• Hoy 21 - Zárate - 7.9° / 8.9°
    • Nublado
    • Presión 1029.02 hpa
    • Humedad 88%
  • Vecinos de barrio Alberto denuncian problemas con el suministro de agua

    7/2/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Con la llegada del verano, una problemática se repite en distintos barrios de la ciudad. En esta oportunidad, son los vecinos de barrio Alberto, quienes exponen una problemática que los afecta año a año, y que tiene que ver con la falta total del suministro de agua.
    Las facturas continúan llegando a los domicilios, y entre los vecinos, comentaro a este medio ya circula la idea de negarse a pagar por el servicio que no funciona.
    “Este es un problema que viene desde hace muchos años, pero este se agravó. Nos recibió el presidente de Aguas de Zárate, pero hasta ahora no tuvimos una respuesta. Desde el mes de agosto que venimos reclamando”, sostuvo Norma, una vecina del barrio.
    La falta total del suministro impacta de lleno en cuestiones puntuales y básicas del seno familiar. La higiene personal, la higiene de la casa y el consumo propio, se ve atacado de manera sistemática por un servicio deficiente que no solo afecta a los vecinos de barrio Alberto, sino a distintos barrios de la ciudad.
    Según cuentan, el consumo durante estas fechas se incrementa y la presencia de asentamientos cercanos, con sus conexiones clandestinas, provoca que el servicio se vea disminuido; la proliferación de asentamientos no es una novedad y, ante este escenario, no se ha planteado una solución para que los vecinos que abonan regularmente las tarifas por el servicio, puedan contar con el agua en sus viviendas.
    Durante el mes de diciembre pasado, los habitantes de barrio Alberto estuvieron siete días sin agua; la misma situación se repitió en enero y hasta estos días, a pesar de que los reclamos se iniciaron en Agosto pasado. En una nota presentada en la sede de calle Chile de Aguas de Zárate, los vecinos expresaron los perjuicios que genera no contar con el servicio básico.
    Tal es el cambio que sufrieron en su vida cotidiana –puntualmente aquellos que viven en calle Alfonsina Storni, entre Castelli y Ameghino-, que debieron organizarse para despertar todos los días, alrededor de las cuatro de la mañana, para acumular agua de una canilla de donde tímidamente vierte el líquido, y almacenarla en bidones, además de llenar los tanques domiciliarios. Otros, deben realizar su aseo personal en domicilios de familiares que si cuentan con el servicio.
    De esta manera, solicitaron que funcionarios municipales se acerquen a ver la problemática y gestionen para brindar una respuesta a un problema.

    Nuestras oficinas