• Hoy 22 - Zárate - 2° / 5.4°
    • Despejado
    • Presión 1039.77 hpa
    • Humedad 80%
  • “La principal preocupación son los motochorros”

    27/4/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Hace dos meses que Víctor Castro ocupa el rol de secretario de Seguridad municipal tras retirarse de la Policía Bonaerense en el mes de enero. Su último trabajo fue, precisamente, jefe de la Policía Local durante la mitad de 2016 y todo el 2017.
    Anteriormente fue Jefe Distrital y conoce el territorio del Partido en detalle. Fue por eso que el intendente se volcó sobre sus antecedentes aunque arribó a este cargo por la relación que lo vincula al ex secretario de Seguridad, Gastón Otero, pero fundamentalmente por pedido del diputado Matías Ranzini.
    “Tengo el trabajo de ocuparme de la sala de monitoreo, del cuidado de los edificios públicos y de los móviles y el personal de la DPU. Además articulamos diferentes tareas con el resto de las distintas policías que trabajan en Zárate con quienes, actualmente, tenemos una muy buena convivencia”, expresó a LA VOZ el secretario de Seguridad municipal, Víctor Castro.
    Una de las primeras reuniones tras asumir su cargo fue reunirse con la fiscal Andrea Palacios y representantes del Ministerio Público Fiscal, aunque reconoció que la vorágine laboral diaria le impidió avanzar en más reuniones.
    “También nos reunimos dos o tres veces al mes con el resto de los jefes policiales en la Mesa de Coordinación en Seguridad. De estos encuentros participa el Jefe Departamental, los comisarios de Zárate y Lima, el director de Policía Científica, el director de Narcocriminalidad, el director de la DDI, el jefe de Policía Local y entre todos coordinamos la operatividad a desarrollar por un lapso de diez días. Estas mesas siguen estando y formamos parte como municipio de tales encuentros”, aclaró Castro.
    Esto tiene que ver con lo mencionado el mes pasado por el intendente Cáffaro, quien reconoció que, como municipio, tenían cada vez menos injerencia en la toma de decisiones ya que todas las directivas sobre la fuerza se “bajaban” del ministerio de Seguridad bonaerense.

    MOTOCHORROS
    Por otra parte Castro reconoció que la modalidad delictual de motochorros es preocupante y que generan acciones diarias de prevención para combatirlo. “Con los medios que tenemos los vamos a combatir, como a cualquier modalidad delictual. Ahora hay una ley promulgada por el diputado Ranzini sobre los chalecos obligatorios que deberían portar los motociclistas y entendemos que todo lo que sea en beneficio de la seguridad, y vaya en contra de los motochorros, bienvenido sea. Toda idea que pueda existir para combatirlos es buena y sabemos que los vecinos están preocupados, ya que operan al voleo y hoy me puede tocar a mí, ya le ha tocado a mis hijas y mañana le puede tocar o a cualquiera. Me solidarizo con los vecinos damnificados pero que los ciudadanos se queden tranquilos que la operatividad existe en la ciudad y todos los días hay detenciones. Pero para seguir en esta línea de trabajo necesitamos que realicen las denuncias en la comisaría”, aseguró el funcionario municipal.
    “Zárate no es una ciudad diferente al resto de la provincia, somos una ciudad más de la provincia con la misma problemática de otras ciudades. Acá se trabaja, la seguridad está pero tenemos casos de violencia de género, delito y conflictividad vecinal como cualquiera otra localidad. Desde esta Secretaría no estamos ajenos de lo que sucede en Zárate, nuestras propias familias han sufrido casos de inseguridad y quedensé tranquilos los zarateños que si nosotros sabemos dónde están los delincuentes, los vamos a ir a buscar”, concluyó el ex titular de la Policía Local.

    Víctor Castro, secretario de Seguridad.