• Hoy 25 - Zárate - 18.8° / 19.5°
    • Nublado
    • Presión 1027.79 hpa
    • Humedad 80%
  • Peligra la continuidad del club infantil Los Pumitas por reiterados robos

    26/8/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Miembros del Club Los Pumitas, ubicado en Calle 8 y Bernardo de Irigoyen, dialogaron con LA VOZ y manifestaron su preocupación ante el sistemático robo que sufren en las instalaciones deportivas, y que ponen en jaque el desarrollo de la actividad.
    Hace aproximadamente dos meses, desde la Municipalidad le donaron al club alrededor de 130 metros de alambrado, con el objetivo de cercar el perímetro de la cancha donde actualmente asiste un número cercano a los 120 niños.
    Según relató Nelson Sandoval, miembro de la Comisión Directiva del club, el concejal Leonardo Lignazzi también colaboró con materiales para la construcción de baños, ya que el predio no cuenta con ninguna edificación. El predio donde se desarrolla el deporte, fue prestado por un privado, con intervención de la Municipalidad, bajo un contrato que se renueva cada cuatro años.
    Durante el último temporal, un grupo de inescrupulosos aprovechó la ocasión y les robó a los chicos que allí entrenan, cien metros de alambrado y un portón, que se suman a otros robos sufridos algunas semanas atrás, dejando el terreno completamente desprotegido: “En tres tandas nos sacaron todo el tejido. Roban lo que es para los chicos del barrio”, señaló indignado Sandoval.
    El Club Los Pumitas desarrolla su actividad desde hace trece años en el barrio, y sus jugadores –niños y niñas de entre 5 y 14 años-, participan de manera activa del torneo UNI.FI.ZA (Unión de Futbol Infantil Zarateño). Pero además, relata Sandoval, la institución cumple un importante rol social, proporcionándoles a los chicos un lugar de esparcimiento donde se fomenta el deporte, sin importar los resultados, y se apuesta al crecimiento y formación de los niños, favoreciendo la integración y el desarrollo como herramienta de superación de una realidad socioeconómica desfavorable.
    “A nosotros no nos interesa el primer puesto en el campeonato, queremos darles una alegría a los chicos, por eso todos tienen su oportunidad. Nuestro objetivo es que desarrollen el deporte y salgan de la calle”, explicaron.
    Vecinos de Villa Negri a diario relatan que “el barrio se ha vuelto complicado”. Es que desde hace tiempo el accionar delictivo trasgrede y viola los viejos códigos. Ahora, no solo le roban al vecino, sino que también les roban a los niños.
    Aunque el problema de raíz que atraviesa el club es económico, ante la falta de recursos para afrontar los gastos de los reiterados robos, a los miembros que allí desarrollan su actividad a pulmón lo que más les duele es que los mismos que hoy les roban, años atrás se iniciaron en el club. Pero aún existe otra arista para analizar, quizás la más lamentable. En el seno de la Comisión hoy se debate sobre la continuidad de la institución, pues al no contar con un campo de juego en condiciones, las autoridades no saben si podrán continuar en el torneo UNI.FI.ZA.
    “Esto nos cuesta mucho esfuerzo y ellos los venden por 100 ó 200 pesos. Nosotros no podemos comprarlo y si no podemos solventar el problema que tenemos, el club va a quedar disuelto”, se lamenta Sandoval.
    En caso de un posible cierre de la institución deportiva, más de un centenar de chicos quedaría a la deriva sin un espacio de contención y recreación donde poder desarrollar un deporte. Actualmente, el club está siendo sostenido por los miembros de la comisión, pero el aporte voluntario y desinteresado no llega a cubrir los gastos necesarios.
    “Sería muy importante que alguien nos pueda ayudar, con pelotas, y materiales para la actividad. Lo primordial ahora es el tejido”, señalan.
    En caso de poder realizar una donación, los interesados pueden acercarse a Calle 10 1153, o contactar a Nelson Sandoval: “Somos los únicos autorizados a recibir cosas, hay gente que está haciendo pedidos y las cosas no llegan donde tienen que llegar”.

    pumitas

    Nuestras oficinas