Verificación Técnica Vehicular. En ciernes tenemos a Terminal Zárate, Quilmes y con Petrobras; todas firmas que se han comunicado con nosotros para tal fin. Contamos con un 70% de alumnos que están realizando estas prácticas profesionalizantes en plantas industriales de la zona mientras que el otro 30 lo hace en la escuela, con las prácticas internas.
    ¿Cómo se seleccionan los alumnos?
    A todos les damos la posibilidad de que pasen por el proceso de preselección con las empresas. Nosotros les damos los datos, realizan las entrevistas, el pre- ocupacional y de allí surge la selección. En realidad todas las empresas siguen interesadas en los alumnos y terminan contratándolos mediante el circuito laboral formal.
    ¿Cuál es la relación de la Escuela con las empresas?
    Tenemos una buena integración con todas las empresas. Por ejemplo con Toyota realizamos un doble trabajo. Por un lado tenemos las prácticas profesionalizantes en planta, por la mañana, y por un tiempo de cuatro horas; de 6 a 10 de la mañana. Luego los chicos vuelven a la escuela para completar el circuito escolar hasta las 18:30 horas. Y por la tarde, a contra turno, tenemos la práctica de Operario Calificado, también en la planta de Toyota, desde las 17:30 a 20:30 horas. El año pasado tuvimos convenios con Quilmes y Terminal Zárate que esperamos continuar este año. Y con la VTV tenemos prácticas desde abril. Por otro lado, con Tenaris tenemos una estructura paralela, que no está dentro de las prácticas profesionalizantes. Con ellos comenzamos una capacitación de 5to, 6to y 7mo con lo que hoy se llama “Gen Técnico”.
    ¿Tienen convenios con la Armada?
    Se ha prolongado el convenio con la Armada por doce años más para la utilización del espacio. Tenemos una excelente relación con todos ellos y con el contraalmirante Germán Cibeira. Debemos respetarnos porque entendemos también que no es fácil tener 550 alumnos, todos los días, y 108 docentes que circulan permanentemente.
    ¿Qué es la autoevaluación institucional?
    Fuimos la única escuela de la Región 11 que tuvo una autoevaluación institucional en el marco del Plan de Formación Permanente de Nación. Este consta de encuestas a docentes, alumnos y equipo directivo. Luego de estas encuestas se obtienen datos objetivos y subjetivos, como por ejemplo si trabajamos en equipo durante todos los cursos y cuál es la relación alcanzada con los alumnos.
    De hecho nos hicieron una devolución y en base a eso reformulamos nuestro proyecto institucional.

    ¿Cómo ve la región y la posibilidad de la inserción laboral de los jóvenes?
    Cuando uno les brinda los elementos a los chicos no los completa sino que termina el trabajo de formación la empresa o el lugar donde se desempeñarán laboralmente. Hay muchas empresas en la zona y hay una realidad; que ninguna escuela está a la altura de la tecnología de la producción empresarial de una multinacional.
    Por otro lado, es esperable que las ciudades de Campana y Zárate establezcan criterios de sostenimiento industrial para las empresas ya existentes y para aquellas que quieran ingresar a este Polo Industrial. Es necesario también fortalecer aún más una red de relación planificada integralmente con el Plan de la Provincia y la Nación.
    Los cambios en Educación, sobre todo en Educación Técnica para acompañar esta movilidad industrial, no son  tan veloces, ni tan simples. La visión de la sociedad respecto de la cultura del estudio y del trabajo muchas veces acompañan pero no en la medida en que se necesita. La conformación de equipos docentes, con recursos humanos y formación técnica- tecnológica, es escasa. Lo mismo sucede en cuanto al equipamiento- a pesar de los Planes de Mejora y el COPRET- que no se acercan en forma completa a las tecnologías de punta. Tampoco tenemos un acompañamiento en materia de infraestructura para generar nuevos espacios donde desarrollar los trayectos formativos, a pesar de los fondos para las reparaciones menores. Finalmente, falta la conformación de equipos de conducción que siguen sin designarse por falta de recursos económicos, como jefes de área, bibliotecarios, pañolero y preceptores. Más allá de todo esto nuestra escuela técnica se sostiene con un proyecto institucional dinámico, un plan institucional de evaluación por rúbricas y un acuerdo institucional de convivencia en el objetivo concreto de formar Técnicos en Electromecánica. Sabemos que nos falta mucho pero buscamos aquellas oportunidades que nos fortalecen y nos acompañan para acortar los tiempos en dar respuestas a nuestros alumnos y asegurar su formación técnica- tecnológica y de ciudadano.

    Mabel Formigoni.

    Mabel Formigoni.

    Nuestras oficinas