• Hoy 20 - Zárate - 7.6° / 7.7°
    • Nublado
    • Presión 1024.49 hpa
    • Humedad 95%
  • Mientras un grupo de padres hizo uso de la Banca Abierta en el HCD, alumnos de la Escuela Agraria “El Tatú” perdieron otro día de clases por el mal estado del camino

    2/11/2017
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En la mañana de hoy, la comunidad educativa de la Escuela Agraria “El Tatú” volvió a padecer una jornada para el olvido. Las intensas lluvias ocurridas durante el comienzo del día, coartaron una vez más la asistencia a clase de los alumnos.

    A primera hora, padres preocupados y directivos, informaban sobre la situación que representa un problema recurrente y que pone de manifiesto un Estado (tanto municipal, como provincial) que no da solución definitiva. En el camino que conduce al establecimiento educativo, un camión con un semi, se había caído a la zanja a causa del mal estado del camino. A su vez, los transportes que llevan a los alumnos, docentes y directivos, también cayeron en la trampa y quedaron encajados en medio de un lodazal.

    Con el correr de los minutos, las lluvias se intensificaron y las personas atrapadas en el interior de los vehículos comenzaron a desesperar ante la imposibilidad de salir de aquel sitio. Cabe destacar, que a pesar del anuncio de las precipitaciones, según informaron los padres, en la jornada del miércoles se realizaron trabajos sobre la calle, que dejaron una importante cantidad de tierra floja, lo cual provocó el lamentable escenario

    Finalmente, en el lugar se hizo presente personal del Corralón Municipal, de Cruz Roja y Defensa Civil, que intentaron remover los vehículos. Finalmente, allí también brindó asistencia un vecino, Kevin Álvarez, que gracias al empuje de su camioneta 4×4, se pudo retirar las unidades atascadas.

     Padres de “El Tatú” hicieron uso de la Banca Abierta

    Mientras los alumnos, directivos y docentes atravesaban una profunda situación de angustia cuando intentaban acceder al establecimiento educativo, un grupo de padres –con igual o mayor angustia y preocupación- se hizo presente en la 15ta Sesión Pública Ordinaria del Concejo Deliberante, para hacer uso de la Banca Abierta.

    Nancy, una de las madres que asistieron al recinto, se ubicó delante de los concejales y, conteniendo el llanto, dio inicio a su alocución.

    “Los caminos de acceso a la escuela están en muy malas condiciones, tanto el camino provincial, la Ruta Nro. 31, como el municipal; con el mal clima empeoraron las condiciones. Tenemos la promesa de la pavimentación del acceso municipal, con fondos de provincia y es ahí donde necesitamos su apoyo y del Departamento Ejecutivo”, manifestó al cuerpo deliberativo.

    “Este compromiso –continuó- firmado por la provincia requiere un seguimiento. Entendemos que en su carácter de representantes elegidos por el pueblo, pueden y deben gestionar para que se cumpla definitivamente, atentos al compromiso adquirido con la ciudadanía al postularse para esta función pública que desempeñan”.

    Del mismo modo, la acongojada madre explicó las pérdidas que se generan a raíz de este problema, y remarcó la importancia que tienen estos establecimientos, lo peligroso del camino, la numerosa matricula, la especialidad agropecuaria que no tiene plaza en el ámbito privado y es única en la zona, además de la situación que atraviesan los animales que quedan sin supervisión durante los días que los chicos no ingresan al colegio.

    “Solicitamos, en primer lugar, el seguimiento del proyecto de pavimentación hasta su finalización, utilizando los medios a su alcance para agilizar, supervisar y accionar ante la provincia para que se concrete el proyecto en el menor tiempo posible. Pedimos la mantención y supervisión del camino por el Corralón Municipal de manera asidua, en cuanto y en tanto se concrete el proyecto. También solicitamos instar al organismo competente, a controlar y hacer cumplir las normativas que prohíben el transito sobre caminos rurales, luego de 48 horas después de un temporal”, detalló.

    Finalmente, ante un recinto en silencio, concluyó: “Sabemos que no es fácil, que conlleva costos, maquinarias, personas, pero es importante que se tenga en cuenta esta problemática que lleva años, y que la mayores pérdidas repercuten directamente en el alumnado en cuanto a contenidos no recibidos, proyectos educativos inconclusos, animales sin atención merecida. Nuestra intención es mejorar la educación de nuestros hijos, que concurran de manera diaria, que nada afecte su calidad de vida, seguridad e integridad física. Es lamentable que eligiendo un establecimiento muy bien calificado a nivel provincial, se pierdan días por el clima y un camino desatendido”.

    Un colectivo que se quedó en el camino.

    Kevin Alvarez, un vecino, brindó asistencia con su camioneta.

     

    Nuestras oficinas