• Hoy 22 - Zárate - 23.2° / 24.6°
    • Despejado
    • Presión 1019.5 hpa
    • Humedad 77%
  • Laura Lewin en Zárate: “Hay que reinventar el sistema educativo para los chicos de hoy”

    12/7/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    “Que enseñes no significa que aprendan”, bajo este título contundente, desafiante y hasta provocador; la docente Laura Lewin brindó una charla en el Salón Río Eventos de la sociedad de fomento de Villa Fox. El título, en realidad, es uno de sus tantos libros que como educadora y capacitadora de docentes fue publicando en los últimos años.
    Lewin iniciará en agosto una gira por Panamá, Costa Rica, Colombia, México, Perú y República Dominicana; y en todos estos países el diagnóstico es el mismo; la educación ha quedado relegada en el tiempo.
    Es por ello que Lewin es uno de los faros que ilumina posibles canales de navegación, para evitar que naufraguen más generaciones de alumnos inmersos en un sistema educativo, tanto público como privado, que es del siglo pasado.
    “No supimos llevar la educación a las necesidades que tienen los alumnos en la actualidad. Por eso el desafío es reinventar el sistema educativo para los chicos de hoy. Tenemos que humanizar la educación, personalizarla, poner al alumno en el centro de la escena, incorporar tecnología como medio, no como un fin; es decir incorporar tecnología para ser más accesible la información”, postuló.
    “Si cada docente se diera cuenta la responsabilidad que tiene de educar a los adultos de mañana, todo cambiaría. En la actualidad siento que hay una brecha muy grande entre el contenido que enseñan los docentes y el que tienen que aprender los chicos. Hoy en día todo cambia, cambian los celulares, los autos y a nadie se le ocurriría operarse con un cirujano del siglo pasado; sin embargo cambió todo menos la educación. Porque, además, vemos que los chicos hoy tienen apatía y desinterés por la educación”, reflexionó la docente; quien brindó una conferencia en un salón repleto.
    Parte de la llegada de la formadora a Zárate se debió al interés y la visión de la propia Fundación Estrada, del Instituto José Manuel Estrada.
    “En principio creo que la educación es muy verticalista. Se escucha mucho lo que dice el inspector y muchas veces nos encontramos con que hay docentes que les piden pensar a los alumnos cuando a ellos mismos no los dejan pensar desde Inspección. Por lo tanto considero que debemos confiar mucho más en nuestros docentes para que ellos se conviertan en el líder pedagógico que todos esperamos, consideró Lewin.

    El aula invisible
    Promediando su conferencia brindó algunos ejes de su diagnóstico y puntualizó sobre algunas pistas para comenzar a repensar el sistema educativo; “respecto a los contenidos, estamos con la educación del siglo pasado, bien memorística. Hoy en día ese método ya no es funcional a los jóvenes. No es solamente memorizar porque estos chicos leerán, rendirán y a los pocos días se olvidarán lo que aprendieron. No hay que perder de vista tampoco la cuestión emocional, porque somos seres emocionales. Los alumnos no pueden aprender sino están capacitados física y emocionalmente. Y además del aula que vemos existe un aula invisible en donde se desarrollan las relaciones interpersonales de los chicos, la importancia de que nadie interfiera en el proceso de aprendizaje de otro compañero, es fundamental que todos se sientan respetados y finalmente las condiciones neurológicas en las cuales se incorporarán los contenidos, por ejemplo que no tengan hambre o sueño. Y aquí es donde ingresa otro eje a rever que son los turnos, matutino y vespertino, y el tiempo de clase. Está comprobado que cuando los chicos tienen más tiempo de recreo, bajan su nivel de ansiedad. Menos horas de clases y más tiempo de recreo funciona mejor, en una proporción de 45 de clase y 15 de recreo. Modificando este sistema los chicos dejarán de morder los lápices, volverán mejor al aula; más enfocados y con mayor motivación”, aseguró la capacitadora internacional.
    Precisamente Lewin acaba de terminar un libro en coautoría con Fredy Vota, director general de la Dante Alighieri llamado; “La Educación Transformada”, donde definen algunas claves para comenzar a repensar la educación.
    “Muchos colegios saben que necesitamos hacer algo con la educación pero no saben cómo hacerlo. Entonces en este libro damos algunas claves; como el clima institucional, el docente, el alumno, la matriz pedagógica, la matriz didáctica, las evaluaciones y la inserción de la escuela en la comunidad”, explicó.

    Experimentación y evaluación

    Finalmente compartió otros dos conceptos con muchos docentes, tanto públicos como privados, que se acercaron al salón Río Eventos para presenciar la conferencia.
    “La evaluación debe ser una instancia más para ayudar a los alumnos a aprender, y nada más. Estamos poniendo el foco en aprobar y no en aprender. Todo se remite a la experimentación y a la parte lúdica que nunca se tendrían que haber perdido desde el nivel inicial. En el parámetro de la experimentación y el juego debería estar siempre la educación; aparte necesitamos aulas y hogares en donde se puedan capitalizar y naturalizar los errores, en donde los chicos entiendan que cometer errores es parte del proceso de aprendizaje. Hay que trabajar la frustración, el miedo, la ira como parte de un proceso de aprendizaje en el cual las familias y los hogares también tienen que comprometerse”, concluyó Laura Lewin en una de las charlas más interesantes en materia educativa del año; en este caso organizada por la Fundación Estrada.