• Hoy 21 - Zárate - 8° / 8.2°
    • Nublado
    • Presión 1029.28 hpa
    • Humedad 86%
  • Trabajadores de Bunge finalmente pudieron ingresar a la planta

    24/1/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En horas de la mañana de ayer, suscitó la preocupación entre los trabajadores de la empresa Bunge, puesto que desde la portería de la planta se les negó el ingreso a sus puestos, contrariamente a lo que se había acordado en la jornada previa, en el marco de la Conciliación Obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

    En diálogo con LA VOZ, el secretario general del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas Zárate, Norberto Lubo, explicó que las demoras en el ingreso de los trabajadores se debieron a que desde la empresa “estaban buscando el lugar físico para ubicar a los trabajadores”, dado que la línea a la que pertenecían se encontraba parada.

    Allí se hizo presente un inspector del Ministerio de Trabajo bonaerense que constató la situación, la cual tuvo su resolución horas más tarde, cuando los operarios lograron ingresar a la planta.

    Durante el pasado lunes, las autoridades de la multinacional Bunge y los representantes gremiales del Sindicato Químico, mantuvieron un encuentro en la sede de la cartera laboral ubicada en calle Sívori 730 en Campana. Allí, el debate entre las partes se extendió durante más de diez horas, hasta que las autoridades del Ministerio resolvieron dictar la conciliación obligatoria por el plazo de cinco días.

    Si bien parece un breve lapso de tiempo para alcanzar la resolución del conflicto, que mantiene en vilo a 135 trabajadores químicos y 30 trabajadores fuera de convenio, se espera que las negociaciones puedan avanzar a través del dialogo, en aras de evitar las desvinculaciones o, de lo contrario, lograr la convocatoria a una nueva audiencia y extender el plazo de la conciliación obligatoria.

    La preocupación de los trabajadores y el gremio, estalló a fines de la semana pasada cuando varios de ellos comenzaron a recibir los telegramas de despidos de parte de la empresa, que tomó la decisión de dejar fuera las líneas de producción de fertilizantes, acotando su interés hacia aquellas líneas “más competitivas”.

    Los trabajadores ayer esperando para entrar. (Foto: Nilda Gianfelice).

    Nuestras oficinas