• Hoy 24 - Zárate - 23.3° / 23.9°
    • Despejado
    • Presión 1032.25 hpa
    • Humedad 68%
  • Para Abel Furlán, “el Gobierno elige no defender el empleo y la producción nacional”

    30/1/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El movimiento obrero regional culminó el año pasado preocupado y en pie de guerra ante el desarrollo de una serie de conflictos laborales que terminaron con cientos de obreros despedidos en virtud del cierre de plantas, de reestructuraciones de personal y de cesantía de contratos para los obreros de la construcción.
    En virtud de ello el actual presidente de la CGT Regional Zárate- Campana, el diputado nacional y dirigente metalúrgico, Abel Furlán; mantuvo una reunión con todos los sindicatos que conforman la central obrera para analizar la situación del sector.
    “En general todos coincidimos en la preocupación que tenemos en toda esta zona. Actualmente tenemos el conflicto de Bopp y Bunge, en Campana, pero hicimos un repaso por todos los sectores productivos y llegamos a la conclusión de que este gobierno nacional carece de un proyecto industrial”, comenzó esgrimiendo Furlán. Sin mediar palabras fue contundente en su evaluación; “hoy las empresas están cerrando porque deciden importar los productos o insumos que antes se fabricaban en el país. No hay otra explicación. En el caso de Bopp estuvimos acompañando a los trabajadores y es un hecho real que la empresa importará desde Perú lo antes producía en Campana. Entonces el propio gobierno nacional elige no defender el empleo y la producción nacional. Como respuesta, nosotros asumiremos la postura política contraria en virtud de nuestra ideología peronista y nos solidarizaremos con cada uno de los compañeros, los acompañaremos en las luchas y defenderemos las fuentes de trabajo. Porque hoy las indemnizaciones a los trabajadores desocupados no resuelven nada, las familias de los trabajadores despedidos sufren y también lo hace el almacenero de la esquina y todo lo que esa familia genera a través del trabajo digno”.
    En este sentido Furlán continuó; “hoy el sector industrial va para atrás. Estamos teniendo el mayor déficit comercial de la historia del país entre otras cosas, por la apertura de las importaciones. Tras una nueva gira presidencial por Europa en la cual no se trajo nada, los datos reales de la economía no exhiben signos de que el 2018 sea mejor”.

    Plan Nuclear
    Precisamente uno de los sectores más golpeados fue el rubro de la construcción con la cesantía de varios contratos de trabajo en virtud de que obras como Atucha 3 aún no se iniciaron. Furlán estuvo muy cerca del proceso de elaboración y finalmente de ejecución del plan nuclear que reactivó la obra de Atucha 2, permitió el inicio de la construcción del Carem y plantea la construcción de dos centrales nucleares más, una de ellas en Zárate. “Sería un error abandonar el programa nuclear, diría que es imprescindible como proyecto de país aunque huelo que detrás de todo lo relacionado al programa nuclear, en la continuidad de este gobierno, está el deseo de la privatización. Porque vuelvo a lo ya manifestado, se quiere destruir un proceso productivo que con el anterior gobierno se puso de pie. Claramente que faltaban muchas cosas por hacerse mejor pero la industria estaba de pie. Se generaron 6 millones de puestos de trabajo, los trabajadores no teníamos miedo, no éramos perseguidos, teníamos paritarias libres y sin techo, se respetaban los convenios colectivos de trabajo”, remarcó Furlán. Y fue directo a su punto, “hoy en lugar de la producción está la timba financiera; grandes capitales que invierten en la bolsa, en acciones, en intereses bancarios y no en la producción nacional”.

    “No aceptaremos paritarias del 15%”
    En marzo y abril retomarán el diálogo los sindicatos y las empresas para negociar las subas salariales en el marco de paritarias. Algunos medios de comunicación han advertido que el gobierno nacional buscará limitar las paritarias al 15% e introducir varios elementos en la negociación como la cláusula gatillo, por la cual si la meta inflacionaria es más alta de la prevista los sueldos se elevarán hasta coincidir con los datos estadísticos.
    “Creo que los conflictos laborales llegarán a su punto más alto cuando comencemos a discutir por las paritarias. Hoy el techo del 15% no es una cifra real y no la aceptaremos como representantes de los trabajadores porque nosotros mismos vamos al supermercado, nos llegan los impuestos y sabemos que todo aumenta menos el salario de los trabajadores.

    “Aprobar el pacto fiscal en Zárate sería un error”

    A poco más de dos meses de su aprobación en la legislatura, 52 municipios de los 135 que integran la provincia de Buenos Aires firmaron la adhesión al pacto fiscal propuesto por la gobernadora María Eugenia Vidal pero sólo nueve son peronistas. Por lo tanto hay una postura clara de oposición de varios dirigentes y legisladores a este proyecto.
    “Todos sabemos que hay presiones de parte del gobierno nacional con los gobernadores de cada una de las provincias, a quienes se los reunió para pedirles el voto de sus legisladores. De igual manera sucede al interior de la provincia de Buenos Aires para apretar a municipios en función de que terminen aprobando el denominado por el propio gobierno como pacto fiscal. Para nosotros esto no es un pacto sino un claro avance contra las autonomías municipales. El municipio que acepte este proyecto perderá su autonomía. Aprobarlo en Zárate sería un error aunque no me meto en eso; creo que debe ser un debate del Concejo Deliberante”.

    Persecución judicial

    Sin dudarlo el dirigente metalúrgico soltó; “el movimiento sindical hoy está perseguido”. Y agregó, “hay algunos jueces, no todos, que evidentemente han realizado algún tipo de acuerdo con el gobierno para avanzar contra el movimiento sindical y dirigentes políticos kirchneristas. Aclaro como opinión personal que todos los políticos o sindicalistas deberán defenderse en la justicia de las acusaciones y hasta tanto son considerados inocentes. Pero me llama la atención los elementos mediáticos y los políticos que envuelven a cada una de las detenciones y los procesamientos. Creo que es algo que está de más porque no debe ser un medio de comunicación u otro político quien decida sobre la culpabilidad de una persona sino la justicia”.
    Finalmente, y ante la pregunta sobre si tenía miedo de que lo investiguen o que comience algún tipo de proceso contra su figura y su labor al frente del gremio de la UOM respondió que no, “sé de mis gestiones sindicales y de mi trabajo en todos estos años de lucha aunque también se luego de muchos años de estar en política y de militancia que nadie está exento de que le tiren un carpetazo o que le inicien una causa penal para quedar en prisión como le pasó a Zanini, sobre quien no había causa penal y sin embargo está preso por una instrucción de un juez”.

    Abel Furlán.

    Nuestras oficinas