• Hoy 17 - Zárate - 18.4° / 22.4°
    • Despejado
    • Presión 1029.11 hpa
    • Humedad 46%
  • “Se está dando un empuje para que la sociedad se amigue con el médico”

    3/12/2016
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Desde el año 1956, en nuestro país se celebra el Día del Medico cada 3 de diciembre, en honor al nacimiento de Carlos Finlay, el médico cubano que demostró el modo de transmisión de la fiebre amarilla -a través de un mosquito-, un hallazgo de trascendencia mundial que evitó miles de muertes en América latina.
    En diálogo con LA VOZ, las doctoras Gabriela Comunello (Dermatóloga), Celeste Cobian (Pediatra) y el Dr. Diego Calzetti (Cirujano especialista en Gastroenterología), reflexionaron sobre la actualidad de la profesión, las problemáticas que afrontan en lo cotidiano, la situación de la salud pública y las perspectivas del ser médico.
    Calzetti, quien preside la Comisión Directiva del Circulo Médico de Zárate, lleva adelante desde su asunción en la institución, una política de puertas abiertas, con un marcado acercamiento a la comunidad, a través de charlas y capacitaciones para profesionales y la sociedad en general.
    “Creo que la vocación del médico es muy importante, es en definitiva lo que nos tiene que movilizar a todos. Estamos contentos, porque se está revalorizando el ser médico, eso estuvo plasmado en varios cursos que hacen que la parte académica tenga un significado y una preponderancia, y que no sea que el medico se mueva por algo gremial, sino por nuestra vocación y nuestra especialidad. Se está dando un empuje para que la sociedad se amigue con el médico, con las instituciones y no sea el medico algo aislado, que queda muchas veces en el anonimato”, manifestó el Dr. Calzetti.
    Por su parte, Gabriela Comunello expresó su orgullo de formar parte de la comunidad científica y del compromiso que, como profesional, busca desde su juramento tratar de prevenir y curar a la gente: “Como zarateña me siento orgullosa de poder hacer algo por nuestra comunidad. Muchas veces pasa que se desprestigia mucho a la profesión en nuestra ciudad, y acá hay buenos profesionales. Tanto desde el Círculo Médico, como desde Zárate tenemos que tratar de unirnos con vocación, porque a veces se necesita más eso y no tanto luchar por lo económico. Tenemos que lograr prevención y tratamiento de pacientes que a veces no tienen los recursos que tienen otros pacientes”.
    En este sentido, Celeste Cobian destacó la importancia de que se sepa que el medico no solo ofrece una intervención asistencial, sino que “estamos para darles herramientas, que tenga información y se prevengan cosas importante; eso es lo que queremos promover en la comunidad”.
    Al inicio de la gestión de Calzetti, el Círculo Médico contaba con alrededor de 190 socios y al día de hoy, alcanza los 250. Para el cirujano, esto representa una movilización del espectro profesional y la recuperación del sentido de pertenencia y valoración de lo que define como “la casa del médico”. “Estamos contentos porque la proyección 2017 está en este camino, en lo académico, en lo asistencial en cuanto a la información para la sociedad”.
    El próximo 24 de febrero, Calzetti cumple sus 25 años en la medicina y, en simultaneo, la misma cantidad de años en el Hospital Udaondo. Como médico zarateño, y a través de su vinculación con la comunidad, sostiene: “Uno pretende que las cosas se hagan bien y salgan bien; esa matriz de que en Buenos Aires está lo mejor nos duele, porque acá nos esforzamos y trabajamos mucho. Celeste (Cobian) está en salitas donde también tiene que hacer asistencia social, estoy convencido de que lo social es lo importante y este círculo va por eso”.
    En este sentido, respecto al espacio para el desarrollo de las tareas de salud pública, los profesionales coinciden en las carencias de apoyo y recursos en el ámbito público, con una lectura de la realidad que preocupa a la comunidad médica. “A nivel nacional y provincial, lamentablemente la salud pública tiene mala nota. En un análisis político, no encuentro una mejoría, quizá había que cambiar la forma de hacer salud pública. Hay médicos que ganan 18 mil pesos por mes, cuando una empleada de nuestra institución gana más que eso, estamos encontrándonos con líneas difíciles de coordinar”. Según afirma, el contexto presenta una dualidad que, por un lado, pretende “un buen médico, contento, con una buena formación, que dispare este tipo de cosas, con la cabeza abierta para poder estudiar y pensar”, mientras que por el otro, “hay profesionales que deben tener cinco trabajos para poder mantener a su familia; la salud pública hoy está mal, sigue mal al igual que como estaba con el gobierno anterior”.
    Como defensores de un sistema de salud pública que integre a todos los pacientes ofreciendo atención e infraestructura de calidad, los médicos sostienen que esa contradicción se lucha con convicción y “no dejándose aplastar por la realidad”.
    “En mi caso lucho a través del deseo de una salud para todos, a veces vemos otros países y uno quisiera que nuestro país tenga paridad en la salud. Hace 16 años que estoy en la medicina, y veo falta de insumos, falta de inversiones, nos duele que la gente no quiera entrar a las residencias porque el residente no tiene un sueldo digno. Si cada uno logra un cambio desde su lugar, sumamos granitos de arena y podemos llegar a construir algo mejor. Estamos lejos porque los granitos de arena están muy dispersos. Es muy importante haber empezado, pero la idea es que tengamos el apoyo político que nos falta y que miremos para adelante”, expresa la Dra. Comunello y agrega: “Siento tristeza por la desigualdad social que hay, porque la gente se está quedando sin trabajo. Es difícil trabajar así, nos gustaría escuchar que nuestros hijos están bien alfabetizados, que llegan a la universidad, que tienen un buen plan de salud”.
    En un mensaje esperanzador, Calzetti remarca las acciones del Círculo Médico en pos de contribuir a la unión de los profesionales. En esa línea, explica su voluntad de que los médicos con especialidades básicas ingresantes a la institución, puedan realizar tareas en salas de barrios, “como una devolución social por poder estar agrupado a una institución como esta, sin pagar un centavo”.

    VIOLENCIA HACIA LOS MEDICOS

    Durante el 2015, la ciudad se vio movilizada por distintos episodios de agresiones a los profesionales médicos. Según detalla el presidente del Circulo Médico, en las distintas reuniones del Distrito V y de la Federación Medica de Buenos Aires, se han incluido tópicos y mesas de trabajo en torno al tratamiento de la violencia laboral: “Eso es triste, me parece muy serio que se tome en cuenta que haya profesionales analizando esto, pero ir a una mesa de FEMEBA o del Distrito V y que haya uno de los puntos a tratar la violencia laboral, donde veo medicas mujeres agredidas físicamente, me deja mucha tristeza”.
    Por su parte, Gabriela Comunello sostuvo: “La violencia siempre existió, la gente está muy agresiva y el medico es un punto de descarga. Antes era respetado, se respetaba lo que hacía, lo que decía, y hoy nos toca vivir que nuestra palabra no vale tanto, quizá vale más la palabra de Google”.
    En este sentido, respecto la toma de acción y la exposición de la problemática, Celeste Cobian concluyó: “Lo importante es apoyar este tipo de cosas, y que nos podamos sentir contenidos porque es un tema que pasa y es positivo saber que nos van a apoyar”.

    Los doctores Celeste Cobian (pediatra), Gabriela Comunello (dermatóloga)  y Diego Calzetti (cirujano especialista en gastroenterología).

    Los doctores Celeste Cobian (pediatra), Gabriela Comunello (dermatóloga)
    y Diego Calzetti (cirujano especialista en gastroenterología).

    Nuestras oficinas