• Hoy 25 - Zárate - 18.8° / 19.5°
    • Nublado
    • Presión 1027.79 hpa
    • Humedad 80%
  • “Monsanto proyecta su expansión productiva con inversiones a largo plazo”

    3/8/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Entrevista con Juan Cruz Valdez Rojas, Gerente de la planta Monsanto Zárate.

    Monsanto se radicó en Zárate en 1956; en principio para la producción y comercialización de plásticos derivados del estireno. Sin embargo al principio de la década del 80, comenzó a formular y envasar agroquímicos en su planta de Zárate, hasta llegar a la producción de herbicidas entre los que se destaca el Roundup®. Hasta mediados de la década del 90 la planta local producía y comercializaba productos plásticos derivados del estireno y agroquímicos simultáneamente pero los proyectos de expansión de Planta finalizaron en el año 2000 con la inauguración de la planta de glifosato, con capacidad de producción de 120 millones de litros equivalentes de Roundup y procesos de última tecnología. A partir de esta última expansión, la planta se volcó de lleno a la producción de Roundup granulado y líquido. Hace un año y dos meses que la planta local tiene nuevo gerente un joven ingeniero industrial que apuesta a mantener una estrecha vinculación entre la empresa y la comunidad.

    ¿Cuál la trayectoria de la empresa en Zárate?
    Hace casi sesenta años que Monsanto está en la comunidad de Zarate y Campana, por lo tanto la integración con ellas es muy grande. Somos una empresa que ha invertido mucho en esta planta, en la que producimos herbicidas para protección de cultivos. Por lo tanto estamos totalmente enfocados a la agricultura y trabajamos para ofrecerles a los productores agropecuarios alternativas de soluciones para mejorar su producción, con el objetivo final de atender una demanda creciente de alimentos. Al final de la cadena está el plato de comida, en el medio están los productores y un poco más al inicio, estamos nosotros que proveemos los insumos y las soluciones para que estos productores aumenten y mejoren la calidad de sus cultivos y al final del día se pueda aguantar esta demanda que viene de una población que está creciendo, pero mayoritariamente de una población que está cambiando los hábitos de consumo; teniendo en cuenta que la tierra cultivable es finita, no existen nuevos continentes a explorar y poder sembrar, sino que lo que esta cultivado ya está, incluso cuando van creciendo las ciudades, las áreas cultivables también disminuyen, por eso es importante eso de hacer más con lo mismo.
    ¿Cuál es la visión o los ejes que guían a la compañía?
    En junio de 2008, Monsanto asumió públicamente su Compromiso de Rendimiento Sustentable, que tiene como objetivo contribuir a aumentar la producción mundial de alimentos en vistas de su creciente demanda, de la limitación de los recursos naturales y el cambio climático registrado. Este compromiso se fundamenta en tres pilares; producir más, semillas mejoradas y prácticas agronómicas para duplicar el rendimiento del 2000 al 2030 en maíz, soja y algodón. Conservar más: Semillas mejoradas y prácticas agronómicas para eficientizar el uso de los recursos clave necesarios para la producción en el año 2030 y mejorar la calidad de vida de los agricultores: Los cultivos mejorados genéticamente están ayudando a los productores a producir más, obtener mayores beneficios y mejorar su calidad de vida, incluyendo más de 5 millones de pequeños agricultores en el mundo. De hecho todas estas soluciones que ofrecemos están en la dirección de una agricultura sustentable en el tiempo y cuando hablamos de sustentable no solo pensamos en el medioambiente sino con todo lo que tiene que ver con la sustentabilidad de un proceso de una industria en el largo plazo. Ahí nace el tercer eje que es mejorar la vida de las comunidades donde nosotros operamos. Y dentro del concepto de sustentabilidad está el concepto de la integración de la compañía dentro de la comunidad. Nosotros insertados en la comunidad Zárate y Campana, pero Monsanto tiene otras plantas en otras zonas más rurales, como puede ser Rojas o Pergamino, e incluso trabaja en zonas rurales a lo largo del país. Generalmente las comunidades que están en esas zonas son pequeñas y dependen mucho de la actividad de la industria. Para nosotros tener una inserción exitosa en la comunidad es un factor fundamental para sustentabilidad de toda la industria a largo plazo.
    Siendo una empresa que está hace tanto tiempo en Argentina, con alrededor de mil empleados directos y casi cinco mil empleados rurales, temporales, es una empresa que esta acá por el largo plazo, por eso la inserción es muy importante. Tenemos planes muy robustos de colaboración con la comunidad.
    ¿Qué proyectos tiene la empresa en su planta de Zárate?
    Casualmente la semana que viene estamos parando una planta para hacer un proyecto de expansión en la capacidad productiva en función de sostener la demanda creciente de nuestros productos. Creemos que habrá alrededor de 200 personas en la parada técnica que iniciaremos. Esta inversión marca que Monsanto considera a la Argentina, particularmente a Zárate y Campana, una zona en la que vamos a seguir desarrollando nuestra actividad en el largo plazo. Si bien la industria agropecuaria es cíclica, las inversiones se piensan a largo plazo.
    ¿Cuál es la región que abastece la planta?
    Está enfocada principalmente al mercado nacional pero también exportamos a los países vecinos, Chile, Paraguay, Uruguay y también hacemos exportaciones a Europa e incluso a Australia, somos una planta que no solamente se enfoca en el mercado local, que es muy importante; hay que tener en cuenta que Argentina es el tercer país a nivel mundial en tamaño del negocio agropecuario, con una perspectiva de crecimiento muy grande. No obstante está enfocado a exportar a distintos países de la región y de otras regiones. Eso para nosotros fue muy importante porque de alguna manera colaboramos con la balanza comercial del país dado que exportamos más de lo que importamos y esto equilibra la balanza comercial en la macroeconomía.

