• Hoy 23 - Zárate - 18.9° / 20°
    • Despejado
    • Presión 1034.46 hpa
    • Humedad 50%
  • Sería ilegal el cobro de fotomultas hechas hasta julio

    22/7/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El 18 de abril del año 2013, el Municipio firmó un convenio-marco con la Jefatura de Gabinete de Ministros del gobierno provincial para implementar acciones en materia de seguridad vial. El mismo tenía un plazo de duración de cuatro años a partir de la mencionada fecha.
    Fue a raíz de este acuerdo que se instaló un cinemómetro en la Ruta 6, a la altura de Monsanto, y otro en avenida Antártida Argentina, frente al barrio San Miguel. De la misma manera se colocó un equipo de control de violación de semáforos en rojo o invasión de la senda peatonal en avenida Lavalle y Laprida.
    Estos aparatos recién comenzaron a funcionar a fines del año pasado y enero pasado causaron mucho malestar en los usuarios al recibir las primeras infracciones por los elevados montos impuestos y la baja velocidad que hay que circular, por ejemplo, en la Ruta 6 frente a Monsanto (60 km/h). Todo esto fue de público conocimiento e inclusive los propios funcionarios municipales salieron a explicar el alcance de tal acuerdo que les permitía al municipio labrar las fotomultas.
    Sin embargo, tras una investigación del bloque de la Unión Cívica Radical (UCR) y de la edil Irene Guehennneuf, se detectó una irregularidad que dejaría sin efecto las multas realizadas hasta julio de este año. Dicho de otra manera, las fotomultas cobradas antes del mes de julio serían ilegales.
    Este medio tuvo acceso al convenio original, el cual en su artículo séptimo dice expresamente: “que previa aprobación del Ministerio bonaerense se deberá dejar constancia del cumplimiento del extremo previsto en el Artículo 41 de la Ley Orgánica de las Municipalidades”. Es decir, que el Concejo Deliberante debía refrendar este convenio provincial. Lo cierto es que esto último no se hizo y se comenzaron a cobrar las multas sin tener en aval del Concejo Deliberante. Recién el Ejecutivo elevó el proyecto hace 20 días para que sea tratado por el HCD cuando el bloque de la UCR elaboró un proyecto de Pedido de Informes para que el Ejecutivo, entre otras cosas, eleve una copia de la ordenanza de aprobación del convenio suscripto, algo que no estaba. Por lo tanto, se entiende que el convenio no estaba vigente.
    RECAUDACION
    En este marco, el Ejecutivo ingresó al HCD, junto al citado convenio, una ordenanza para ampliar el Cálculo de Recursos de este año, donde les comunica a los concejales que estima recaudar $ 4.700.000 en fotomultas. Dejando en claro que no solamente el municipio está enterado de las fotomultas sino que cobra una gran parte de ellas y las documenta en su presupuesto. Y es el propio Ejecutivo municipal quien anticipa que será destinado para “pavimentación urbana”.
    Por último cabe preguntarse si el convenio recién se elevó al HCD el 30 de junio, y se terminó aprobando el 2 de julio; qué pasará con todos los infractores que ya pagaron su multa a esa fecha, teniendo en cuenta que el convenio carecía de validez al no ser rubricado por el Concejo Deliberante.
    Finalmente la ordenanza que termina por aprobar las fotomultas tuvo once votos a favor, los ocho votos de los concejales oficialistas de Nuevo Zárate más Facundo Ocampo, Leonardo Lignazzi y Leonel Soto. Quienes votaron en contra fueron la Unión Cívica Radical, que ya conocía el proyecto y advirtió al resto de los ediles que se estaban aprobando las fotomultas, el bloque Penzar y el Frente Renovador. Renato López no se encontraba en el recinto en el momento de la votación.

    Los detalles del acuerdo

    El documento afirma que no tiene como finalidad última cobrar multas sino elaborar un plan de Educación Vial, que apunta a la concientización de las personas para que no cometan infracciones de tránsito; no solamente instalar cámara para esperar cobrarlas.
    Por lo tanto plantea un “Plan de de Educación Vial”, en el que se capacitará a funcionarios y agentes municipales de Tránsito en diferentes cursos en la materia y en donde también se los matriculará para el uso de los equipos electrónicos de control e infracciones de Tránsito. Las llamadas “tablets”. En esto el Ejecutivo municipal avanzó pero no es algo que esté en la agenda pública y que en el último tiempo se haya difundido como algo central de la gestión. Entonces se desconocen los alcances del objetivo del convenio.
    También este “Plan de Educación Vial” promovía la realización de cursos de concientización y conocimiento sobre normas de tránsito para los usuarios que desean obtener su primera licencia de conducir o que deban concurrir a nuevos cursos de concientización y conocimiento sobre normas de tránsito y comportamiento en la vía pública. Asimismo, apuntaba a que docentes de escuelas primarias y secundarias del distrito se capaciten para, a su vez, compartir sus conocimientos con los alumnos en los distintos niveles educativos del municipio. Es por ello que obligaba al municipio a elaborar un “Plan de Difusión y Concientización Ciudadana” respecto de las consecuencias reales que acarrean las violaciones de las leyes de tránsito.
    Luego el convenio incorporaba otro actor, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), con la finalidad que esta facultad genere un “observatorio del tránsito zarateño” para marcar puntos conflictivos donde realizar los controles de tránsito. De la misma manera, la universidad debía poner en funcionamiento los sistemas informáticos para escanear y digitalizar todas las actas de infracciones labradas y así tener una base de datos para tal finalidad.
    Una vez establecido todo esto, recién el convenio hablar de la posibilidad de cobrar multas con la incorporación de cinemómetros fijos y/ó móviles, equipamiento tipo observatorio móvil, equipos de control de violación de los semáforos o invasión de la senda peatonal, gabinetes para la rotación de los semáforos, alcoholímetros, etc.

    El cobro de las multas

    Para las “Sanciones”, las partes acuerdan que en función de cobrar las multas realizadas, el municipio adherirá al Sistema Único de Administración de Infracciones de Tránsito Provincial (SACIT) previendo para su ejecución se efectivice a través del Registro Único de Tránsito (RUIT).
    Es por este sistema que un vecino infractor, a la hora de renovar su licencia de conducir, debe abonar las multas sino no podrá obtenerla. De hecho los jueces de Faltas municipales pueden acceder a toda la información del RUIT y del SACIT mediante una conexión de Internet con el Ministerio. Según el convenio firmado, el sistema brindará mediante pantallas simples y con ayudar en línea, toda la información sobre el infractor y sus antecedentes; el vehículo y los datos e imágenes de las infracciones.
    Este párrafo explica claramente que no solamente el municipio sabe de las multas que se labran en todo el territorio zarateño sino que también las puede consultar en función de recibir a los infractores para realizar su descargo.
    Sin embargo, el Municipio decidió no hacerse cargo del cobro de las multas en los juzgados de faltas municipales. Entonces optó, dentro del convenio, para que sea la Provincia quien cobre las multas. Por eso las infracciones vienen con el logo de la provincia y cita al Juzgado de Faltas Provincial, ubicado en la localidad de Tigre, para realizar el reclamo correspondiente.
    Según el artículo 42 de la Ley 13.927 el Municipio recauda un 50% de cada multa realizada y el otro la Provincia. Pero lo contradictorio es que el Municipio no solamente se desliga del problema de tener vecinos enojados haciendo colas para reclamar su multa, sino que también gana en recaudación. Aunque desde la comuna se intentó reveer el sistema de fotomultas, la Provincia no accedió.
    “Como contraprestación de la utilización de los servicios del SACIT se modifica, por el plazo de vigencia del presente, la distribución del ingreso por multa prevista en el artículo 42 de la ley 13.927 cediendo el municipio a la provincia únicamente el 20% del producido de las multas que efectivamente perciba en su ejido municipal. Pero si el Municipio pone a disposición de la Provincia la infraestructura de su Juzgado de Faltas para actuar como Tribunal Provincial Subrogante, el monto a cederle a la provincia será de sólo el 10% del producto de las multas que efectivamente perciba en su ejido municipal”, reza el séptimo punto del acuerdo firmado en abril del 2013. O sea que las fotomultas de Laprida y Lavalle, por ejemplo, el municipio recauda el 90%, cediéndole solamente el 10% a la Provincia.

     

    Advertencia: En la Ruta 6 frente a Mosanto  se debe circular a un máximo de 60 km/h.

    Advertencia: En la Ruta 6 frente a Mosanto
    se debe circular a un máximo de 60 km/h.00

    Nuestras oficinas