• Hoy 19 - Zárate - 24.3° / 27.3°
    • Lluvia
    • Presión 1015.6 hpa
    • Humedad 80%
  • Se realiza la audiencia por los despidos en Bunge

    22/1/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En la mañana de hoy, desde las 10 horas, se llevará a cabo una audiencia en el Ministerio de Trabajo, de la que participarán autoridades de la empresa Bunge y representantes del Sindicato de Trabajadores Químicos y Petroquímicos de Zárate Campana, ante el anuncio de 165 despidos en la planta de Campana.
    A fines de la semana pasada, 35 trabajadores nucleados dentro del sindicato químico habían recibido los telegramas de despido y, según habían descripto desde el gremio, ya tenían la confirmación de la existencia de otros 100 despidos, sumados a otros 35 telegramas destinados al personal fuera de convenio.
    Por esta razón, se decidió un acampe en las inmediaciones de la empresa, como medida de acción y lucha contra la decisión de la patronal.
    Según se espera, desde el gremio buscarán en la audiencia de hoy que se dicte la Conciliación Obligatoria en el conflicto, y abrir una mesa de diálogo con la empresa, y evitar así las desvinculaciones.
    La audiencia tendrá lugar a las 10 horas, y ya fue anunciada una importante movilización de trabajadores del sector pertenecientes a distintas empresas de la Zárate, Campana y la zona, así como también de Entre Ríos.
    En la planta que la compañía multinacional tiene en Campana, se encuentran disponibles cinco líneas de producción de fertilizantes y, según trascendió, el directorio de la empresa prevé continuar con la actividad productiva, pero solo de lo que consideran como las líneas “más competitivas”.

    Plan de Lucha
    Representantes del Partido Obrero de Zárate y de Campana advierten que los despidos en Bunge son sólo la “punta de lanza” para avanzar sobre las conquistas del convenio químico regional, logrado por el sindicato para todas las industrias químicas y petroquímicas en Zárate, Campana y en todo este corredor norte de la Panamericana.
    “Según informó Bunge, la idea es continuar produciendo pero menos productos, con el 40% del personal actual y con un convenio mas flexibilizado. Algo similar a lo ocurrido en Carboclor, también en Campana, que se `reconvirtió´ a una terminal portuaria para la importación de productos químicos. En el caso de Bunge nunca adujo crisis financiera ni trascendió que haya tramitado un Procedimiento Preventivo de Crisis, requerido por la legislación nacional para poder despedir o suspender a más del 15% del personal”, remarcaron.
    Según manifestaron desde el Frente de Izquierda, “la empresa es una de las multinacionales más grandes del mundo en el rubro de los agronegocios. Durante 2016 reportó ganancias por más de 46 mil millones de dólares a nivel global. Los trabajadores aseguran que cerraron diciembre con producción récord de fertilizantes nitrogenados. Fue entonces que la empresa decidió paralizar la producción y trasladar el stock de producto a su sede en Ramallo, Provincia de Buenos Aires. De hecho, según datos de la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa), por segundo año consecutivo la comercialización de fertilizantes llegó a niveles récord, aumentando un 40% con respecto a 2015. La empresa Bunge decide aumentar su cuota de exportación sustentada en la liberación de las importaciones y el bajo precio de los fertilizantes a nivel global”.

    Nuestras oficinas