Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 19.7° / 19.8°
    • Despejado
    • Presión 1028.29 hpa
    • Humedad 72%
  • Smata garantizó la estabilidad laboral hasta fin de año por la crisis en Honda

    2/10/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El delegado general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) Zárate, Andrés Franzanti, había advertido a principios de mes que la planta Honda de Campana está atravesando un escenario complicado debido a la apertura de las importaciones y la caída del consumo interno, lo cual repercute al interior del plantel de trabajadores.
    Honda emplea a 1300 trabajadores en total de los cuales 900 son operarios y todos ellos pertenecientes al gremio de Smata. Y el total de ellos estuvieron afectados por diferentes suspensiones planteadas por la empresa a raíz de la poca productividad que registran. De hecho vienen de un mes y dos semanas de suspensiones del personal de operarios. No obstante, Smata ha acordado con la empresa la estabilidad laboral de su plantel hasta fin de año esperando que la situación repunte algunos dígitos en la época de primavera- verano donde hay un poco más de demanda.
    Allí se fabrica la camioneta Honda HRV y diferentes modelos de motocicletas; pero con la apertura de las importaciones comenzaron a ingresar motocicletas chinas pre- ensambladas que se venden en supermercados a menos de la mitad de lo que cuesta una motocicleta producida en el país. “La apertura deliberada de las importaciones generó el ingreso de motos chinas en cajas de madera, algo que por ley no pueden ingresar ya armadas; pero estas motos vienen todas armadas y lo único que se ensamblan son las ruedas y la cadena mediante una sola persona. Y luego las venden a dos pesos en el Carrefour. Esto barre con las concesionarias y es un claro ejemplo de cómo se está socavando la producción y el ensamblaje de autopartes a nivel nacional”, expresó el delegado de Smata, Andrés Franzanti.
    “Conforme a tal situación aumentaron los impuestos a las importaciones, algo que también desalienta las ventas en el sector y la producción local, y además este gobierno bajó un incentivo a la inversión productiva automotriz. El anterior gobierno estableció un incentivo de un 6% como parte de la devolución de diferentes cargas tributarias y con el objetivo de que sigan invirtiendo en nueva tecnología; 5 puntos para la empresa y 1 para la caja del Estado. Ahora Macri lo bajó al 1,5%, del cual ese 1% sigue para la caja del Estado y el otro 0,5 para las empresas. Esto desalienta la producción nacional y por si fuera poco, además está el impuesto a las motos de alta cilindrada y la Honda XR 250 Tornado es cada vez más cara en el mercado interno”, describió el gremialista aclarando que la mayor cantidad de vehículos producidos por Honda se comercializan en el mercado interno.
    Otro de los ejes de la crisis que atraviesa la empresa, según Smata, es que no lograron abastecerse de una red de proveedores nacionales, con lo cual importan piezas en dólares para venderla en el mercado interno; arrastrando serias pérdidas financieras.
    “Otro dato alarmante es que para el año entrante, se espera que se fabriquen 400 mil unidades automotrices en total, de las cuales 140 mil las producirá solamente Toyota en su planta de Zárate. Entonces el panorama se presenta complicado porque para todas las demás automotrices se deberán dividir las 270 mil unidades restantes, mucho menos a las planificaciones de otros años”, advirtió Franzanti.
    Finalmente anticipó que están en constante negociación con la automotriz radicada en Campana en función de mantener la estabilidad laboral de sus empleados. Smata Zárate nuclea a los empleados en Honda, de Toyota, cuatro autopartistas dependientes de Toyota, las plantas de Verificación Técnica Vehicular de la zona y las concesionarias y tallares oficiales.

    Acceso a planta industrial de Honda, ubicada sobre la Ruta 6.

    Panorama desalentador para las concesionarias
    El patentamiento de autos registró en septiembre una fuerte caída del 34,7% con relación a igual período del 2017 y, de este modo, por primera vez en el año el acumulado se muestra negativo en la comparación interanual, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA). El número de vehículos patentados durante septiembre de este año ascendió a 52.364 vehículos, lo que muestra una baja de 20% en meses consecutivos, ya que en agosto de este año se habían registrado 65.487 unidades.
    Es un presente duro para la producción de vehículos y más aún para la comercialización, para las concesionarias, donde Smata también tiene personal afiliado a su gremio.
    En este sentido, Smata Zárate confirmó que existe una “caída abrupta” de las ventas y que el conflicto con las concesionarias es inminente dado que ya se habla de despedir empleados de las concesionarias locales. Finalmente anunciaron que seguirán de cerca este tema dado que el futuro cercano tampoco se presenta promisorio.
    Por su parte, Dante Álvarez, presidente de ACARA, expresó que “el panorama difícil que veníamos observando se pone más complejo. Las turbulencias financieras, que retraen la actividad económica en general y nuestra actividad en particular, hacen que hayamos tenido en septiembre una caída interanual muy fuerte que resiente toda nuestra estructura comercial”.