• Hoy 16 - Zárate - 16.8° / 17°
    • Despejado
    • Presión 1036.39 hpa
    • Humedad 53%
  • El Municipio insiste en que el pacto fiscal no traerá ningún “ajuste” de empleados

    8/2/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La semana pasada el intendente, Osvaldo Cáffaro, acordó adherir al pacto fiscal promovido por la gobernadora María Eugenia Vidal, con el compromiso de llevar adelante una administración austera a cambio de asistencia financiera.
    En su momento el intendente había expresado lo siguiente; “la adhesión al Pacto Fiscal posibilitará el acceso a esos nuevos financiamientos, con un impacto muy positivo para Zarate, que tiene sus cuentas ordenadas y una muy buena situación económica y financiera. Este pacto no implica ningún tipo de ajuste. Traerá mayor financiamiento a un municipio económicamente equilibrado”.
    En relación a esto algunos gremios locales se anticiparon en su reclamo a raíz de algunos rumores sobre la posibilidad de despidos de empleados públicos.
    Fuentes municipales salieron al cruce de estos rumores, insistiendo en que la adhesión al pacto fiscal no traerá ningún tipo de “ajuste” de empleados públicos y al mismo tiempo remarcaron las palabras del propio jefe comunal, que se trata de un pacto para conseguir financiamiento. De hecho se espera que en estos días el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ríos, hable públicamente al respecto para terminar de despejar cualquier incertidumbre.
    Actualmente la plantilla de empleados municipales, contando el personal del Concejo Deliberante, es de casi 1100 trabajadores; algo equiparable con la plantilla de San Pedro y mucho menor que la de Campana, la cual ronda los 1800 empleados.
    Además, y resaltando la administración financiera prolija de la gestión municipal en relación a los recursos humanos, funcionarios remarcaron que de un día para el otro se pudo contratar a 85 empleados tras las municipalización del UPA; hoy hospital intermedio municipal René Favaloro.
    Finalmente remarcaron que todos los empleados municipales recibieron un bono de fin de año de 4 mil pesos en diciembre y que están evaluando realizar un adelanto, o una “cuenta a futuros aumentos”, conforme a las paritarias que comenzarán a discutirse el mes entrante.