Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 24 - Zárate - 7.5° / 9.3°
    • Nublado
    • Presión 1023.16 hpa
    • Humedad 91%
  • Peligroso paso para peatones en Lavalle y Pellegrini

    23/12/2017
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    A mediados de año, el Municipio comenzó a realizar la obra sobre avenida Lavalle, entre Sargento Cabral y Pellegrini, sentido al Centro de la ciudad. Con el correr de los meses, la misma mostró un avance lento, pero fundamentalmente, expuso un peligro para los peatones que circulan por el lugar.
    La obra fue trazada sobre tres ejes, y tiene como objetivo la creación de una dársena de giro en sentido oeste, para que quienes circulen en esa dirección hacia el centro puedan doblar en Pellegrini. Los funcionarios encargados del diseño de las tareas, pusieron el ojo en facilitarle a los transportes públicos el acceso al Centro de Transferencia de Rawson y Mitre, que hasta el momento tampoco fue inaugurado.
    Los mencionados ejes sobre los que fueron diagramados los trabajos, son: la renovación completa de las veredas con mosaico granítico antideslizante; la parquización de los lugares verdes tratando de preservar la mayoría de los árboles Jacarandá; y, por último, la instalación de farolas de iluminación y el soterramiento de todo el cableado.
    La propuesta enunciada por la gestión, establecía que los trabajos concluirían en el transcurso de noviembre o diciembre, con un presupuesto para la primer cuadra de 3,9 millones de pesos.
    Ahora bien, existe en el lugar un potencial peligro que involucra directamente a los peatones y usuarios de líneas de colectivos. Allí, se encuentra una parada de colectivos donde cargan y descargan pasajeros las unidades de las líneas 194, 204 y 228. Al bajar de los colectivos, los transeúntes quedan expuestos a tener que circular prácticamente sobre la avenida, puesto que no se ha destinado un espacio para un sendero seguro, que permita la circulación a pie, y que garantice la protección de la integridad física de los peatones.
    Del mismo modo, toda la vereda, desde Pellegrini hasta Sargento Cabral ha quedado vedada por la obra, obligando a quienes se transportan a pie, a transitar cien metros en el mismo espacio que los vehículos, que circulan a gran velocidad por el lugar.

    Una esquina peligrosa para los peatones por una obra demorada.

    A %d blogueros les gusta esto: