Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 21 - Zárate - 19.3° / 20°
    • Nublado
    • Presión 1024.31 hpa
    • Humedad 54%
  • “Es un mensaje muy peligroso para la sociedad”, dijo el abogado querellante

    14/9/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Luego del cierre de la audiencia donde se leyó el veredicto absolutorio de Daniel Oyarzún, acusado por el homicidio de Brian González, el abogado querellante Dr. Ernesto Gómez calificó el resultado como “un mensaje muy peligroso y muy delicado para la sociedad en el momento que estamos viviendo”.
    “Hoy quedó sentado que alguien puede matar y no ir preso. La sociedad lee ese mensaje y corremos el riesgo que los asaltos sean aun más salvajes, porque el delincuente va a tener miedo de que lo maten, y porque sabe que si lo matan, el tipo no va preso. Va a ser un salvajismo mutuo, aunque espero que no sea así”, analizó el letrado.
    Si bien su acusación buscaba que el acusado sea condenado por Homicidio Simple, Gómez refirió que “al jurado se le presentó también una situación intermedia, con una pena pasible de estar en libertad, y como diciendo: ‘Está mal lo que hiciste, no se puede matar’. Lo que la sociedad va a pensar es que sí se puede matar”.
    Del mismo modo, el letrado hizo referencia al difícil momento que pasó la familia González tras la lectura del veredicto; de hecho, la madre del joven fallecido sufrió una descompensación y debió ser atendida por una ambulancia: “La familia está destruida. No solo que pierden un hijo, sino por la situación presente. Hubo una persona muerta, y el bochinche de los festejos y gritos me pareció desubicado e inadecuado por parte de la gente, no se puede festejar, no es un partido de futbol. Acá hay un muerto. Ni durante el proceso ni el debate el imputado tuvo respeto hacia la familia de la víctima, así como tampoco el abogado tuvo respeto. Fue irrespetuoso al decir cosas que no sucedieron, como que Brian tenía un antecedente o que estaba procesado por otro homicidio, lo que no era cierto. Por otro lado también hizo mención a que Brian le gritaba debajo del auto, cuando la policía dijo que apenas murmuraba. El papá tuvo que abandonar la sala porque era aberrante. El imputado negó los hechos y justificó haber matado”.

    La policía dispuso un importante operativo en la última jornada del jucio al carnicero.

    Ernesto Gómez.