• Hoy 23 - Zárate - 15.2° / 17.2°
    • Nublado
    • Presión 1020.46 hpa
    • Humedad 84%
  • Vecinos de Villa Fox cortaron la calle Justa Lima en reclamo de mayor seguridad

    12/3/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En la tarde de hoy, un centenar de vecinos del barrio de Villa Fox se concentró en el cruce de las calles Justa Lima y Dorrego, para reclamar a las autoridades municipales mayor eficiencia en las medidas de seguridad, tras el brutal ataque a una mujer de 89 años.

    El caso de Cintia Orsi de Guerrero, sin duda conmovió a toda la comunidad y se convirtió en “la gota que desbordó el vaso” para los vecinos de la zona. La mujer, resultó víctima de un violento robo durante el pasado fin de semana, donde al menos dos delincuentes ingresaron a su domicilio forzando la puerta delantera. Allí, los sujetos atacaron a la mujer, a quien le ataron las manos con precintos, provocándole una fractura en el brazo. Además, el salvaje ataque incluyó una senda golpiza que los malvivientes le propinaron en el rostro.

    El hecho tuvo lugar cerca de las 2 de la madrugada; Miguel Ángel Silva, el sobrino de la víctima, narró que por una causa fortuita, se levantó cerca de las 4 de la madrugada, y oyó el pedido de auxilio de su tía, cuya vivienda se encuentra separada por escasos metros. “Se había arrastrado alrededor de cuatro metros por la espalda, apoyándose en los talones; estaba media ciega porque le pegaron con una brutalidad en la cara impresionante, había sido operada de la vista hace 15 días, y fue pateada en el suelo. Le pusieron dos precintos en las manos, quebrándole una muñeca”, describió el sobrino.

    La mujer, había cobrado su jubilación el pasado jueves y ese fue el botín de los delincuentes que destrozaron los muebles, la cama, los sillones y hasta le cortaron el colchón en busca de una mayor suma de dinero. Luego de algunas horas internada en estado de observación, Cintia fue dada de alta en la tarde de ayer, y durante el transcurso de la manifestación, se acercó a pedir más seguridad junto a sus vecinos.

    A pocos metros de donde se realizaba la concentración, se podían ver algunos carteles que advertían sobre la presencia de cámaras de seguridad; según describieron los vecinos, fueron colocados por la Municipalidad, pero en la zona no hay presente ningún sistema de monitoreo.

    Durante la jornada de ayer, desde la Secretaría de Seguridad del Municipio, a través de una reunión encabezada por el titular del área Víctor Castro y el Subsecretario de Seguridad, Federico Lucarelli, intentaron desactivar la movilización de los vecinos, pero los habitantes del barrio, contrariamente, se volcaron a la protesta y hasta decidieron proceder al corte de calle Justa Lima, durante varios minutos.

    Respecto a la reunión con las autoridades municipales, Miguel Silva comentó: “En 30 días tiene que haber un cambio total, prometieron muchas cosas. Sino volveremos a estar acá, en Justa Lima, y ya no cortaremos donde estamos cortando, sino que lo haremos más adelante. Esto es para hacernos sentir, porque estamos cansados, hay muchos chicos en el barrio, hay muchos negocios y queremos seguridad”.

    “En los últimos dos meses y medios ha decaído la seguridad en Villa Fox; a las 22 horas ya es imposible salir a la calle”, señaló el vecino. Los casos más comunes –advierten- son robos cargo de “motochorros” y “entraderas”, aunque también la situación preocupa a los comerciantes, que continuamente sufren el ataque de los delincuentes. “Hay muchos robos que lamentablemente, según el secretario de Seguridad, no son denunciados; por el eso le pedimos a la gente de Villa Fox que vaya a hacer las denuncias. La gente no ha querido hacer la denuncia porque está cansada porque no les den la atención necesaria”, agregó Silva.

    Por su parte, Susana Moyano, comerciante y vecina del lugar a cargo de la convocatoria, señaló: “Los vecinos estamos reclamando por mas seguridad. No podemos seguir teniendo paciencia, esperando que alguien haga algo, cuando vemos que a una de las abuelas las muelen a palos. Esto es cosa de todos los días en el barrio”.

    La mujer atacada recibió el respaldo de sus vecinos.