Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 12 - Zárate - 22.7° / 24.1°
    • Lluvia
    • Presión 1026.31 hpa
    • Humedad 100%
  • La Escuela 501 puso en marcha “Manos a la Obra”: construyen un horno de barro y un predio deportivo

    16/11/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La comunidad educativa de la Escuela 501 se embarcó en un proyecto inédito para una escuela de la ciudad denominado “Manos a la Obra”, que consistió en la construcción de un cajón de salto de arena para practicar esta disciplina atlética, una zona de lanzamiento de bala, la construcción de una parrilla y de un horno de barro, estilo chileno, para potenciar a los Trayectos Técnicos Profesionales (TTP) y fomentar el deporte paraolímpico en la escuela que vio nacer y desarrollarse a Hernán Barreto.
    En principio lo interesante del proyecto fue que los integrantes de estas unidades laborales, hoy llamadas TTP, participaron del armado del horno, ya que se involucraron los alumnos de herrería, a cargo del profesor Daniel Ribero, en la soldadura y la zinguería necesaria para el montaje. Luego, el propio taller de cocina fue quién se encargó del almuerzo de los docentes, Gabriela Cáffaro y los alumnos de Huerta y Granja también colaboraron en la construcción.
    Las docentes que presentaron el proyecto fueron la profesora de Educación Física, Sandra Molina; Daniel Ribero de Herrería y Laura Calderón como docente de Integración Laboral. Una vez presentado, la Cooperativa Eléctrica lo financió y finalmente charlaron con los voluntarios de Taller de Construcción Natural Zárate, quienes se acercaron a la escuela, durante dos días consecutivos, para construir el horno en el patio trasero del establecimiento. Los integrantes de Taller de Construcción Natural Zárate ya edificaron una casa de barro con techo vivo en Paraje Ortiz y varios hornos de este estilo. También colaboraron con la construcción de un horno de barro en un humilde barrio de Pilar con estos mismos fines y en el marco de un proyecto similar.
    En todo momento la dirección del colegio y la comunidad educativa acompañó la propuesta y fueron los propios alumnos, docentes y hasta padres de los chicos quienes metieron las mano en el barro y ayudaron en la construcción de este horno en dos días; de hecho docentes de otras disciplinas como Eugenia Neme y Sandra Molina, ambas de Educación Física, e Ignacio Caissón de Música, se involucraron de lleno en la propuesta, acompañando a los alumnos.
    Finalmente el viernes pasado se inauguró, luego de mucho trabajo y aprendizaje con representantes de Cooperativa Eléctrica, como entidad financiadora del proyecto.
    A fin de cuentas, este horno terminó siendo una excusa, pasó a segundo plano, ya que lo destacable es la importancia de tejer redes con otras entidades y agrupaciones, puertas afuera de la escuela reconociendo que no todo se reduce a una comunidad educativa sino a una comunidad de vecinos.
    HERNAN BARRETO VOLVIO A LA ESCUELA
    El otro eje del proyecto era el deporte, y para ello Hernán Barreto regresó a su escuela para participar de esta propuesta y estar presente charlando con la comunidad educativa. De hecho el predio deportivo llevará su nombre como ex alumno y campeón paraolímpico.
    Al igual que con los voluntarios de Taller de Construcción Natural Zárate, la escuela 501 se potenció con la entidad fomentista de Almirante Brown quien cedió una parte de sus instalaciones para la conformación de dicho predio deportivo.
    Una leyenda en la pared resume todo el trabajo desarrollado por la comunidad; “lo importante no es ser iguales; lo importante es formar un buen equipo”.

    El atleta paraolímpico Hernán Barreto visitó el establecimiento.