Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 19.7° / 19.8°
    • Despejado
    • Presión 1028.29 hpa
    • Humedad 72%
  • “Tenemos que buscar que todos vivan mínimamente bien”

    25/10/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En el marco de una actividad que se viene desarrollando desde el lunes y concluirá el día de hoy, aproximadamente 20 obispos de distintas diócesis del conurbano y Capital Federal, recorrieron la Diócesis Zárate-Campana, con el objetivo de generar un acercamiento hacia los vecinos.
    Durante la mañana de ayer, los obispos acompañados por el titular de la Diócesisi Zárate Campana, Monseñor Pedro María Laxague se congregaron en la Parroquia Nuestra Sra. del Carmen, para partir desde allí, hacia distintos puntos de la ciudad, como el Hospital Zonal Virgen del Carmen donde estuvieron monseñor Laxague y el padre Agustín, párroco del Carmen; la Parroquia San José Obrero de los Salesianos donde están los padres Tony y Bruno, la cual fue visitada por monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora; Monseñor José Ballina, obispo auxiliar de Buenos Aires y monseñor Jorge Torres Carbonell, obispo auxiliar de Lomas de Zamora; el Hogar de Ancianos a donde llegó el arzobispo de Buenos Aires Monseñor Mario Poli, finalizando el recorrido en el Hogar de la Paz y la Alegría de las Hermanas de la Caridad. También visitaron la unidad penitenciaria de Campana y la zona insular.
    “Estamos aquí desde el lunes, recorriendo toda la diócesis con unos 20 obispos del conurbano y de la Capital. Estamos misionando, Jesús nos dijo que tenemos que salir, encontrarnos con la gente, escucharnos y descubrir toda la presencia que hay de fe y esperanza en cada ser humano, es muy rico eso”, comentó a LA VOZ el titular de la Diócesis Zárate Campana, Monseñor Laxague.
    En este sentido, el obispo describió que el objetivo de la misión “es llevar la buena noticia y descubrir la fe que vive en nuestra gente; tenemos que encontrarnos, tocarnos, vernos a los ojos. Eso es muy lindo porque se descubren muchos valores, y así crecemos”.
    Esta actividad se realiza desde hace 11 años, en distintas diócesis. En el caso de Monseñor Laxague, el año pasado le tocó participar de la misión en Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza.
    “Nos hemos encontrado con cosas comunes pero que son extraordinarias; testimonios, familias, gente enferma, chicos que buscan su futuro, miserias humanas; pero el Señor vino a encontrarse con todo eso para dar esperanza y cercanía. Si nos acercamos a las miserias de este mundo, vamos ayudando a soportarlas. No solamente hay que denunciar, sino tender la mano y poder compartir con el que sufre y con el que está contento”, expresó Mons. Laxague, y agregó: “La contención la hacemos entre todos, no solamente declamando o hablando, sino acercándonos. Muchas veces la gente lo que más necesita es que lo escuchen, eso ya es mucho. Hay que ayudar a levantarse al caído, Jesús vino para darnos nueva vida. La gente se encuentra receptiva, nos recibieron muy bien. No venimos a cambiarle la vida a nadie, ni a hacer proselitismo, venimos a conversar, a compartir”.
    En su reflexión personal sobre la acción de misionar, el obispo remarcó: “Me genera una gran alegría porque son hermanos nuestros, compañeros obispos que venimos a recorrer juntos esta diócesis, y no estamos solos, la iglesia somos todos. La gente agradece mucho ver que vino un obispo, ver que somos hombres como cualquiera, que nos cansamos, que nos mojamos con la lluvia y todo eso hace a la cercanía”.
    Por otra parte, Laxague puntualizó en los desafíos que enfrenta actualmente la sociedad argentina: “En tu casa vos miras que estén bien los miembros de la familia, si hay un enfermo nos dedicamos a cuidarlo, si tienen hambre a darle de comer. Después vienen los otros crecimientos. En nuestra nación tenemos que buscar que todos vivan mínimamente bien, que todos puedan comer y tengan techo, que nadie esté en la calle y todos tengan una actividad, un trabajo, un emprendimiento. Tenemos que cuidar eso, que se puedan desarrollar iniciativas propias, hay grandes emprendimientos y los pequeños se mueren, se funden, no tienen ayuda y eso provoca desocupación y tristeza. Hay que ayudar a los jóvenes a que sean emprendedores”. En la misma línea, y como mensaje, concluyó: “Juntos los vamos a hacer, no cada uno mirando lo suyo. Tenemos que unirnos, porque solo nadie hace nada. Para vivir necesitamos la ayuda del otro”.
    EN EL HOSPITAL Y HOGAR DE ANCIANOS
    En el Hospital de Zárate, el obispo Laxague y el padre Agustín fueron recibidos por la directora Dra. Laura Gasque, estando presente los concejales de Cambiemos María Elena Gallea y Angel Lavié. Visitaron enfermos, madres con sus bebés recién nacidos, la sala de Neonatología, e hicieron la bendición a los enfermos -a quienes dejando estampitas de San José con la oración- y al personal del nosocomio. El obispo se interesó por la marcha del Hospital, el número de camas, la atención preguntando si faltaban médicos o tenían problemas edilicios. También hablaron con directivos de la Asociación Cooperadora acerca de la tarea que realizan. Por su parte, el arzobispo de Buenos Aires visitó el Hogar de Ancianos donde tuvo oportunidad de hablar con los que allí residen y los directivos del Hogar, y donde almorzó con ellos.

    El Obispo Laxague y el Padre Agustín visitaron el Hospital y por la tarde el Hogar del Hermano Marcelo.