• Hoy 16 - Zárate - 16.8° / 17°
    • Despejado
    • Presión 1036.39 hpa
    • Humedad 53%
  • La OMS sugiere vacunarse contra la fiebre amarilla para viajar a Brasil

    20/1/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La fiebre amarilla se trata de una enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti (conocido también por ser portador del virus del dengue, Zika y Chikungunya) que puede ser mortal. Los síntomas características que puede causar son: coloración amarilla en la piel, fiebre, dolor de cabeza y vómitos, entre otros.
    En las últimas décadas, la fiebre amarilla se ha registrado más allá de los límites del área considerada endémica en Brasil, la Región Amazónica. Al mismo tiempo, la observación de un patrón estacional de ocurrencia de casos humanos, a partir del análisis de la serie histórica, dio soporte para la adopción de la vigilancia basada en la estacionalidad. Así, el período de monitoreo de la fiebre amarilla comienza en julio y se cierra en junio del año siguiente.
    Casos humanos y epizootias (enfermedad contagiosa que ataca a un número elevado e inusual de animales al mismo tiempo y lugar y se propaga con rapidez) en primates no humanos fueron recientemente registrados en una amplia área del territorio brasileño.
    Inicialmente, en 2014/2015, la transmisión se dio en la región Norte, con una posterior expansión en el sentido este y sur del país, donde afectó prioritariamente la región Centro Oeste en 2015/2016. Más recientemente, en 2016/2017, se registró el brote más importante en Brasil, que afectó principalmente a los estados de la región Sudeste, cuando se registraron 779 casos humanos y 262 muertes, además de 1.659 epizootias por fiebre amarilla.
    En lo que va de 2018, las autoridades brasileñas confirmaron 24 muertes por esta enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a quienes van a viajar a destinos turísticos de Brasil, incluido el populoso estado de San Pablo, vacunarse al menos con diez días de antelación contra la fiebre amarilla. Las autoridades brasileñas tienen pensado habilitar controles sanitarios en los pasos fronterizos con el propósito de comprobar la inmunización de las personas.
    Para prevenir la proliferación de la enfermedad, deben vacunarse todas las personas de uno a 60 años que vivan, transiten o viajen a lugares de alto riesgo, como la zona de Río de Janeiro, Minas Gerais, San Pablo, Bahía y Espírito Santo, en Brasil; las zonas selváticas de Bolivia y Paraguay, y Misiones o Corrientes, en la Argentina. Por otro lado, no se pueden vacunar por los riesgos que conlleva a embarazadas, mujeres en lactancia materna, menores de 9 meses, mayores de 60 años, alérgicos al huevo y los inmunosuprimidos.
    La Organización Mundial de la Salud recordó además que aquellas personas que se hayan inmunizado hace diez años, no necesitan colocarse la vacuna en esta oportunidad.

    Aconsejan vacunarse a los viajeros.

    Dr. Federico R. Simioli
    Médico Infectólogo
    M.N. 134255 M.P. 551400