Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 23 - Zárate - 19.9° / 20.3°
    • Despejado
    • Presión 1035.75 hpa
    • Humedad 67%
  • “La sociedad tiene una discapacidad inversa frente al discapacitado”

    2/5/2017
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    “La sociedad tiene una discapacidad inversa frente al discapacitado”. Así lo afirmó el Presidente de la Comisión de Enlace de la Caja de Previsión Social para Abogados de la Provincia de Buenos Aires, quien visitó nuestra ciudad con motivo de la jornada “Hablemos sobre Discapacidad” que tuvo lugar ayer en la sede del Colegio de Abogados Zárate-Campana.
    “El rol del abogado es tutelar y reivindicar los derechos de las personas con discapacidad, ser instrumento que colabore y permita romper barreras tanto jurídicas, como arquitectónicas, y de todo tipo. Después desde la Comisión para Abogados con Discapacidad, estamos trabajando mucho con la Corte es que el letrado con discapacidad tenga accesibilidad al trabajo, propiciando mecanismos y tecnología que faciliten a los profesionales no videntes o con problemas de audición accedan a la posibilidad de trabajar sin restricciones” comentó, el marplatense Alejandro Vega, Presidente de la Comisión de Enlace de la Caja de Previsión Social para Abogados, con la Comisión de Discapacidad de Abogados con Discapacidad de la Provincia de Buenos Aires.
    Vega, junto Daniel Burke, Presidente de la Caja de Abogados de la Provincia; Marcelo Fioranelli, Presidente del Colegio de Abogados Zárate Campana, y Silvana Barreca, Directora de la Caja de Abogados por el Colegio Zárate Campana; tuvieron a su cargo la apertura de la jornada “Hablemos de Discapacidad” realizada en el auditorio de la institución de French al 200 de Campana.
    “Lo que más me preocupa -agregó Alejandro Vega sobre la temática- es lo que yo califico como ‘discapacidad inversa’ de la sociedad, que muestra cierta discriminación y desconocimiento frente a la problemática del discapacitado. Lo vivo en carne propia porque tengo una hija discapacitada. La discapacidad se asume como un disvalor, cuando las personas que tienen un problema así, poseen una fortaleza especial para afrontar el día a día, salir a la calle y luchar contra barreras de todo tipo. Son admirables”.
    Con inscripción libre y gratuita, la jornada tuvo una nutrida convocatoria y contó con la presencia principalmente de abogados de Campana, Escobar, Exaltación y Zárate. Estuvo organizada por la Caja de Abogados de la Provincia, la Comisión Interdepartamental de Abogados con Discapacidad, y el Colegio local. Al respecto, tanto Barreca como Fioranellli expresaron su satisfacción por la alta convocatoria de despertó la jornada, y también señalaron que las autoridades provinciales y disertantes felicitaron a los anfitriones por el compromiso denotado en la organización del evento.
    Al lo largo de la jornada, que se inició a la mañana y se extendió hasta media tarde, los temas abordados fueron “El impacto del nuevo Código Civil y Comercial en materia de discapacidad”; “Capacidad jurídica. Curatelas y determinación de capacidad”; y “Accesibilidad edilicia, informática, y al transporte”; “Obras Sociales, reclamos por incumplimiento”; y “Las Obras Sociales y la integración de las Personas con Discapacidad. Acciones Administrativas y Judiciales”.
    Puntualmente sobre el rol de las obras sociales y prepagas frente a la discapacidad, Vega comentó: “Una persona con discapacidad es un sujeto de alto costo para una empresa de medicina prepaga o una obra social. Y las empresas tienen a incorporar a su sistema personas que le demanden la menor cantidad de prestaciones posibles. Hoy tenemos el Plan Médico Obligatorio de la Ley de Discapacidad que les exige a las prepagas y a las obras sociales a abordar toda la problemática y brindar todos los servicios e insumos que la patología requiera. Cuando eso no se verifica, es ahí donde aparece la Justicia a través de los amparos, pero no tendría por qué llegarse a eso: litigar por acceso a la salud. También hay que tener en cuenta que entre el 10 y el 12% de la población mundial tiene una discapacidad: 700 millones de personas, de las cuales más del 65% es indigente, o no tiene acceso a sus derechos. Y muchas veces hablamos de una discapacidad no congénita sino adquirida, fruto directo de su propia indigencia. Es decir, el sistema los castiga dos veces: haciéndolos discapacitados, y no brindándoles el cuidado o trato especial que necesitan”.