• Hoy 20 - Zárate - 7.6° / 7.7°
    • Nublado
    • Presión 1024.49 hpa
    • Humedad 95%
  • Voluntarios de Zárate y Campana inician un nuevo desafío: construirán una escuela rural en Catamarca

    8/9/2017
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Siempre es un motivo de celebración y festejo que la ONG Pan del Alma, compuesta de vecinos solidarios de Zárate y Campana, comience otra nueva aventura, otro nuevo desafío; en este caso la construcción de una nueva escuela rural en la provincia de Catamarca.
    Será la escuela número doce para esta ONG que tiene como objetivo erradicar las “escuelas- rancho” de nuestro país.
    Ya han partido para la provincia de Catamarca unos 14 voluntarios de Zárate y Campana, hacia la localidad de Punta Balasto ubicada sobre la Ruta 40. Allí piensan construir 104 metros cuadrados que será el edificio del colegio. Tendrá dos aulas de estudio, otra para la dirección y una secretaría. Se trata de la Escuela Nº 21 de aquella localidad catamarqueña, que solo tiene instalaciones para brindar educación primaria y que, cuando el alumno termina ese ciclo, no pueden seguir estudiando el secundario.
    “Los chicos de esa escuela primaria deben viajar a pie 38 kilómetros hasta la primera ciudad que puede ofrecerles un nivel secundario, y al no haber colectivos regulares para ello, todos los chicos que terminan el sexto grado, deben abandonar los estudios”, comentó Omar Guevara, presidente de Pan del Alma.
    Este fue el motivo que impulsó a los vecinos solidarios de esta ONG a llevar la misión hacia Catamarca. La obra la estarían inaugurando este domingo 10 para retornar a Zárate y Campana.
    “Esperamos llenar el contrapiso en la tarde-noche del jueves para poner el techo el viernes a la mañana, paredes por la tarde y ya el sábado realizar las instalaciones de los servicios y la electricidad”, adelantó Guevara; que ya partió para la provincia del noroeste argentino.
    Por último explicó que construirán, aparte de los 104 metros de aulas, dos baños en los que colaborará también la municipalidad del lugar.

    Integrantes de Pan del Alma en plena tarea logística.

    Nuestras oficinas