Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 18 - Zárate - 9° / 9.6°
    • Nublado
    • Presión 1018.66 hpa
    • Humedad 92%
  • Estiman que la temporada de lluvias y tormentas seguirá hasta el mes de abril

    11/1/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Semanas atrás, la ciudad se vio azotada por un gran frente de tormenta que proporcionó una importante descarga de agua acompañada por fuertes vientos, causando caída de postes, voladura de techos y caídas de árboles. Desde el área de Defensa Civil, anunciaron que durante lo que resta del verano continuarán este tipo de fenómenos, vinculados al ingreso de la corriente “El Niño”.
    En diálogo con LA VOZ, el titular de Defensa Civil, Claudio García, señaló que “el panorama continuará como lo venimos viendo desde los meses de octubre y noviembre, cuando el Servicio Meteorológico Nacional anunció que con la llegada de El Niño, iba a ser un verano con muchas lluvias, lo cual fue así, y que paulatinamente cada dos o tres días íbamos a tener lluvias”.
    Tormentas fuertes, con lluvias de variada intensidad y viento, son las características que presentan estos fenómenos. “Lo único es que nunca se puede determinar es donde va a caer”, comentó García, y agregó: “Las descargas fuertes, o el viento fuerte pueden pasar en Lima y por Zárate, muy poco. Lo mismo con la lluvia”.
    Este panorama, auguran continuará así hasta mediados de marzo y parte de abril. El origen de estas intempestivas tormentas, explicó el titular de Defensa Civil, “se produce porque hace calor y se dan como unas tormentas tropicales. Lo que pasa, es que chocan dos masas; una, la que estamos soportando con calor de más de 30 grados, con mucha humedad, y otra, una masa fría que viene del lado del sur, y al chocar se producen estas tormentas”
    La caída de grandes cantidades de agua en breves periodos de tiempo, suelen generar importantes complicaciones. “Si llueven 100mm en 40 minutos, se inunda todo porque no da tiempo a drenar.
    En cambio, si lloviera eso mismo en todo un día, no pasa nada, porque se va desagotando”, detalló.
    Recomendaciones para los vecinos
    Algunas zonas, más que otras, suelen verse significativamente afectadas por estas inclemencias climáticas que derivan en anegamientos e inundaciones. Al respecto, Claudio García indicó, a modo de recomendación, que “los vecinos tienen que tener limpios sus desagües y las zanjas en los barrios, mantener destapados los sumideros y las descargas de los techos”, aunque agregó que “no hay ciudad en el mundo que soporte una lluvia de tanta agua y no se inunde”.
    “Cuando surjan estas tormentas y haya alerta meteorológico, aquellas personas que no tengan la necesidad de salir de sus casas, que se queden; los que viven en edificios, cuando hay viento, tratar de no tener nada que pueda caer al vacío, como macetas en los balcones, y que lo tengan en un lugar seguro. Ante cualquier emergencia se pueden con el teléfono 03487-442288, que es la Dirección de Prevención Urbana, o con el Cuartel de Bomberos Voluntarios de Zárate (03487-422500)”.
    La corriente de El Niño
    El fenómeno de El Niño es un patrón climático que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical. En períodos que van de tres a siete años, las aguas superficiales de una gran franja del Océano Pacífico tropical, se calientan o enfrían entre 1°C y 3°C, en comparación a la normal. Este calentamiento oscilante y el patrón de enfriamiento, es conocido como el ciclo ENOS (o ENSO por sus siglas en Ingles), afectando directamente a la distribución de las precipitaciones en las zonas tropicales y puede tener una fuerte influencia sobre el clima en los otras partes del mundo.
    El origen del nombre de El Niño fue dado por pescadores peruanos a una corriente cálida que aparece cada año alrededor de Navidad. La referencia al niño Jesús, en sintonía con el cristianismo.