Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 14 - Zárate - 18° / 18.1°
    • Nublado
    • Presión 1016.25 hpa
    • Humedad 91%
  • “La vida es un don muy grande”

    10/7/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La Iglesia celebró la fiesta nacional de la declaración de independencia con una Misa por la Vida en la Basílica de Nuestra Señora de Luján, tras aprobarse recientemente la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados.
    La celebración fue presidida por el Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Mons. Vicente Ojea y participó Monseñor Pedro Laxague, obispo de la Diócesis Zárate-Campana y presidente de la Comisión episcopal de Laicos y Familia, quien explicó más detalles sobre la finalidad de esta iniciativa.
    “La Iglesia quiere rezar junto a Nuestra Madre, la Virgen, por la vida del pueblo argentino y de esta nación; la vida de los creyentes y de los no creyentes. Creemos que la vida es un don muy grande. Cristo mismo es ejemplo de vida y a través del Evangelio nos enseña a vivir”, explicó Monseñor Laxague, afirmando que la idea de celebrar esta misa “pretende seguir perseverando en el testimonio de defensa de la vida que tienen que dar los cristianos”.
    Sobre la posición sobre el tema del aborto en el Congreso, el Obispo de la Diócesis dijo que “para defender la vida, en la Cámara de Diputados se podrían elaborar y votar tantas leyes que ayuden a la vida, como leyes de adopción, leyes de protección a la madre soltera, ayudas económicas a la mujer embarazada. Hay muchas medidas al respecto que ya se han aplicado en Argentina y funcionan. Lo que pasa es que existe también una presión ideológica muy fuerte para que se legalice el aborto, hay muchos intereses por detrás. Pero no hay que desanimarse, hay leyes buenas y otras mejorables… hay que seguir trabajando en todos los frentes sin perder la esperanza. Una ley no va a parar a la Iglesia. Hay tantas leyes que no son buenas y que han permitido igualmente que el Evangelio siga iluminando al mundo”.
    Asimismo, Monseñor Laxague resaltó la labor que lleva adelante la Iglesia argentina para defender la vida y le mandó un mensaje a la mujer embarazada que pueda plantearse la idea de abortar o se encuentre en medio de este dilema.
    “No te aisles. No estás sola. Buscá ayuda, hay mucha gente y grupos, dentro y fuera de la Iglesia, que te van a ayudar y orientar. En soledad, es muy difícil llevar algo tan grande como lo es la maternidad. No te quedes con el primer consejo que es de muerte y de desesperación”, concluye el prelado, indicando que no es correcto decir que el aborto es la interrupción del embarazo, ya que la palabra interrumpir implica la posibilidad de reanudar, y en el caso de la vida esto no es posible… una vez que la vida es interrumpida, no se puede volver atrás”, concluyó.

    El Obispo de la Diócesis Zárate-Campana, Monseñor Pedro Laxague.