    “LA EMPRESA TIENE ROL SOCIAL”

    “Nosotros entendemos que la empresa tiene que tener un rol social. No concebimos de forma separada lo que es el negocio en sí de la comunidad donde estás, nosotros estamos acá gracias a la comunidad y de alguna manera tenés que devolver. Parte de nuestra estrategia para hacer negocios es devolviendo a la comunidad, integrándose. Es por ello que tenemos programas de Responsabilidad Social Empresaria y un plan de colaboración con escuelas y con ONG’s. Tenemos actividades de voluntarios, donde los empleados se anotan para pintar escuelas o participar de programas dentro de la empresa. La verdad es que emociona cuando vemos a treinta empleados un sábado o un domingo ir a pintar una escuela o, como fue hace poco, un programa de entrenamiento a los bomberos, donde les damos nuestros conocimientos, nuestras instalaciones, nuestros equipos para que ellos se capaciten dentro de la planta.
    Tenemos lo que se llama un programa de “puertas abiertas”, nos gusta que nos visiten y poder contar en primera persona lo que hacemos y que la gente lo vea. Y en este sentido nos visitan muchas escuelas, universidades, clientes o miembros de la comunidad, que vienen, se anotan en ese plan de visitas hacemos toda una recorrida por la planta contando qué es Monsanto y lo que hacemos. La gente se va muy contenta, con una visión más clara de lo que es la compañía y se siente parte de todo esto”.

    ¿Qué es el comité vecinal?
    Tenemos un Comité Vecinal que lideramos nosotros con representantes de la sociedad, donde nos sentamos periódicamente en la mesa y discutimos que está pasando en Zárate y Campana, que se necesita, y ver cómo podemos ayudar y de alguna manera también escuchar a la comunidad y no decir nosotros que le hace falta a la comunidad. Hablaba de estos valores de Monsanto, entonces tratamos de buscar instituciones que compartan esos valores para trabajar en conjuntos. Monsanto comenzó un programa de sponsoreo del club Villa Dálmine, que es un club que trabaja muchos con los chicos, para incluirlos al mundo del deporte y darles esa sensación de pertenencia a un lugar y trabajar mucho con la infancia. Estamos aportando nuestro pequeño granito de arena con el club.

    ¿Cuál es el denominador común que registran en este comité vecinal?
    Escucho mucho la preocupación de la comunidad con el medio ambiente, al ser una zona industrial y al estar compartiendo el mismo lugar con zonas residenciales, siempre la pregunta es cómo gestionamos los residuos, cómo tratamos el agua, cómo tratamos los gases que liberan a la atmósfera y, en ese sentido, Monsanto está certificada tanto en la parte de calidad con las ISO 9000/9001, como en lo que es seguridad a través de las normas OHSAS y las normas de medio ambiente que son las ISO 14000. Tiene todos los certificados, tanto en el tratamiento de agua, vertido de efluentes, vertido de efluentes gaseosos y tenemos un programa muy fuerte de sustentabilidad de recursos que nosotros utilizamos. Tenemos también un programa de reciclaje de bolsas plásticas, de reutilización de bolsas e incluso, cuando no se puede reutilizar, se mandan a proveedores externos que nos ayudan a reciclas esos plásticos para distintos usos.

    LA SEGURIDAD COMO EJE
    Esto es una planta industrial que está en una comunidad con muchas industrias y cercana a zonas residenciales, por eso para nosotros es muy importante la parte de seguridad. Las plantas son muy seguras, tienen procesos internos de seguridad pero también tenemos un sistema de manejo de emergencias, tanto interno, como externo en colaboración con todas las empresas de acá. Tenemos los que se llama un Comité Zonal, que tenemos el orgullo de tener a nuestro representante como presidente. Es un comité que colabora y organiza la reacción ante emergencias, eso es muy importante para nosotros porque consideramos que la seguridad de nuestros empleados es clave.
    Todos los empleados deben tener un abanico de entrenamientos, tanto técnicos como en materia de seguridad. Tenemos planes anuales de recertificación y un sistema de gestión de la capacitación online, donde todos los empleados hacemos cursos presenciales y online en diversas materias. En seguridad, siempre decimos, que los empleados deben volver a su casa de la misma manera en que llegaron, sanos, sin lastimarse. Pero también deben volver a su casa mejor de lo que llegaron. Es por ello que ofrecemos para ellos cursos de seguridad en el hogar. Estamos focalizados en la seguridad dentro del trabajo y fuera. De hecho todos los visitantes que ingresan a la planta miran un video que indica los toques de sirena, los puntos de encuentro en caso de algún tipo de contingencia, y las normas de seguridad básicas para circular dentro de la planta. Esto habla de cómo tomamos nosotros a la seguridad.
    ¿Es un comité que manejan las empresas de la zona en relación con Defensa Civil o algún organismo público?
    Tenemos contacto con la policía, con Gendarmería Nacional y con hospitales. Es una red organizada entre las empresas, para tener una respuesta eficaz en caso de una emergencia que pueda surgir en cualquiera de las empresas o incluso en la comunidad. Monsanto pone a disposición sus recursos, hay unas camionetas en la puerta en caso de emergencia, no sólo en la empresa sino también en la comunidad.

    POLO ESTRATEGICO

    Creo que estamos situados en una posición geográfica- estratégica inigualable, cerca de los centros de consumo más grandes, que en nuestro caso es el campo. Y con rutas nacionales, provinciales que atraviesan este polo y el puente que nos une con Entre Ríos y todo el Litoral. Sin dudas tiene mucho más para crecer. Las inversiones que Monsanto hace van en esta línea de crecimiento y viabilidad a futuro que tiene el polo para crecer.
    ¿Cómo es la relación con los diferentes niveles del Estado?
    La relación con los organismos gubernamentales es muy buena, tenemos relaciones formales y de colaboración con algunas necesidades del municipio. Por ejemplo en el mes de febrero fue el Mundial de Tango y participamos como sponsors. Fue todo un orgullo para nosotros como empresa en un evento de tal magnitud.

