Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 10.9° / 11.3°
    • Nublado
    • Presión 1016.55 hpa
    • Humedad 84%
  • Aprobaron el viejo proyecto de la Reserva Natural Urbana

    28/9/2015
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En el año 2011 un grupo de vecinos comenzó a trabajar para proteger y conservar la riqueza natural, paisajística y cultural del predio de 63 hectáreas situado entre el Río Paraná, la Base Naval, las barrancas detrás del club Belgrano y Parque de la Cruz, sobre calles Maipú y 3 de Febrero. La idea, precisamente, era crear una reserva natural urbana en todo ese predio, aclarando siempre que no pertenecían a ningún partido político ni tenían otro tipo de interés privado o comercial. Finalmente esta propuesta se fue diluyendo ante la falta de respuestas municipales y de los concejales.
    Sin embargo este proyecto lo rescató el edil del Partido Socialista- FaUnen, Luis Luna, para tratarlo “sobre tablas” y consiguió el acompañamiento de todos los concejales del arco opositor; aprobándose el proyecto en la última sesión celebrada en Lima.
    La ordenanza
    En este caso, la ordenanza aprobada crea la Reserva Natural Urbana del Partido de Zarate (ReNUZ), en el predio de 63 hectáreas con el objetivo de; “a) Conservar las especies y poblaciones de la biota autóctona; b) Conservar el paisaje y muestras de ecosistemas naturales; c) Proteger el suelo, fomentando su recuperación en áreas alteradas por erosión eólica e hídrica y controlar las acciones externas que produzcan procesos de erosión dentro de la Reserva; d) Contribuir al mantenimiento de la diversidad biológica y del patrimonio genético; e) Establecer un mecanismo de planificación para el adecuado manejo de la ReNUZ; f) Apoyar acciones públicas y privadas tendientes a la conservación; g) Promover la participación social y el compromiso ciudadano; h) Actuar como Aula Abierta para la Educación Ambiental, tanto como apoyo a la educación formal como a la educación no formal; i) Permitir el acceso a los bienes ambientales a toda la población de la ciudad, propiciando la recreación y turismo de bajo impacto en un ambiente natural; j) Desarrollar políticas de conservación que aseguren el mantenimiento a perpetuidad de la Reserva;.k) Conservar muestras de valor histórico y cultural y l) Respetar el derecho de las futuras generaciones a disfrutar y estar protegidos por un ambiente natural, cuyos beneficios y servicios ambientales son disfrutados por las actuales generaciones”, establece el proyecto.
    Por otro lado, a la par de la creación de una “Zona de Conservación”; plantea generar una “Zona de Amortiguación” y otra de “Uso Intensivo”, con la edificación de un Salón de Usos Múltiples en función de desarrollar y promover actividades de educación ambiental y de recreación compatible con la vida al aire libre y la conservación del ambiente nativo de la Zona de Conservación y de la Zona de Amortiguación.
    Del mismo modo le otorga la potestad al Ejecutivo municipal para su cuidado y administración y obliga a que el municipio proyecte un “Plan Operativo Anual” que incluye pautas de monitoreo ambiental para evaluar en forma continua la evolución de la biodiversidad y de los distintos componentes ambientales, debiendo mantener actualizado un catastro de especies y poblaciones nativas, su recuperación, degradación, avance o retroceso. Asimismo, propone pautas de contingencias para establecer las formas de prevención y actuación ante incendios, tormentas de gran magnitud, creciente excepcional del río Paraná de las Palmas y/u otros eventos de importancia que pudieran incidir negativamente sobre la Reserva, las personas y los bienes.
    Prohibiciones
    En el Capítulo III enumera una serie de prohibiciones; entre ellas la cesión, préstamo, alquiler, venta de la Zona de Uso Intensivo, las actividades extractivas de cualquier naturaleza, la extracción de mantillo y suelo, la extracción de rocas y la extracción de otros elementos asimilables de la flora y la fauna y cualquier otra actividad que modifiquen el paisaje o afecten el ambiente y sus elementos constitutivos, naturales nativos. También prohíben terminantemente la descarga de residuos sólidos, líquidos y gaseosos, cualquiera sea su tipo, fuera de los recipientes especialmente dispuestos para esta finalidad, la colocación de carteles publicitarios, el uso de plaguicidas, herbicidas y fertilizantes artificiales y la realización de conciertos, espectáculos públicos y actividades similares que concentren grandes cantidades de personas y vehículos.

    hcd-2

    A %d blogueros les gusta esto: