Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 24 - Zárate - 12.8° / 14.6°
    • Nublado
    • Presión 1035.64 hpa
    • Humedad 63%
  • El hallazgo del misil en Zárate, un misterio que nunca fue develado

    13/1/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El 28 de julio de 2013 un proyectil “Instalaza C-90” de cincuenta centímetros de largo fue hallado al costado de la avenida Antártida Argentina, frente al barrio Vipermun por personal de la empresa The Clean Garden, que se encontraba haciendo tareas de limpieza de pastizales y mantenimiento.
    Técnicamente se trataba de una granada autopropulsada con un poder de fuego capaz de inutilizar a un tanque de guerra. El arma de guerra se encontraba con su ojiva activa, por lo tanto podía explotar. Tras el hallazgo, personal de la Brigada de Explosivos de San Isidro asistieron al lugar para evaluar la peligrosidad del misil que se encontraba activo, listo para dispararse. Advirtieron que era muy peligroso transportarlo a otro lugar entonces decidieron moverlo solamente unos 25 metros de donde fue hallado. Se cavó un pozo y tras cubrirlo con arena y bolsas procedieron a detonarlo; previa recopilación del número de serie inscripta en el cuerpo del proyectil.
    Luego se generó una investigación en el Juzgado Federal de los Tribunales Zárate-Campana pero la causa quedó archivada debido a que la principal hipótesis es que alguien lo arrojó allí, confundiéndolo con chatarra. De ser así, no se registra delito alguno aunque la pregunta que sigue latente no es quién lo arrojó allí; sino cómo un civil puede obtener un proyectil de uso militar. El hecho adquirió una trascendencia nacional inaudita por lo llamativo del caso, ya que no se trató de un policial. El único dato certero es el número de serie y la fábrica radicada en Zaragoza, España.