    “Monsanto, una de las mejores empresas para trabajar”

    Monsanto emplea a 250 personas en su planta local. La gran mayoría trabajan en la línea de producción y el 80% de sus proveedores son locales. Y respecto a la incorporación de mano de obra no hemos tenido problemas, en líneas generales, con la incorporación de la mano de obra y la formación que las personas traen de afuera.
    Lo cierto es que mucha gente que ingresa a la empresa trabaja muchos años acá; esto hace que la rotación no sea tan grande en todo el personal bajo convenio, de la línea de producción. A raíz de esto tampoco tenemos tanta necesidad de incorporar personas todo el tiempo.
    Por otro lado lo que sí notamos es una diferencia grande entre los conocimientos que trae la persona y el conocimiento que necesitamos que tengan para realizar las tareas de operación que exigimos. Es por ello que aplicamos un plan interno de capacitación exigente. No solamente en los procesos técnicos sino también en materia de seguridad. El objetivo es que todos logren un standard de seguridad.
    Lo mismo nos sucede con los proveedores, los estándares que proponemos en materia de seguridad industrial están por encima de la media del mercado, con lo cual cuando ingresa un proveedor a trabajar necesitamos ir desarrollando, con ellos, una capacitación para alcanzar un standard de seguridad.
    ¿Cuál es el promedio de edad del personal y el cupo femenino?
    El promedio es de alrededor de los 37 años, con lo cual es un promedio joven. Sin embargo en lo que respecta al sector del personal bajo convenio una gran parte ingresan y se jubilan en la empresa; o trabajan muchos años. La verdad es que es un desafío constante ir adaptándose a las generaciones que vienen en pos de continuar creciendo. Trabajamos mucho en mantener equipos diversos de trabajo, porque ahí está la riqueza, y luego está el desafío de incluirlos para lograr objetivos comunes.
    Por otro lado, el cupo femenino en el personal de la línea de producción es nulo porque son todos hombres, debido a las características que los trabajos requieren.
    Sin embargo, en el personal fuera de convenio, o sea administrativo, tenemos un 40% de mujeres. Números muy por encima de la media de otros lugares. Actualmente estamos trabajando en el soporte a la maternidad, respetando las horas de lactancia, siendo flexibles cuando ellas necesitan ir ver a sus bebes por algún problema o ir al médico.
    El sitio “greatplacetowork” realizó un ranking de las mejores empresas para trabajar y Monsanto está en el puesto 12. “Mucha gente quiere venir a trabajar a Monsanto porque es una empresa que se focaliza en la formación y la capacitación de sus empleados, y de la comunidad también. Por ello Monsanto es elegida como una de las mejores empresas del mundo, de Latinoamérica y del país para trabajar todos los años. Creo, además, que la clave está en el ambiente y el clima de trabajo que se genera en función de que el empleado se sienta cómodo y que se lleve a su casa algo positivo. La planta de Zárate es la que tiene mejor clima laboral en el mundo y es un trabajo diario que realizamos. Creemos que la persona que trabaja se siente contenta en todo sentido, segura, en un ambiente ameno de trabajo, y con un amplio desarrollo que recibe en capacitación técnica y en materia de seguridad. La gente viene contenta a trabajar y eso mejora el índice de compromiso de cada trabajador.

    Juan Cruz Valdez Rojas.

    Juan Cruz Valdez Rojas.

    Jornada con Mujeres Solidarias en Acción.

    Jornada con Mujeres Solidarias en Acción.

    Planta ubicada en Zárate.

    Planta ubicada en Zárate.

     

    Nuestras oficinas