Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 14 - Zárate - 18° / 18.1°
    • Nublado
    • Presión 1016.25 hpa
    • Humedad 91%
  • Continúa en aumento la cantidad de chicos que asisten a los comedores comunitarios

    11/7/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El mes pasado la Universidad Católica Argentina (UCA) presentó su informe sobre la realidad social del país del año 2017, y desde allí se desprenden distintos indicadores que permiten analizar la problemática de manera integral. La alimentación de los niños de nuestro país es uno de los puntos que se analizan en el Barómetro de Deuda Social de la Infancia y su informe dio muestra de que el 17,6 por ciento de los niños tiene déficit en sus comidas y un 8,5 por ciento pasó hambre durante 2017.
    En este contexto, informaron que aumentó la demanda a los comedores comunitarios infantiles que están ubicados en los barrios, escuelas y capillas. De hecho un 33,8 por ciento del universo analizado, reconoció que asiste a comedores.
    Las cifras, que son de finales del año pasado, podrían acrecentarse en un contexto como el actual con devaluación, inflación, shock tarifario y caída del salario real.
    El último índice de pobreza del INDEC marcó 25,7 por ciento en el segundo semestre del año pasado y se espera que regrese al 29 por ciento a fin de año, según estimaciones de la UCA. En el caso de la niñez el número es mayor porque se trata de una medición multidimensional, no sólo en base al precio de la canasta básica.
    A nivel local la situación es cada vez más angustiante, no solamente por cifras entregadas por el gremio docente de Suteba, que advierte sobre un crecimiento en los comedores escolares producto de la situación económica y social, sino también en lo que se refiere a los comedores o merenderos comunitarios.
    La Asociación Civil “La Noble Causa” viene trabajando desde el año 2002 en este tema; y hoy cuenta con unas 80 personas que trabajan diariamente en asistencia social.
    Tienen a su cargo cinco merenderos; “La horita feliz”, de barrio Cementerio; “Los Pequeños Patitos”, de Pecorena; “Rayito de Sol”, de Reysol; “Pequeños Angelitos”, de San Miguel y “Sembrando Sueños”, de San Luis.
    Estos merenderos funcionan dos veces a la semana, poseen su propia biblioteca, juegos de mesas para que los chicos jueguen y todo lo hacen en base a donaciones de particulares.
    “Es muy angustiante la situación de los barrios. Nosotros vemos chicos que nunca en su vida le festejaron un cumpleaños. Y nos abrazan y nos agradecen cuando nosotros compartimos una torta y le entregamos un pequeño presente. Vemos con un hondo pesar un total desmembramiento de la familia, donde las criaturas son los que más sufren porque no entienden qué es lo que sucede. Situaciones familiares de violencia, hambre y marginalidad. A veces nos parte el alma escuchar cuando ellos mismos nos dicen gracias luego de tomar un vaso de leche y comer una rodaja de pan. Hasta hace tres meses teníamos 30 chicos en cada comedor, pero hoy tenemos más de 65 solamente en el merendero de barrio Cementerio. Y después vemos que cuando terminan de merendar los chicos aparece un abuelo para retirarlos y miran de reojo a la mesa. Entonces también les ofrecemos a ellos un vaso de leche, se sientan y comen. Esto sucede a menudo en los comedores barriales”, comentó Zulma De Angelis, la titular de la asociación Civil “La Noble Causa”.
    “En cada merendero hay una biblioteca y juegos con el fin de establecer relaciones para que podamos entender de sus necesidades; ya que los chicos necesitan que se los escuche. Esto no sale en ninguna estadística, pero los chicos necesitan ser escuchados, contención, un adulto que los guíe”, evaluó la militante social. “Lo que más nos duele de todo es que las propias familias nos dicen que no tienen esperanza y que no tienen futuro. Un hombre repartió 9 currículums a pie a fábricas y comercios. Hoy sigue juntando cartones porque necesita darle de comer a nueve hijos. Esta es la realidad que sucede hoy en los barrios de Zárate”.
    Además de las evaluación desarrollada por “La Noble Causa”, también la creciente demanda de asistentes a estos comedores se puede ubicar en las propias redes sociales, donde varios merenderos y comedores piden donaciones constantemente en función de dar abasto al crecimiento de los menores y mayores que asisten.

    MAS DESEMPLEO

    Hace dos semanas la cooperativa Las Mariposas entregaron certificados a más de 90 personas que se terminaron de capacitar en Economía Social.
    De la entrega de certificados participó el actual secretario municipal de Desarrollo Económico, Leonel Soto; quien también se refirió a la situación macroeconómica actual en relación a su labor al frente del área. “La situación económica y productiva no escapa a la regla general de la provincia y el país. Nadie es ajeno a que los niveles de desempleo se han incrementado y que la producción y las PyMEs están pasando por un mal momento. He mantenido una reunión con el presidente de la Unión Industrial local, Rubén Falabella, y me ha comentado de la realidad que padecen algunos sectores en particular. El problema es que cuando uno desarma un andamiaje macroeconómico que ha estado durante tantos años aparecen rápidamente las consecuencias sociales. Estamos ante las primeras escenas de una película que ya vimos, porque todos padecimos las políticas neoliberales de los noventa y cuál es el final. Actualmente me toca presidir una cartera municipal en la que tengo que opinar de estos temas con responsabilidad, sabiendo que soy un funcionario público. Pero todos saben mi origen político y es por ello que siempre me tendrán apoyando diferentes programas de la economía popular”, concluyó el actual funcionario municipal, completando el panorama productivo local que ya ha comenzado a mostrar muchas señales recesivas respecto al empleo y la producción.