Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 24 - Zárate - 16.5° / 17.9°
    • Despejado
    • Presión 1013.46 hpa
    • Humedad 75%
  • Aumentan casos y atenciones de niños con infecciones respiratorias en el Hospital

    16/7/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    A principios de mes, el Hospital Garrahan emitió un comunicado alertando por el incremento de casos de infecciones respiratorias en los niños; confirmando que el mes pasado se registró una suba del 32% respecto a 2017.
    La situación en la provincia de Buenos Aires es similar a la notificada por el hospital porteño aunque descartan epidemias o una casuística “anormal”.
    Damián Bonesi, jefe del área de Pediatría del hospital Virgen del Carmen brindó un informe sobre cómo están trabajando los profesionales médicos a nivel local: “Las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) son casos que esperamos todos los años en el otoño y el invierno, como éste tuvimos temperaturas muy bajas los casos han aumentado también en esa proporción. Por el momento podemos dar buena atención en relación a los casos que se esperan todos los años y si bien la sala de internación está llena tenemos más recursos humanos para enfrentar los casos suscitados durante este invierno”, expresó el doctor Bonesi.
    “Nos estamos organizando con una rotación de pacientes para que nos alcancen las bocas de oxígeno que tenemos pero la situación está controlada”, aseveró el jefe de Pediatría, descartando brotes anormales o una elevada cantidad de casos durante este año.
    Asimismo, Bonesi comentó que este año se encuentran trabajando “algo incómodos” respecto al espacio dado que la guardia y la sala de internación están funcionando temporalmente juntas, en función de los arreglos y la refuncionalización de toda la guardia nueva del hospital.
    “Además cada dos o tres días debemos hacer derivaciones a otros hospitales de la zona porque se presentan casos complicados y este establecimiento no cuenta con una Terapia Intensiva Pediátrica. Entonces debemos hacer estas derivaciones ante un cuadro de dificultades respiratorias graves. Por el momento no hemos tenido mayores inconvenientes en este sentido, pero siempre es una situación difícil porque debemos estar improvisando una terapia en este lugar hasta que el paciente pueda ser trasladado”, explicó Bonesi.
    El protocolo médico que sigue el área es darle ingreso al bebé o niño a la sala de prehospitalización, realizar un diagnóstico del cuadro que presenta y conforme a ello suministrar nebulizaciones, paff de salutamol en forma seriada o corticoides suministrados en forma oral o inyectables. En caso de que no se vean mejoras clínicas se lo deja internado.

    Más recursos humanos
    Tal como lo explicó el doctor Bonesi, las camas del hospital se llenan diariamente de niños con infecciones respiratorias pero la situación está controlada debido al recurso humano, “hacía dos años que no ingresaban residentes de Pediatría pero este año se incorporaron dos médicos con quienes estamos trabajando codo a codo para dar respuestas”, subrayó el profesional médico.

    Infecciones respiratorias

    Consiste en la inflamación de la vía aérea y/o de los pulmones. Eso hace que al bebé le cueste trabajo respirar normalmente y por eso aparece un pequeño silbido en su respiración. Las más comunes son las infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB) y las formas de presentación más habituales en niños pequeños son la bronquiolitis y la neumonía. Ellas son producidas por distintos gérmenes, pero el más frecuente es el Virus Sincicial Respiratorio (VSR).
    Hay que tener en cuenta que el 60% de los chicos que se internan en los hospitales son por IRAB y en la Argentina es la tercera causa más frecuente de muerte en niños menores de un año. Es muy importante detectarlas y tratarlas a tiempo, ya que además pueden generar secuelas permanentes en el aparato respiratorio como: enfermedades respiratorias recurrentes; reducción de la función pulmonar y aumento de la reactividad de la vía aérea o labilidad bronquial.
    Los síntomas aparecen con los días fríos, en invierno, y es de vital importancia conocer la existencia de estas infecciones porque muchas veces los padres de los niños creen que se trata de una simple tos o un resfrío y tardan en consultar al médico. Es por esta situación que también el área de Pediatría del hospital trata de concientizar a los adultos sobre los síntomas.
    “Los primeros en advertir cualquier alteración en un bebé o en un niño son los padres, por eso es esencial estar alerta a todas sus manifestaciones”, advirtió el doctor Bonesi.
    Los primeros síntomas de las IRAB suelen ser iguales a los de un resfrío común: congestión, mocos y tos. En tanto los síntomas de alarma que requieren consulta inmediata son la respiración agitada (esfuerzo por respirar, aumento en la frecuencia respiratoria, “aleteo” nasal por sentir la falta de aire, hundimiento del pecho o de la panza cuando respira, o se escucha un silbido. También está el decaimiento, la falta de apetito, irritabilidad o dificultad para dormir, fiebre o en algunos casos la piel adquiere un color azulado por falta de oxígeno, lo cual se nota especialmente en labios y uñas.

    Dr. Damián Bonesi.