Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 12 - Zárate - 22.7° / 24.1°
    • Lluvia
    • Presión 1026.31 hpa
    • Humedad 100%
  • Capacitaron sobre la sífilis, el chagas y la hepatitis b

    18/10/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En el Hospital Intermedio Municipal “René Favaloro”, la Secretaría de Salud municipal y el Ministerio de Salud bonaerense dictaron ayer una capacitación sobre sífilis, chagas y hepatitis B.
    “En los últimos años la sífilis congénita ha recobrado la atención en el sistema sanitario por considerarse que existe una mayor incidencia. Atendiendo a esta situación se planearon estrategias para optimizar el proceso de prevención, diagnóstico, seguimiento e informatización”, se explicó.
    Los capacitadores fueron Paola Suárez, licenciada en obstetricia y epidemióloga; Mónica Moyano, infectóloga; y Javier Rodríguez, médico; quienes pertenecen al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.
    Las enfermedades de transmisión vertical son el chagas, la hepatitis B, el HIV y sífilis. Todas las organizaciones mundiales de salud están teniendo como objetivo reducir la cantidad de infectados para los próximos años.
    AUMENTO DEL SIFILIS
    La comunidad médica argentina manifestó su preocupación este año por el incremento de los casos de sífilis en el país. La propagación de esta enfermedad que estaba casi erradicada del país, se debe principalmente a la falta de cuidados en las relaciones sexuales y a la poca información.
    Según datos del Ministerio de Salud, entre 2011 y 2017 los casos se triplicaron, pasando de 3875 a 11.709, aunque se sospecha que deben ser muchos más y no fueron diagnosticados. La causa es una sola: la falta del uso de preservativos en las relaciones sexuales.
    Se trata de una infección de transmisión sexual que afecta tanto a varones como a mujeres. Se manifiesta mediante úlceras en los órganos sexuales y manchas rojas en el cuerpo. Si no se atiende de manera adecuada, produce lesiones en el sistema nervioso y en el aparato circulatorio.
    LA TRANSMISION DE MADRE A HIJO DEL CHAGAS
    Si bien la forma principal de transmisión del Chagas sigue siendo el contacto con la vinchuca, el insecto que porta el parásito, desde la Sociedad Argentina de Pediatría advirtieron recientemente sobre un importante crecimiento de la transmisión perinatal, es decir, durante el embarazo o en el momento del parto, que representaría actualmente cerca del 40 por ciento de los casos.
    Pese a que en la Argentina el estudio para detectar la enfermedad en la madre embarazada es obligatorio y se realiza masivamente, por falta de seguimiento posterior y ausencia de controles, se estima que luego del parto se detecta apenas uno de cada tres niños que contrajeron Chagas por esta vía.
    En un informe reciente elaborado en conjunto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), denominado “El futuro de la lucha contra el Chagas”, se advierte que la transmisión materno-infantil es hoy la principal vía de infección en los países que han controlado la transmisión vectorial mejorando sus estándares de vivienda y aplicando el tamizaje universal en bancos de sangre, situación que incluye a la Argentina y en nuestra región se comparte con Brasil, Chile, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Uruguay.
    LA HEPATITIS B: NUEVOS CASOS
    Hepatólogos y gastroenterólogos vienen alertando que las bajas tasas de vacunación y el “relajamiento” en las medidas de prevención son las principales causas de aumento de casos de hepatitis A y B en Argentina, a lo que se suma la falta de diagnóstico de hepatitis C.
    La hepatitis B, por otra parte, tiene una vía de contagio similar a la del VIH. Los principales factores de riesgo para contraer este virus es tener madre y hermanos VHB-positivos, el uso inadecuado de procedimientos médicos, comportamiento sexual de riesgo, uso de drogas inyectables, hemodiálisis, transfusiones sin el debido control, piercings y tatuajes sin la correcta esterilización y ser VIH-positivo, entre otros.
    Tanto la hepatitis A como la B, son dos infecciones virales que pueden prevenirse con la vacuna gratuita y obligatoria que integra el calendario nacional. Sin embargo, ambas puede evolucionar a un estado agudo derivando en una hepatitis fulminante que requiere trasplante.
    El 45% de los casos de hepatitis fulminante y que requieren trasplante hepático son por hepatitis B. Aunque no se cuenta con datos poblacionales, se estima que hay unos 150.000 portadores y tres de cada 10 requerirán trasplante de hígado si no se los detecta y trata a tiempo.

    Capacitadoras del Ministerio de Salud y agentes sanitarios locales.