• Hoy 20 - Zárate - 20.4° / 24.1°
    • Despejado
    • Presión 1029.89 hpa
    • Humedad 72%
  • Se acumula la basura por un conflicto entre el sindicato y la empresa concesionaria del servicio

    11/4/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Desde el viernes pasado que el Sindicato de Camioneros ha llamado a todo su personal en Zárate a trabajar “a reglamento” en virtud de un conflicto que mantiene con la empresa concesionaria del servicio de recolección de residuos, Agrotécnica Fueguina.
    Según informaron desde la secretaría de Servicios Públicos municipal, el gremio reclama más equipamiento para trabajar.
    Este medio pudo confirmar que el Sindicato de Camioneros, representante de los trabajadores que realizan las tareas de recolección, presentará en el Ministerio de Trabajo bonaerense un informe detallando los accesorios y los equipos que necesitan para continuar operando. Ahora, será esa cartera laboral quien convoque a las partes a negociar en virtud de destrabar el conflicto lo antes posible dado que se acumulan las bolsas de residuos en las calles.
    Si bien el conflicto se desató el pasado viernes, las lluvias hicieron que este problema se vea disimulado, ya que muchos frentistas no sacaron sus residuos a la vereda. Sin embargo, el lunes, y principalmente ayer, las bolsas se fueron acumulando; y en algunos casos perros callejeros fueron rompiéndolas con el afán de comer y diseminaron los desechos por la calle.
    Cabe aclarar que el trabajo “a reglamento” de los recolectores no es un paro sino una medida gremial adoptada como manera de mostrar disconformidad por la falta de elementos para trabajar. Es decir que los vecinos podrán ver algunas cuadras en las que todavía no pasó el recolector y otras en las que sí pasó el camión. Por lo tanto es aleatorio el recorrido de la empresa.
    En relación a esto, lo que los frentistas critican es que el Municipio y la empresa, sabiendo de esta situación, no informaron públicamente los horarios o la recomendación de no sacar los residuos.
    Sin embargo, existe un problema de fondo: la propia empresa pidió al Ejecutivo municipal una readecuación de precios en octubre pasado dado que los costos operativos aumentaron. Este pedido fue convertido, administrativamente, en un expediente que aún sigue circulando dentro de áreas municipales sin una definición.
    Fuentes municipales ratificaron esta información explicando que la empresa actualmente está cobrando mensualmente $6.300.000 por el servicio de recolección en el Partido. Y lo que está pidiendo es un aumento del 10% con un retroactivo a octubre, fecha en que se inició el expediente.

    Bolsas sin recoletar en Pinto al 1700.

    Vecinos de Villa Fox reclaman por la recolección.