• Hoy 1 - Zárate - 19.5° / 20.1°
    • Nublado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 81%
  • La inseguridad vuelve a golpear en Villa Fox

    5/4/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    No es casualidad que el delito haya golpeado a la Escuela Nº6 de Villa Fox, barrio en el que, al igual que Villa Smithfield, se desarrollan diariamente graves hechos de inseguridad a raíz de la poca presencia policial. Robos, hurtos y asaltos de motochorros que solamente salen a la luz en palabras de los damnificados y no se informan a través de las fuentes oficiales.
    En función de este contexto es que miembros de asociación cooperadora, padres de alumnos, vecinos y docentes mostraron su indignación y bronca por este grave hecho sucedido en la escuela centenaria de calle Alem, entidad que no sufría robos de este tipo desde el año 2013.
    Todas las pruebas recogidas en el lugar indicaron que un grupo no determinado de delincuentes ingresó al establecimiento educativo en la madrugada de ayer. Se desconoce el horario en el que entraron a robar pero su huida se pudo establecer cerca de las 5 de la mañana. También se desconoce por dónde ganaron el patio de la escuela pero la principal hipótesis es que lo hicieron por los techos de la parroquia María de Nazareth, ubicada al lado del colegio.
    Para entrar al edificio los delincuentes violentaron una puerta, que había sido comprada e instalada hace poco por la cooperadora, que da al patio interno del colegio. Ingresaron a un salón, rompieron todo lo que encontraron a su paso, desvalijando cajones y armarios. Ese mismo accionar lo repitieron en no menos de diez salones con la misma saña.
    Docentes del establecimiento lloraban de bronca ayer por la mañana al ver cómo se habían forzado puertas de chapa de los viejos armarios donde solamente guardan útiles escolares, tizas, libros y otras cosas que no tienen valor comercial. De hecho hasta tienen valor sentimental para los alumnos. “No sabemos por dónde empezar a ordenar, dan ganas de llorar”, comentó una docente.
    En su raid vandálico dentro del edificio los delincuentes escribieron bancos con la leyenda, “Aguante el Cadu”. Rompieron puertas a patadas, arrancaron afiches de los niños de las paredes y también ingresaron a la dirección. Allí destrozaron la puerta de vidrio, tomaron la bandera bonaerense y defecaron sobre ella. Luego revolvieron expedientes y tiraron cajas con formularios administrativos.
    Finalmente huyeron por los techos, por lo menos eso es lo que se presume, recorriendo el camino inverso para huir. De hecho se encontró una soga debajo del antiguo campanario de la parroquia María de Nazareth; con lo cual se presume que huyeron por calle Alem. En el lugar también se halló una escalera que habría sido utilizada por los delincuentes.

    Huyeron en un remis
    Y aquí es donde viene la parte que más bronca sienten los frentistas, ya que cerca de las 5 de la madrugada este grupo no determinado de delincuentes salió caminando por calle Alem hacia el Centro, con total impunidad, para tomarse un coche en una agencia de remis de la zona. Iban cargados con las cosas robadas de la escuela.
    Las versiones recogidas ayer por la mañana en la escuela confirman que los delincuentes se tomaron un coche, hicieron una escala en calle Brown al 1700 y siguieron su camino.
    En este sentido hay que aclarar que la Escuela 6 tiene salida a la calle Brown, y sabiendo este dato los delincuentes dejaron otros elementos de valor embalados en ese lugar para luego pasarlos a recoger en el remis. Y así fue como terminaron haciendo, con total tranquilidad sabiendo de la falta de presencia policial.
    Gran desolación había reinado a toda la comunidad educativa del colegio, quienes en este caso no perdieron un día de clase por algún tipo de conflicto gremial sino por este hecho que se podría haber evitado teniendo en cuenta las advertencias de los propios frentistas de Villa Fox y haciendo prevención.
    Entre los elementos sustraídos se robaron elementos de gimnasia, calculadoras, proyector, un equipo de música (que luego fue recuperada), pizarra electrónica, cámara de fotos y elementos didácticos enviados por la Dirección de Escuelas de la Provincia, libros, mapas y un gran manojo de llaves por lo cual la dirección de la Escuela se encuentra con dificultades para cerrar el establecimiento.
    Todo esto sin que nadie advirtiera para llamar a la policía. La zona de Villa Fox es bastante insegura, ya se registraron en los últimos veces varios delitos, entraderas y robos a mano armada por los que los vecinos reclaman mayor vigilancia y patrullaje. Ahora le tocó desgraciadamente a esta escuela emblemática del barrio donde los vecinos cooperadores hacen esfuerzos para su mantenimiento impecable. Esto es un gran golpe al vecindario que ayer por la mañana mostró gran aflicción por lo sucedido.
    A poco de descubrir estos hechos vadálicos, la directora de la Escuela Andrea Ingiullio se comunicó con la Policía y el Consejo Escolar concurriendo al lugar los consejeros Nancy Hernández, Mariana Vargas, Damián Giorno e Ileana Alitta, como así también el inspector jefe distrital Alfredo Nizzoli.

    Reclamos de seguridad en el barrio
    Por último hay que destacar que desde la secretaría de Seguridad municipal se mantiene un diálogo fluido con los vecinos de Villa Fox , y con reuniones como la mantenida ayer en la sociedad de fomento barrial, pero la operatividad de todas las fuerzas sigue siendo escasa en esta zona.
    Además los vecinos plantearon ayer por la mañana que tras los dichos del intendente Cáffaro, de que las fuerzas de seguridad ya no dependen del municipio, se torna relativo el accionar de una secretaría de Seguridad municipal que ya no controla ni coordina al resto de las fuerzas. “El control civil, y municipal, no existe más; aquella matriz instaurada en el gobierno pasado va cambiando y cada vez tenemos menos injerencia en las decisiones. Lo que existe hoy en Zárate es un buen diálogo, y en base a esta relación con el ministerio de Seguridad se puede trabajar bien como lo estamos haciendo, pero no es lo mismo”, fueron las palabras del intendente en una entrevista exclusiva brindada a este medio.

    Se recuperó parte de lo robado

    Este medio intentó, en varias oportunidades, comunicarse con el secretario de Seguridad, y ex titular de la Policía Local, Víctor Castro, en virtud de que la fiscalía ordenó diferentes allanamientos teniendo en cuenta el testimonio de un “testigo clave”. Sin embargo el funcionario municipal no respondió a estos llamados y tampoco surgió del municipio información oficial que ratifique los allanamientos.
    Quienes debieron salir a confirmar que se recuperó parte de los elementos robados fue la propia comunidad educativa quienes dejaron bien en claro que el testimonio de este “testigo” fue el que originó los allanamientos sumado al rápido accionar de la fiscalía.