• Hoy 21 - Zárate - 10.7° / 10.9°
    • Despejado
    • Presión 1039.35 hpa
    • Humedad 45%
  • Zárate Basket ganó anoche y se aseguró la tercera posición

    26/3/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Anoche, en el gimnasio “Carlos Vasino” del Club Paraná, Zárate Basket derrotó a Atlético Pilar por 66 a 57 y con ésta victoria, a una fecha del fi nal de la fase regular, el conjunto que dirige Oscar Comelli se aseguró quedar tercero en la tabla de la División Bonaerense
    Una victoria que fue muy festejada por el plantel, cuerpo tecnico, dirigentes y en especial el público que ayer concurrió al gimnasio “albirrojo”.
    EL PARTIDO
    Nunca mejor dicho aquello de que “lo que cuesta, vale doble”. El triunfo de ayer de Zárate Basket sin dudas vale doble. Por que no tuvo un juego prolijo en el primer tiempo y Atlético, que tampoco supo lucir en un partido donde fueron más los errores y malas decisiones que los aciertos, se las ingenió para hacer daño a una defensa muy estática del lado del local.
    Zárate Basket había iniciado el partido positivamente (9-0 en el arranque y 12-2 a mitad del primer cuarto) pero fue la visita la que, a partir del segundo parcial, fue cambiando su imagen con mejores aciertos desde el perímetro (dos triples de Felipe Sanchez y el restante de Romani) para quedar en ventaja (30-27) al momento de ir a los vestuarios.
    Zárate Basket fue mucho apresuramiento en ofensiva, malas decisiones y tambien, un bajo porcentaje de acierto incluso desde posiciones muy favorables.
    En el tercer cuarto la visita pareció salir mejor a la cancha que aprovechando otros dos tiros gol de tres puntos (de Sevegnani y Sanchez) se puso 38 a 29 a los 3 minutos del tercer período.
    A partir de ese momento Zárate Basket mejoró mucho pero en defensa, robó pelotas y eso lo hizo fuerte tambien en el ataque, para encontrar en Aranda (6 puntos) mas un triple de Madoz que le permitió volver a creer al ver que solo eran dos puntos (43-45) los que había de diferencia al comenzar los diez minutos finales.
    En ese cuarto fue lo mejor de Zárate Basket que tuvo a un jugador clave, Guillermo López aportando puntos importantes (una jugada de gol y ful y un triple) para quedarse con una victoria que vale y mucho.

    RACING, EL PROXIMO RIVAL

    A la fase regular del Torneo Federal de Básquetbol so lo le queda una fecha mas y será el viernes próximo.
    Zárate Basket jugará de vi sitante en la ciudad de Chivilcoy frente a Racing.
    Este partido irá en el gimnasio “Del Centro” de Racing Club comenzando a las 21.30 horas.

    FESTEJO EN MAR DEL PLATA

    Por Sebastián Arana(*)
    Extrañó horrores al lesionado Nicolás Lorenzo. Sin juego, sin poder plantar una defensa confiable, Unión a partir del segundo cuarto fue presa fácil de Zárate Básket, que se impuso por 80-59 y lo condenó a sufrir hasta el último segundo del último partido de la fase regular para saber si mantendrá su lugar en el Torneo Federal de Básquetbol.
    El próximo viernes, en El Quincho, Unión se jugará ante Sarmiento de Junín, su rival directo, el partido más importante de sus dos temporadas en esta competencia. Una final. A matar o morir. Ya no importa cómo salgan los juninenses en su visita previa a Argentino de Pergamino. Si gana, zafará. Si cae, perderá el lugar que tanto le costó conseguir. Así de simple.
    Después de un primer cuarto bueno, con defensa aceptable, dinámica ofensiva y una razonable cuota de aciertos en los disparos exteriores, a Unión se le vino el mundo abajo en el segundo.
    Después de un triple de Varas que estiró la luz a un promisorio 26-19, el elenco “celeste” se derrumbó. Prime-ro, basquetbolísticamente, incomodado por la falta de un conductor natural, sin ideas para jugar cinco contra cinco, sufriendo para contener a los hombres altos del rival. Luego, anímicamente, en la medida en la que no le salían las cosas, comenzó a discutir los fallos -siempre hay motivos con los árbitros de esta categoría- y a salirse de foco. La consecuencia sufrió un parcial de 0-17 en siete minutos. Un mazazo para sus ilusiones. De ganar por siete pasó a perder por diez. Y a remar. Con menos confianza que al principio, claro.
    Nada descontó en el tercer cuarto.
    Amagó una reacción en el comienzo con tres dobles consecutivos de Acuña en el poste bajo que lo pusieron 37-42.
    Pero Zárate cortó el abastecimiento al pivote y recrudecieron todos los problemas en el ataque estacionado.
    Sin dinámica ni decisión, Unión comenzó a desinflarse. Y el equipo visitante a ganar en tranquilidad para ejecutar sus ofensivas.
    Enseguida recuperó la de-cena de puntos de diferencia. En la última jugada del cuarto, como si fuera poco, Gaitán anotó un triple lejano que estiró la ventaja a 61-46. Fue otro mazazo.
    Con las reservas anímicas demasiado flacas, Unión terminó de irse al suelo cuando, tras los primeros dos minutos del cuarto final, se dio cuenta que el vuelco ya no era posible. Zárate jugó se hizo un picnic y terminó floreándose para remover la herida.
    (*) Periodista de Diario La Capital de Mar del Plata

    Facundo Madoz amaga ante el salto de J. Thorp.