Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 24 - Zárate - 7.5° / 9.3°
    • Nublado
    • Presión 1023.16 hpa
    • Humedad 91%
  • Una artista zarateña participó del Festival Internacional de Literatura que se hizo en la Ciudad de Buenos Aires

    22/10/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La semana pasada, se llevó a cabo en Capital Federal la 10ma edición del Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires, que congregó a más de 10 mil personas con más de 90 autores nacionales y del exterior que realizaron distintas presentaciones. Allí, también estuvo presente la artista y docente zarateña, Nadia Sandrone, quien trabajó junto a Camila Fabbri en la dirección de Tren Fantasma, en el marco de las propuestas del evento.
    Durante cinco días, FILBA fue viajando con distintas actividades por varios espacios que funcionaron como sedes, entre los que se destacan el MALBA, el Centro Cultural de la Ciencia, la librería Eterna Cadencia, la casa de Victoria Ocampo, Niceto, la Plaza Perú o el Sexto Cultural. En este marco, se incluyeron talleres, diálogos con escritores, conciertos, performances, charlas, lecturas y paneles, atravesando distintas temáticas.
    “Mi participación en FILBA surge por la convocatoria que le hacen a Camila Fabbri, y en el afán de no encarar el proyecto sola, lo abre a compartirlo conmigo, lo que me parece muy generoso de su parte; Ahí empieza a aparecer el primer gesto de unión entre mujeres. Ese acercamiento deriva después en lo que se empieza a proponer de acercarnos nosotras a quienes nos inspiran”, comentó Nadia Sandrone a LA VOZ.
    A lo largo de todo el evento, se presentaron en diversas actividades, destacados autores como Anne Carson(Canadá), David Leavitt (Estados Unidos), Catherine Millet (Francia), Mercedes Cebrián (España), Julieta Venegas(México), Irvine Welsh (Escocia), Simonetta Agnello Hornby (Italia), Vanni Bianconi (Suiza), Roberto Echavarren (Uruguay), Fikry El Azzouzi (Bélgica), Edmundo Paz Soldán (Bolivia), Carolina Sanín(Colombia), Fernando Savater (España), entre otros.
    Tren Fantasma, se configuró como una performance que a lo largo de toda su ejecución fue implementando un juego de seducción entre distintas expresiones como el teatro, la literatura y la música.
    “Lo primero que aparece es la unión de dos mujeres, que tiene como eje principal la lectura, la escritura, la literatura como universo. Tren Fantasma es un artefacto, una estructura que nos sirve como sostén para invocar voces fantasmas de mujeres en la historia, que de alguna manera nos interpelan desde distintos puntos cardinales, poéticos y sensibles. Surgió empezar a convocar a artistas que nos interesen, y nos vimos anotando todos nombres de mujeres y mujeres trans. En ese recorte del cuerpo poético a utilizar en la obra, se propuso seguir en esa línea. Empezaron a aparecer escritoras argentinas, como Silvina Ocampo, Eva Duarte, Olga Orozco. Tren Fantasma fue un proceso y una excusa de juntarnos con una amiga a la luz de la tarde y leernos poesía, eso para mi ya es un milagro”, contó Nadia, quien actualmente también se encuentra dirigiendo Doy Rara, con textos de la escritora Fernanda García Lao, en el marco del ciclo Enredadera, que se realiza en la Librería La Libre de Capital Federal .
    El nombre de la propuesta dejaba vislumbrar cierta dinámica de la obra, pero alrededor de todo lo que contenga el significante fantasma, sobrevuela la justa (y necesaria) cuota de misterio. Así, se fue configurando una instalación performática que consistió en el encendido y apagado de estaciones, donde a través del recorrido lumínico diseñado por Estefanía Piotrkowski, uno podía viajar de una estación a otra, en las que había distintas puestas en acto de la escritura, la oralidad y el lenguaje literario. Cuando uno ingresaba a la sala, ya se veía envuelto en la función teatral. Primero, se asistía a una conversación en vivo, via WhatsApp Web, entre Romina Paula y Tálata Rodriguez. En esa conversación se invocaba a Silvina Ocampo y a Eva Duarte, con la idea de que el fantasma de Eva está en la Biblioteca Nacional y el de Silvina en Villa Ocampo. Luego sobrevino un recitado de Julia González, sobre textos de Olga Orozco. En la tercera estación estaba la actriz Pilar Gamboa, poniendo la voz de la actuación y habitando poetas rusas como Nika Turbiná y Marina Tsvietáieva, la primera azotada por sus propios tormentos y la segunda por la guerra y el hambre.
    Después, llegó la lectura performática de Camila Sosa Villada invocando a Sara Gallardo, para luego dar paso a Violeta Castillo, Jazmín Titiunik y Margarita Molfino, con la propuesta de vincular la poesía al despliegue musical y el movimiento: La puesta en juego de los cuerpos.
    La última estación estuvo a cargo de Paula Trama, cantando la canción Luz de Luna, de Chavela Vargas, sellando la velada con una puesta en escena de identidad latinoamericana. Tren Fantasma, superó la capacidad prevista por el espacio, recibiendo a más de 120 personas en una única función.
    En el balance de la experiencia que conlleva esta participación, Nadia sostiene: “Es algo que me conmueve enormemente; no porque haya un lugar al que llegar, sino porque todo este proceso -que para mi en cualquier obra eso siempre es lo mas hermoso-, y la posibilidad de hacer emerger una idea, pensar un mundo posible y crearlo en espacio tiempo, es de un nivel de belleza, intensidad y milagro en estos tiempos y en este contexto, realmente emotivo. A mi la posibilidad de acercarme a la lectura me amplió un horizonte posible, me movilizó el deseo”.
    En este sentido, recordó: “Yo iba a la biblioteca municipal que no tenía tantos libros infantiles en ese momento, y en esa precariedad el bibliotecario me daba libros de poesía para que yo me llevara algo. Eso operó en mí de alguna manera profunda y caló hondo, pienso que la poesía es una forma de comprender el mundo de una manera más sensible. Todo esto me deja la certeza de que las ideas están al alcance de la mano para realizarlas”.

    Nadia Sandrone trabajó en la dirección de Tren Fantasma.

    A %d blogueros les gusta esto: