• Hoy 26 - Zárate - 15.6° / 19.2°
    • Despejado
    • Presión 1030.51 hpa
    • Humedad 78%
  • Realizarán acto en memoria de Pablo Tonello

    28/7/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Aquel 30 de julio podría ser una fecha completamente olvidable para la familia Tonello, seguramente para cualquiera lo fuera. Pero ellos, no sólo no olvidan, sino que además asumen el compromiso de evitar futuras muertes innecesarias, absurdas.
    Esa mañana del miércoles 30, hace un año, Pablo Tonello circulaba en su bicicleta por las calles de la ciudad de Buenos Aires. Había salido de su casa en Belgrano y se dirigía a su trabajo en Parque Patricios. Nada desentonaba en ese perfecto desorden que cobijan las grandes urbes. Todo se desarrollaba según la rutina, hasta que en el cruce de Federico Lacroze y Libertador, paralelo a las vías del ferrocarril Mitre, la vida lo cruzó con un inescrupuloso que, sin el menor reparo, puso fin a la vida de Pablo.
    Tonello, quien vivió en Zárate gran parte de su vida, se había mudado a Capital donde convivía con su esposa Mayra Rodoni. Con 27 años y apasionado por su profesión, era programador de videojuegos para CMD, donde sus colegas lo recuerdan como “un gran profesional y compañero de trabajo. Su labor como diseñador era muy valorada”.
    En el episodio, Facundo Víctor Ezequiel Sala, el único imputado por el asesinato de Pablo Tonello, lo interceptó con el fin de robarle la bicicleta, tras un forcejeo –según relataron testigos-, el malviviente esgrimió un arma de fuego y le efectuó tres disparo a su víctima, uno de ellos en la cabeza, que le causó la muerte instantánea. Segundos después, Sala huyó del lugar robándole la bicicleta a otra mujer, a pocos metros.
    Tras una intensa búsqueda, fuerzas policiales dieron con el asesino en la ciudad de Concordia, en Entre Ríos. Allí, se había refugiado, luego del pedido de detención dictado por la Jueza de Instrucción Susana Castañera. Se estima que, ante el cerco que llevaba a cabo la policía, Facundo Sala debió mantenerse prófugo en la casa de sus abuelos, pero tras un arduo trabajo de la Policía Federal fue capturado y quedó a disposición del juez de instrucción de la provincia, para luego ser trasladado a Buenos Aires a prestar declaración.
    “Hoy te matan por una bici. Una frase ridículamente espantosa a la que nos habíamos acostumbrado. Nos la habían dicho muchas veces, como seguramente a vos también. “Te matan por una bici”, sonaba tan mal que lo único que pedíamos era que no nos toque. Pero nos tocó”, reza lleno de congoja el comunicado que los padres de Pablo difundieron en las redes sociales, a través del grupo en memoria del joven “Pablo semilla de una nueva generación”.
    Nora y Eduardo, como nadie de la familia Tonello, olvida lo que sucedió. Es que es imposible. Por eso, el compromiso como herramienta de cambio vuelve a hacer su aparición para tratar de torcer una realidad que, aunque el daño ya esté hecho, aun persiste la posibilidad de evitar futuras víctimas.
    El próximo jueves se llevará a cabo en Lacroze y Libertador, un acto en memoria de Pablo Tonello. El pedido que realiza la familia y los allegados es de más prevención para ponerle fin a un flagelo que arrebata vidas sin ningún motivo. Es un acto de memoria, compromiso y concientización. La cita es a partir de las 18 horas y, según informaron desde la familia, esperan una importante convocatoria de allegados a la causa.
    “Nos propusimos transformar su dolorosa muerte en una semilla de esperanza para inspirar conciencia a una nueva generación. Estamos convencidos de que el cambio empieza en cada uno de nosotros”, dice la publicación e impulsa la idea de tomar conciencia, del lado oscuro que oculta comprar objetos robados o de dudosa procedencia, porque debido a esa actividad delictiva, perdió la vida Pablo.

    El lugar donde fue asesinado Tonello en Capital.

    El lugar donde fue asesinado Tonello en Capital.

    Nuestras oficinas