• Hoy 21 - Zárate - 24.9° / 28.3°
    • Nublado
    • Presión 1024.28 hpa
    • Humedad 59%
  • Motochorros huyeron tras tirotearse con la policía

    10/9/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Un nuevo hecho de inseguridad marcó el fin de semana en nuestra ciudad cuando motochorros fueron perseguidos por la policía en Ruta 6 y tirotearse en barrio Bosch.
    Según confirmaron fuentes periodísticas de Campana, alrededor de las 15:30 horas del sábado, efectivos del Comando Patrulla de Campana recibieron el alerta de un robo a un chofer de camiones, quien indicó que los motochorros le habían sustraído sus bienes personales mientras se encontraba estacionado y huyeron por Ruta 6 hacia Zárate.
    Alertados de ello, se comunicaron con la policía local y montaron un operativo cerrojo. En su huida, los delincuentes fueron sorprendidos por la policía cuando uno de los delincuentes intentaba robarle la moto a otro vecino en inmediaciones a la fábrica Monsanto, sobre Ruta 6.
    Al advertir la presencia policial, el delincuente despoja al vecino de su vehículo y ambos, en dos motos, continuaron su fuga por barrio Bosch y Saavedra para culminar entre los pastizales, cuando los sujetos abandonaron los vehículos. Pero el episodio no finaliza allí, dado que su huida a pie incluyó un tiroteo con la policía y finalmente huyeron sin ser detenidos por la fuerza.
    Según ratificaron las fuentes periodísticas, no hubo policías heridos y se recuperaron las dos motos.

    Se robaron hasta un inodoro del oratorio Santa Lucía
    La Parroquia María de Nazareth, ubicada en el barrio de Villa Fox tiene bajo su órbita a todas las capillas de la zona sur de la ciudad, la Capilla San Francisco de Asis de barrio Bosch, la capilla San Juan Bautista de Atepam y el oratorio Santa Lucía, en el barrio ubicado a la vera sobre la ruta 6 y el cual se encuentra en el límite con la localidad de Campana. Allí, según expresaron desde la comunidad parroquial de Villa Fox, ingresaron delincuentes que se llevaron todo lo que encontraron a su paso, elementos de limpieza, sillas y hasta el inodoro del baño.
    El hecho fue comunicado el sábado y estiman que ocurrió en la madrugada de ese mismo día. Inmediatamente que publicaron el hecho toda la comunidad parroquial comenzó a expresar su indignación en redes sociales y también personalmente cuando fue el comentario tras la celebración litúrgica.

    Sitio donde fue sustraído el artefacto sanitario.