Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 10 - Zárate - 15.9° / 18°
    • Despejado
    • Presión 1026.78 hpa
    • Humedad 88%
  • Robaron a un grupo de árbitros mientras se jugaba un torneo infantil en el Club Ferroviario

    20/2/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Un insólito hecho delictivo tuvo lugar el pasado viernes mientras se jugaba un partido de futbol del torneo infantil del Club Ferroviario, ubicado en avenida Anta y De la Torre.

    Faltaban algunos minutos para las 18 horas, cuando Alberto Barreto, uno de los árbitros que debía dirigir el encuentro, estacionó su automóvil Ford Ka en las inmediaciones del club. Todo transcurría con normalidad, hasta que, una vez finalizado el primer tiempo del partido, divisó a un sujeto vestido con un ambo gris, de contextura física robusta, quien se presentó como un médico que asistía al lugar a revisar a los chicos en caso de la existencia de algún problema durante el transcurso del partido, a la vez que se dirigía a la zona de los vestuarios.

    Según pudieron observar los presentes, cerca de las 23 horas el presunto profesional médico se retiró del club antes que terminen los partidos; algunos minutos más tarde, al finalizar el encuentro deportivo, el árbitro y los jueces de línea se dirigieron a los vestuarios, donde encontraron el triste escenario.

    En primer término, advirtieron que alguien les había sustraído sus celulares además de dinero en efectivo que tenían entre sus bolsos, los cuales habían dejado a resguardo en los vestuarios; pero más tarde, Barreto dio cuenta que también faltaban las llaves de su automóvil, que en un principio pensó que había extraviado pero, al salir al exterior, notó que quien sustrajo las llaves, también se había llevado su vehículo.

    Según describieron, aunque el presunto médico se presentó como tal, en ningún momento exhibió ninguna credencial que lo acredite como profesional. Al respecto señalaron que presentaba contextura robusta, alrededor de 1,65 de estatura, tez trigueña, cabellos oscuros y cortos. Los árbitros, manifestaron sus sospechas de que este sujeto podría haber sido quien cometió el hecho, puesto que fue la única persona que se encontraba en el interior de los vestuarios durante el partido.

    Las victimas describieron que la pertinente denuncia ya fue efectuada en la sede policial. Ahora, quedaron a la espera que el sistema de cámaras del Municipio a cargo de la Secretaría de Seguridad, pueda aportar algún dato sobre el delincuente y el rumbo que tomó tras el hecho. “Esperamos que esto no vuelva a pasar en ninguna otra cancha”, señalaron.