Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 10 - Zárate - 15.9° / 18°
    • Despejado
    • Presión 1026.78 hpa
    • Humedad 88%
  • Llega San Martín a Buenos Aires y a la semana crea el Regimiento de Granaderos

    13/3/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    San Martín regresó al Río de La Plata, el 9 de marzo de 1812. La Gaceta de Buenos Aires lo comenta del siguiente modo: “A este puerto ha llegado entre otros particulares que conducía la fragata inglesa, el teniente coronel José de San Martín, el capitán Francisco Vera, el alférez Zapiola, el capitán Chilavert, el alférez Carlos Alvear, el subteniente Antonio Arellano, y teniente Barón de Holmberg, estos individuos, han venido a ofrecer sus servicios al gobierno y han sido recibidos con la consideración que ofrecen por los sentimientos que protestan en obsequio de los intereses de la patria”. Tomás Guido fue quien ofició de contacto con el Triunvirato gobernante.

    LOS GRANADEROS A CABALLO
    Al arribar al suelo rioplatense, el entonces Teniente Coronel José de San Martín, motivado por la necesidad de crear una moderna organización militar de las Provincias Unidas del Río de la Plata, crea Regimiento de Granaderos a Caballo Por aquellos años, las milicias rioplatenses estaban alzadas en armas contra el poder imperial de la metrópolis española. El plan de San Martín fue conformar un cuerpo de caballería idóneo y cualificado, compuesto por voluntarios rigurosamente seleccionados, cumpliendo parámetros de conducta y personalidad muy elevados. El diseño original de los uniformes militares fue basado en el sistema militar sueco. El nuevo regimiento buscaba funcionar como ejemplo de profesionalismo y perfeccionamiento para el resto de las fuerzas. Esta aspiración se correspondería con la visión que San Martín tenía sobre el futuro mediato de las fuerzas militares modernas, confiaba en una rigurosa disciplina militar, evocada no sólo en las maniobras y el entrenamiento, sino también en la esfera social del militar, que debía funcionar como figura ejemplar no sólo para sus camaradas de armas sino también para el resto de la sociedad. Así, quedarían delineados desde el nacimiento del ejército, los valores y fundamentos primarios que San Martín esperaba se convirtieran en los basamentos del accionar del Ejército Argentino, la estricta disciplina y la conducta ejemplar. San Martín dispuso el reclutamiento de los hombres más aptos y estipuló un estricto código de disciplina, que hasta el día de la fecha, bajo la denominación de “Código de honor sanmartiniano”, rige el accionar diario de los Granaderos a Caballo.

    Asociación Cultural Sanmartiniana de Zárate

    Carga del Regimiento de Granaderos en San Lorenzo.