Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 18 - Zárate - 21.7° / 22.4°
    • Despejado
    • Presión 1019.89 hpa
    • Humedad 50%
  • Asaltan y secuestran a padre e hijo en la Ruta 6

    24/2/2017
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Una dramática odisea de inseguridad vivió anoche la familia Zukowski en la Ruta 6, tramo que une Zárate con Campana. Reiteradas veces se han denunciado asaltos en este tramo rutero a automovilistas y se ha reclamado por patrullaje policial en la zona, tanto en jurisdicción de Zárate como de Campana.

    Este nuevo episodio tiene mayor dramatismo y comenzó a desatarse cuando Matías Zukowski regresaba de Campana alrededor de las 20:30 del jueves. A la altura del Barrio San Cayetano pincha una rueda del auto, un Chevrolet  Meriva. Con mucho miedo a bajar del vehículo llama a su padre Gustavo Zukowski, conocido dirigente del Club Belgrano y árbitro de básquet, contándole lo ocurrido. Conociendo lo que allí sucede, Gustavo le dice que ya salía para ese lugar con un amigo para auxiliarlo. Al rato Matías le cuenta que le están tirando piedras. Gustavo entonces le dice que siga como pueda con la rueda pinchada. Así llega hasta la altura del barrio Bosch donde se encuentra con el padre y el amigo. Según sigue Gustavo relatando a LA VOZ, pasaron tres muchachones junto a ellos que saludaron, pero hicieron 20 metros y se volvieron. Armados los tres, uno con una escopeta, los asaltaron y robaron todo lo que pudieron.

    Pero la odisea no terminó allí, sino que le exigieron a  Matías que los llevara. Entonces, Gustavo dijo que él los trasladaría con el auto de su amigo un Peugeot  206. Así lo secuestraron y encañonado lo hicieron ingresar por un callejón de tierra en el barrio San Cayetano. Los delincuentes lo terminaron de robar y salieron huyendo del lugar sin robarle el auto, “supongo que ni sabían manejar”, dijo la víctima.

    Hoy después de unas horas de haber pasado tan terrible experiencia, Gustavo Zukowski mide las consecuencias de todo lo ocurrido, “Pensé que me mataban”, dijo porque estaban muy  alterados y agregó, “hoy lo puedo contar pero podía haber estado en la morgue”.

    Zukowski quiere que se difunda lo que le pasó para que no se repita, que se haga un patrullaje permanente en la zona porque ya son muchos los casos de este tipo que se van sucediendo. La semana pasada, LA VOZ publicó otros episodios con otras víctimas de estos ataques en esta ruta tan transitada por los vecinos de ambas ciudades, y aún no se han tomado cartas en el asunto de parte de ambos municipios y fuerzas de seguridad. Otro dato, la rueda del Chrevrolet se pinchó porque había desparramados en la ruta “miguelitos”.