Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 23 - Zárate - 16.4° / 17.6°
    • Nublado
    • Presión 1030.55 hpa
    • Humedad 57%
  • Diputados convocaron a una jornada para exponer y evaluar consecuentias de la suspención de Atucha III

    11/6/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Convocados por los diputados nacionales del PJ-FPV, Abel Furlán y Roberto Salvarezza, científicos, profesionales, gremialistas y asociaciones, vinculadas al quehacer nuclear, se reunieron el jueves 7 en instalaciones del Congreso para exponer y evaluar las consecuencias de la suspensión de la obra Central Nuclear Atucha III en Lima y el riesgo que corre tanto el Plan de la especialidad como el desarrollo científico tecnológico soberano, por las decisiones del actual Gobierno Nacional.
    “La decisión del Presidente Macri afecta directamente la existencia de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP), ubicada en Neuquén, la más importante de las once existentes en el mundo, Ello implica costos sociales, científicos y tecnológicos”, expresó el Presidente de la Asociación de Profesionales de la CNEA, Arbor González y agregó: “Nos dicen que continuará en 2022 con un Reactor PWR, llave en mano, lo que implica una dependencia absoluta del proveedor y la consecuente desactivación del Plan Nuclear Argentino”.
    Por su parte Osvaldo Nievas de la PIAP sintetizó: “La suspensión de Atucha III es un retraso imposible de recuperar y eso tiene un responsable principal: el Presidente Macri. No se pueden destruir bienes de la Nación de un plumazo”.
    Pablo Vizcaino titular del Departamento Tecnología del Circonio señaló: “La gravedad de la decisión del Gobierno Nacional es importantísima y de una liviandad mayor a las que se tomaron en los años 90. Se pierden décadas de investigación y desarrollo y de no tener continuidad con lineamientos adecuados el Plan Nuclear Argentino (PNA) desaparece” para concluir expresando: “Si eso ocurre empresas como CONUAR, que fabrica los elementos combustibles, FAE que hace las vainas de los mismos, IPMSA, fabricante de generadores de vapor e intercambiadores de calor, Dioxitek , que fabrica el Dióxido de Uranio y otras empresas estatales, privadas o mixtas , todas con productos de alto valor agregado , dejaran de existir”.
    “El Gobierno Nacional, con el silencio del Provincial, nos vende espejitos de colores con la generación eólica adquirida llave en mano y la instalará en lugares que requieren del tendido de líneas de alta tensión con los elevados costos que ello implica y, contra toda lógica, deja de lado Atucha III que no requiere nuevos tendidos. La defensa de una central tipo Candú es una causa nacional”, reseñó Rodolfo Kempf de ATE.
    El investigador Edgardo Cabanillas mencionó hitos de ejercicio de la soberanía nacional, invocando el recuerdo de Mosconi, Baldrich y Savio para luego sentenciar: “La decisión de Perón de crear la Agencia de Energía Atómica nos abrió la posibilidad de pensar estratégicamente en el desarrollo nuclear. Hoy, vistas las resoluciones del Gobierno Nacional, corremos el serio riesgo de quedarnos sin nada”. Sentando una clara posición de cara al futuro concluyó: “Se debe construir una cuarta y quinta central tipo Candú. No conviene a los intereses nacionales aceptar la propuesta china de una Central PWR”.
    Los becarios Martín Gioffrida y Juan Carricondo, egresados del Instituto Sábato del Centro Atómico Constituyentes, se hicieron presentes en la reunión con su opinión. “El desarrollo tecnológico no es un problema de capacidad técnica sino de decisión política. Desde 2009 a 2016 permanecieron en la CNEA todos los egresados que lo deseaban. En el presente se redujo notoriamente el número porque sólo se les ofrecía algunas becas” señaló Gioffrida.
    Fernando Lisse de la PIAP expresó: “La decisión del gobierno no es económica. Hacer Atucha III sube en el 1 por ciento del PBI la deuda externa, valor relativamente exiguo si se considera que el gobierno de Macri se endeudó hasta alcanzar el 50 por ciento del PBI. Cancelar Atucha III significa ponerle fin al Plan Nuclear. El ministro Aranguren, en audiencia, no nos aseguró la continuidad del mismo. Los cierres de Fanazul, Río Turbio, Fabricaciones Militares, el vaciamiento del INTI, los casi seguros despidos en CONUAR, FAE y Dioxitek, son señales claras del plan de vaciamiento científico-tecnológico que impulsa el gobierno nacional”.
    “La decisión del Gobierno Nacional es un atropello a la soberanía energética y a la dignidad de los trabajadores. Macri nos prometió la continuidad del Plan Nuclear Argentino, en reiteradas oportunidades y, como en otros tantos temas, nos mintió”, señalo Julio González, titular de la UOCRA Zárate.
    Javier Sanchez representante de la UOM, Rama Nuclear, refiriéndose a la situación de CONUAR y FAE, manifestó: Hemos sufrido dos intentos de desguace, primero en los años 90 y luego en la actualidad. Esto finaliza con la importación de elementos combustibles. En el primer caso teníamos un plantel superior a los 500 compañeros y quedaron poco más de 100. Hoy somos 580, pero en la dirección que van la decisiones políticas del gobierno nadie está a salvo”.
    Diego Velázquez de Luz y Fuerza y Adrián Podestá de CNEA coincidieron en señalar que se está en presencia de una afectación generalizada, ya sea de las centrales de potencia, como del proyecto CAREM y de los reactores de investigación y de producción de radioisótopos.
    APUAYE, representada por el titular de la Seccional Buenos Aires, Jorge Casado, presentó una declaración que, además de expresar malestar y preocupación por la decisión del Poder Ejecutivo Nacional, señala que la misma implica un paso hacia atrás muy importante, para concluir: “Sin energía de base y sin el aporte de los trabajadores no hay desarrollo posible”.
    Por su parte Cristián Poli de SUTEBA, expresó la preocupación de la organización por las consecuencias sociales implícitas en la errónea decisión del gobierno macrista.
    Al cierre del evento, uno de sus impulsores Abel Furlán señaló: “El Gobierno Nacional toma una decisión política encuadrada en su proyecto de primarización de la economía nacional, de seguir con el plan de desindustrialización continua y de profundizar, día a día, su alineamiento con los intereses geopolíticos de la potencias centrales, particularmente Estados Unidos. Las consecuencias, directas e indirectas, serán negativas y de considerable magnitud”.
    La jornada contó con la presencia de diputadas y diputados del bloque PJ-FPV y hubo una ausencia absoluta de los legisladores de Cambiemos, pese a que habían sido invitados, según los organizadores, en tiempo y forma.

    “Las consecuencias, directas e indirectas, serán negativas”, dijo Furlán.