Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 19.7° / 19.8°
    • Despejado
    • Presión 1028.29 hpa
    • Humedad 72%
  • Anexo Fantasma presenta su última producción: ENLARUTA

    1/12/2018
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Con cuatro funciones, este fin de semana Anexo Fantasma presenta en Hipólito Yrigoyen 489 su nueva producción, ENLARUTA, una obra que narra en clave existencial, simbólica y metafórica, el paso, la transición entre la vida y la muerte.
    Una ruta indómita, cualquiera de las que ocupan una porción del planeta tierra; Dos almas que caminan sin sentido, obnubiladas por las luces que las ciegan, como si fuera gente que perdida que deambula. Así, sintetiza Juan Fiori el proyecto que junto al grupo de teatro de Anexo Fantasma, estrenará los próximos días, con dos funciones el sábado y otras dos el domingo.
    La producción de la obra, realizada íntegramente por los actores, al igual que la escenografía, el vestuario, y el maquillaje contó con un trabajo intensivo desarrollado durante cuatro meses; los textos, en cambio, nacieron algún tiempo atrás, quizá, durante la infancia de Juan: “Cuando yo era chico, jugaba inverosímiles carreras contra nadie, en las que yo tenía que llegar antes que una cuenta regresiva que me inventaba hasta la esquina. Los últimos segundos, las ultimas baldosas se volvían un vértigo loco. Un poco esa sensación tiene esta obra, la idea de que la vida es eso, una carrera contra uno mismo con una cuenta que se impuso uno”.
    La obra cuenta el suceso de dos amigos, que a bordo de una motocicleta Zanellase sumergen en una cruzada hasta Concordia para ver un recital del Indio Solari. “Un recital inexistente,en el camino, ahí en ese lugar, ocurre un accidente y aparecen las parcas de vialidad que vienen a llevarse a las almas de estos que quedan extraviados con cierto compromiso con el lugar donde sucedió la muerte, como si las almas hubieran quedado prendidas.Esta obra nace de una necesidad más imperiosa que tenía el grupo, de producir una obra que habíamos hecho y que había quedado medio inconclusa, que queríamos que la viera más gente. Entonces yo pensé en reescribirla y adaptarla para estos tiempos, creo que poéticamente sigue valiendo en la misma forma, para mi es hablar de eso, del camino a la muerte, es mi tema, lo que me interesa”, cuenta Juan Fiori, cargo de la dirección de la obra.
    En cuanto a los personajes, el director remarca la capacidad de no transmitir certeramente la realidad del ser humano, sinoque funcionan como iconos de otra cosa:“Están aquellos que se aferran a la vida, aquellos que existen con la locura, que tienen berretines, aquellos atemorizados que no se animan a salir, aquellos que reproducen un sistema injusto para subyugar a otros”.
    “En este proyecto intervienen como actores profesionalizados que me convocaron como director, es un proyecto de ellos y los valores que tiene esta obra no es más que de los actores. Ellos producen la obra, la escenografía, el vestuario, el maquillaje, y ahora la salen a defender ellos”, añade y manifiesta: “A mi me enorgullece muchísimo, me pone muy nervioso también porque soy de alguna forma monárquico, siempre me gusta tener la última palabra;pero me gusta que ellos me la saquen y ahora tengo que callarme y acatar, lo que me parece fantástico. La construcción colectiva es eso, que uno puedo ceder su ego y que mande el grupo”.
    De acuerdo al trabajo realizado durante estos años, puntualizando en generar una agenda autóctona del teatro independiente, Fiori destaca el valor del acto y el arrojo de los actores para sostener estas propuestas: “Es gente que se junta a defender la cultura y a hacer un espectáculo, con la vehemencia y la certeza de que es algo importante”. De manera inmediata, liga esto a un escenario puntual por el que atraviesa el país, y del cual los artistas no pueden abstraerse: “En un país de horror, con un gobierno de horror, en una ciudad sitiada económicamente por su ideología, por haber quedado en contra del gobierno nacional, y en medio de todo este desanimo, descontento, tristeza, frustraciones, ahí se alza más que nunca el hecho poético de hacer arte, a riesgo de perder dinero. Todos estos actores no viven del teatro, y van todos los días a trabajar y después vienen a ensayar, cansados, mal comidos, mal dormidos. Eso es inmenso”.
    ENLARUTA tendrá dos funciones mañana, a las 20 y a las 22 horas; y dos funciones el domingo, en el mismo horario, con entradas que tendrán un valor de $200, cuya recaudación será destinada a sostener el espacio para los meses de verano.

    Juan Fiori.