Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 14 - Zárate - 18° / 18.1°
    • Nublado
    • Presión 1016.25 hpa
    • Humedad 91%
  • El jefe del Cuartel de Bomberos analizó el rescate en Tailandia

    11/7/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En los últimos días los medios nacionales reflejan los pormenores de una operación de rescate internacional de 12 niños tailandeses y su entrenador de fútbol, atrapados desde el 23 de junio en la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia. Ayer ha concluido esta operación con éxito.
    En materia de operaciones de rescate y equipamiento, los miembros de cuerpo activo de Bomberos han seguido de cerca este tipo de tareas porque como ellos dicen, les permite “aprender a la distancia”. “Cuando sucede algún rescate a nivel internacional, uno siempre ve y analiza con qué herramientas y equipamiento cuentan otros rescatistas en función de ver hacia futuro qué es lo que se está utilizando y qué podríamos comprar para el cuartel. No obstante, estamos a años luz de distancia con Europa y Estados Unidos respecto a equipamiento aunque siempre decimos lo mismo; lo que sobra en Argentina es la parte humana, la voluntad y el compromiso de trabajar. Actualmente nosotros estamos comprando autobombas en Estados Unidos y en Europa modelo 90, que para ellos son vehículos ya obsoletos. Hoy en día comprar un coche 0 kilómetro de estas características para nosotros es imposible. Sin embargo adquirimos estas unidades que ya no se utilizan más, las ponemos a punto, los mantenemos con mucho esfuerzo, andan y operan diariamente. Siempre destacamos el recurso humano por sobre la tecnología u otras particularidades, eso es lo que también nos diferencia puertas afuera”, concluyó el jefe del cuartel local de Bomberos Voluntarios, Mariano Chaves.
    EL RESCATE
    Y al tercer día, se completó el milagro. La última de las tres misiones diarias para evacuar a los doce niños y su entrenador atrapados durante 18 días en la cueva inundada de Tham Luang, en el norte de Tailandia, ha concluido con éxito, en una carrera contra el agua y contra el tiempo y pese a abrumadoras dificultades técnicas.
    Los trece descansan a salvo en el hospital de la capital de provincia, Chiang Rai, para alivio de todo el país y la comunidad internacional que siguió la odisea de estos jóvenes -entre los 11 y los 16 años los niños, 25 el entrenador- con el alma en vilo.