• Hoy 14 - Zárate - 29.6° / 33.8°
    • Despejado
    • Presión 1023.64 hpa
    • Humedad 63%
  • Las lluvias afectaron a productores agropecuarios de la zona

    15/8/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Más de la mitad del partido de Zárate está conformado por el sector insular. En los últimos años esta zona aún virgen en muchos rincones ha sido utilizada por productores ganadores para la cría de vacas, ante la gran superficie implantada de soja, y por los apicultores para instalar allí sus panales.
    El titular de la Agencia de Extensión Rural local del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Adolfo Paganini, explicó a LA VOZ el panorama del sector rural e insular ante las últimas precipitaciones.
    “Tenemos muchas zonas agropecuarias afectadas. Hay muchos campos anegados total o parcialmente a raíz de los 400 milímetros de agua que cayeron en la zona, según lo registrado en nuestra estación agrometeorológica”, expresó Paganini.
    Respecto a los cultivos afectados mencionó: “actualmente tenemos lotes de siembra fina con trigo que están inundados. Si bien no es tanta la superficie implantada las pérdidas serán grandes cuando termine de llover y ver bien los daños. Por otro lado, el desborde del Río Areco provocó que todo el sector ganadero esté con bastantes problemas por la falta de disponibilidad de forraje”, agregó.
    En tanto en la zona insular los daños son más evidentes: “los productores ganadores están llevando sus animales a tierra firme porque la sudestada provocó grandes inundaciones y no tienen lugar donde continuar criándolos. Además el pronóstico no es muy alentador para ellos en relación a las lluvias que está habiendo en Brasil y que probablemente toda esa agua bajará por el Paraná. Y los productores de miel también estuvieron afectados porque la abeja, con tantos días de lluvia, no sale a recolectar néctar y por lo tanto no produce miel”, explicó Paganini.
    En definitiva, estas lluvias provocarán magros resultados para el sector que se traducirá en pérdida de producción, en la baja calidad de la cosecha que se pueda comercializar y en la planificación de toda la cosecha anual. De hecho en el sector hortícola están muy preocupados porque las lluvias, además de ahogar y afectar los cultivos, retrasando todo el calendario.
    “Existen dos problemas con estas lluvias; uno directo que es la afectación propia de los cultivos, menor cosecha, menor calidad y el deterioro progresivo de la cadena productiva y comercial. Y otro, indirecto, un atraso importante del cultivo de cosecha gruesa con vistas a la temporada primavera- verano. Estas lluvias deterioran el suelo para lo que viene”, concluyó.

    Uno de los caminos rurales en Paraje El Tatú que contará tiempo volver a transitar.

    Uno de los caminos rurales en Paraje El Tatú que contará tiempo volver a transitar.

    Nuestras oficinas