Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 21 - Zárate - 19.2° / 23.6°
    • Despejado
    • Presión 1021.73 hpa
    • Humedad 39%
  • Buscan retomar la obra del tablestacado en Costanera

    20/9/2017
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El pasado lunes el Municipio anunció la pavimentación de la calle 7 de Julio para interconectarla con la avenida Lavalle y generar un nuevo acceso a la ciudad por Teodoro Fels.
    Pero no será la única obra que recibirá la zona costera, dado que aún resta extender todo este paseo hacia la zona debajo del puente, frente al ex frigorífico Smithfield. Allí el Río Paraná de Las Palmas socava el terreno con voracidad y es sumamente necesario colocar un tablestacado para defender el terreno ganado con firmeza.
    Es por ello que el Ejecutivo municipal había licitado públicamente la obra en función de completar los 300 metros que restan entre el final del Paseo de la Ribera, donde se ubica un predio de Prefectura Naval, y el puente Zárate Brazo- Largo. La obra ascendía a más de 70 millones de pesos, dado que se debían colocar unas tablestacas metálicas especiales de entre 22 y 26 metros de longitud.
    Las que están puestas en toda la costanera son de hormigón pero éstas debían ser metálicas por la erosión del río y, en consecuencia, por su profundidad; con lo cual se deben enterrar estas tablestacas a más de 18 metros y trabajar con tensores.
    Otro de los motivos de la cuantiosa cifra de la obra es que dichas tablestacas no se producen en el país, entonces hay que importarlas de Francia o Bélgica, debido a que se trata de elementos con una aleación de acero y hierro y no poseen costuras.
    Este proyecto, luego del cambio de gobierno, quedó sin financiamiento, truncándose así la posibilidad de que se complete toda la defensa costera de la costanera sur.
    Sin embargo el Municipio volvió a la carga para que esta obra consiga financiamiento y poder terminarla. Finalmente no fue tenida en cuenta como “prioritaria” por el gobierno y se descartó.
    Luego de tantos vaivenes, la obra finalmente se desarrollará bajo el concepto de “plusvalía urbana”, una contraprestación que realizan todos los desarrolladores e inversores urbanísticos con proyectos en la ciudad.

    A %d blogueros les gusta esto: