• Hoy 24 - Zárate - 19.9°
    • Lluvia
    • Presión 1031.16 hpa
    • Humedad 86%
  • El Palo borracho, en pleno estallido de sus pompones blancos

    14/10/2017
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Primavera, viento, polinización, las bolas de algodón de los palos borrachos están en plena actividad desprendiéndose de esas cápsulas leñosas y alargadas de color pardo verdoso, que son sus frutos y que contienen numerosas semillas de color negro. Esa fibra suave y muy blanca que las envuelve se dispersa fácilmente en esta época por acción del viento (y para molestia de quienes son alérgicos).
    Las podemos ver volar y depositarse en el césped de plazas y paseos, donde estos árboles se encuentran adornando lo lugares. Un manto de copos de algodón cubren el césped como se lo puede ver en la Plaza Italia, donde si no fuese primavera, pensaríamos que son copos de nieve.
    Esas pequeñas semillas negras no son comestibles para el hombre, pero cuando están tiernas son consumidas por pájaros como las cotorras, que abundan en las plazas y parques.
    Su algodón se utiliza (aunque no es de excelente calidad)para rellenar almohadas y como aislamiento térmico y de las semillas se extrae aceite vegetal para uso industrial.
    Este árbol es una especie originaria de Sudamérica, noreste de la Argentina, Paraguay y Brasil meridional. En sus troncos poseen aguijones cónicos.
    Es de la familia de las Bombacáceas, a la que pertenece el Baobab (Adansonia digitata) de África, árbol que se hizo conocido por la obra “El Principito” de Saint Exupery.
    Posee un tronco recto lleno de aguijones cónicos. Cuando es joven su corteza es lisa y verdosa, llegando a ser verde grisáceo, rugoso y agrietado cuando es vieja. Es de color verde porque posee clorofila y es capaz de realizar la fotosíntesis cuando le faltan las hojas en la época seca. Sus ramas son más o menos horizontales y también espinosas.
    Se diferencia del Palo borracho rosado del blanco, por tener un tronco abultado, generalmente en el tercio inferior, que recuerda la forma de una enorme botella, que le sirve para almacenar agua y resistir varios meses de sequía, siendo capaz de almacenar el rocío que cae por sus ramas.
    Su madera es liviana, suave y flexible, por este motivo se la emplea para fabricar bombos, barriles, canoas, máscaras y como pulpa para fabricar papel. Con las fibras de la corteza se fabrican sogas y bolsas.
    Pero el gran atractivo del palo borracho son sus flores, rosadas o blancas, que aparecen en otoño para decorar plazas, jardines, parques y aceras con un estallido de color, siendo esas flores muy llamativas para los insectos y algunas aves, como el colibrí.

    ALGUNOS LUGARES DONDE SE PUEDEN ENCONTRAR
    En nuestra ciudad, si observamos con atención lo veremos en la Plaza Italia, Plaza Mitre, en las avenidas Lavalle y Anta, en el hospital Virgen del Carmen, en la Costanera, en el Parque Urbano y de la Cruz, en el parque del Arsenal, entre otros sitios.

    Nuestras oficinas